Coronavirus

España se garantiza un cartera mínima de 94 millones de vacunas frente al Covid-19

El contrato con Pfizer se suma a los previos de Sanofi, AstraZeneca y Jannsen

Las dosis son suficientes para 56 millones de personas

El ministro de Sanidad, Salvador Illa.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa.

España se va haciendo con una cartera amplia de vacunas experimentales contra el Covid-19. Los distintos acuerdos con los grandes laboratorios suman cerca de 95 millones de dosis lo que supone la inmunización para alrededor de 57 millones de personas y así superar los 47 millones de habitantes de su población. Aunque de momento, son peticiones a la espera de que estos productos sean aprobados por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés) y de que las compañías afronten su fabricación a lo largo del año que viene.

La cifra de 95 millones, que se puede ampliar en otros 42 millones opcionales, se alcanzará si este miércoles, tal como está previsto, la Comisión Europea firma el acuerdo de suministro de la vacuna de la estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNTech. Por este contrato, España recibirá 21 millones de dosis, ampliables adicionalmente con otros 10,5 millones, según el reparto proporcional a la población de cada Estado miembro. Salvador Illa confirmó ayer la intención de España de sumarse a esa adquisición comunitaria y espera recibir los primeros viales desde diciembre, pero sobre todo a partir de 2021.

La compra a Pfizer se suma a las ya comunicadas anteriormente de AstraZeneca, Janssen (grupo Johnson & Johnson) y del consorcio formado por Sanofi y GSK, adquisiciones todas adelantadas en las últimas semanas por Cinco Días.

El Ejecutivo de Ursula von der Leyen cerró conversaciones preliminares en septiembre con Pfizer y BioNTech para adquirir 200 millones de viales, ampliables a otros 100 millones. En esa fecha, y hasta ahora, las partes no comunicaron el precio pactado. A partir de hoy, los Estados miembros pueden sumarse a esa compra anticipada comunitaria y, como es lógico, es previsible que todos los países se aprovechen de esta adquisición. “Esta es la vacuna más prometedora hasta ahora. Una vez que esta vacuna esté disponible, nuestro plan es implementarla rápidamente en cualquier lugar de Europa”, señaló ayer Von der Leyen.

El primer acuerdo al que el Ministerio de Sanidad se sumó fue el de AstraZeneca, de 21 millones de dosis, ampliables a otros 10,5 millones. El departamento de Salvador Illa confirmó en octubre que espera los primeros 3,1 millones de viales de la compañía británica en diciembre, y el resto a lo largo de 2021.

Posteriomente, Sanidad ha mostrado su voluntad de recibir el futuro suministro del producto del consorcio de Sanofi y GSK, con un pedido de otros 31 millones de dosis. En este caso, los ensayos van más atrasados que los de Pfizer y AstraZeneca y no se espera que estén concluidos hasta que avance 2021.

Igualmente, Sanidad prevé sumarse al contrato con Janssen, por el que a España le corresponderán 21 millones de viales, más otros 21 millones optativos.

Los productos de Pfizer, Sanofi y AstraZeneca se utilizarán en dos dosis, por lo que sirven para 36,5 millones de personas. En el caso de Janssen, que lanza un producto monodosis, se puede inmunizar a otros 21 millones de personas.

Nada garantiza que finalmente estas vacunas reciban la aprobación y alguna puede quedarse en el camino si falla la I+D. También hay que tener en cuenta que no todas estas dosis llegarán a la vez ni a principio de año, sino que las compañías irán suministrando los frascos con el preciado antígeno a lo largo de 2021. Aunque las autoridades confían en contar con una inmunización avanzada en primavera, es probable que pasen más meses hasta una distribución a gran escala debido a la necesidad que tienen los laboratorios de producir miles de millones de dosis y la escasa capacidad industrial en la actualidad.

36 millones más potenciales de Curevac y Moderna

España se puede garantizar otra reserva aproximada de 36 millones de dosis de vacuna frente al nuevo coronavirus, si como es previsible, la Comisión Europea cierra los preacuerdos avanzados en las últimas semanas con las compañías Moderna y Curevac, otras de las empresas que desarrollan ensayos con humanos. Con el reparto proporcional a la población respecto a la UE, a España le corresponderían 28 millones de la alemana Curevac y otros ocho millones de la estadounidense Moderna.

Igualmente Reuters informó en septiembre que el Ejecutivo comunitario planea comprar 100 millones de ampollas a la estadounidense Novavax (10,5 millones para España).

Normas
Entra en El País para participar