Euforia en Bolsa: el Ibex sube un 8,57% en su mejor sesión en 10 años

El selectivo español retorna a niveles de julio

Euforia en Bolsa: el Ibex sube un 8,57% en su mejor sesión en 10 años pulsa en la foto

Despejada la incógnita de quién será el presidente de EE UU los próximos cuatro años, las subidas se abrieron paso en las Bolsas desde primera hora. Unos ascensos que se vieron impulsados tras conocerse que la vacuna contra el coronavirus en la que trabaja de Pfizer es efectiva en más de un 90%.

IBEX 35 8.225,00 -1,12%
EUR x USD 1,2068 -0,887%
Petroleo Brent 65,970 -1,361%

Los inversores, cansados de las malas noticias, no dudaron en aprovechar la oportunidad que les brindaba el mercado para intentar suavizar los débiles resultados de este 2020 y optaron por elevar su apetito por el riesgo. Este comportamiento tuvo su máximo exponente en el Ibex 35. El selectivo español, que comenzó la jornada con subidas que rondaban el 1,5%, pisó el acelerador y si bien en niveles intradía llegó a sumar un 9,7%, al cierre concluyó un alza del 8,57%, el mayor ascenso desde mayo de 2010 cuando subió un 14,35% después de que el Ecofin acordara crear un fondo permanente con 750.000 millones de euros listos para asistir a los países de la eurozona.

Las subidas registradas superan con creces los ascensos registrados el pasado mes de marzo –el 24 de marzo subió 7,82% y el 17, un 6,41%– cuando los inversores activaron la remontada tras los desplomes sufridos en los días previos. En un solo día el selectivo español avanzó 589 puntos, pasando de los 6.870,40 del viernes al cierre a los 7.459,40 de hoy.

El resto de índices europeos también avanzaron con fuerza aunque no con tanta como el índice español. El Dax alemán se anotó 4,94% y como ya sucediera en verano se sitúa cerca de entrar en ganancias en el año. El Cac francés, otro de los índices fuertemente castigados por su dependencia del sector servicios, el más golpeado con la crisis del coronavirus, sumó un 7,57%. Por detrás se situaron el Mib italiano y el FTSE británico que avanzaron un 5,43% y un 4,67%, respectivamente.

Aunque todavía queda un largo camino para que la vacuna sea aprobada por las autoridades y empiece a suministrarse al conjunto de la población, como siempre ocurre en el mercado los inversores se dejaron llevar por las expectativas. Después de meses en los que las noticias referentes a los ensayos clínicos en la lucha contra el virus han deparado más tristezas que alegrías, esta vez los inversores empiezan a ver algo de luz al final del túnel.

Es muy pronto para cantar victoria, pero el mercado no ha dudado en poner en precio la inmunidad de la población, algo que de confirmarse en los próximos meses ayudaría a las economías a salir del pozo en el que se han visto sumidas con la crisis sanitaria. La famosa recuperación en V con la que tanto se especuló nada más levantarse en confinamiento se ha visto ensombrecida en los últimos meses con el repunte de los contagios y la vuelta a las restricciones, unas medidas que en el caso de Europa se han traducido en nuevos confinamientos ya sean locales o nacionales. El anuncio de los prometedores resultados en la vacuna contra el virus vuelven a acercar la idea de una pronta recuperación, algo que se dejó sentir con fuerza en sectores como el turismo y el bancario que sumaron un 7% y un 12,3% en Europa. Su buen desempeño y su elevado peso en el Ibex 35 explican el mejor comportamiento registrado por el índice.

James Athey, director de inversiones de Aberdeen Standard Investments, señala que la perspectiva de una vacuna eficaz contra el Covid-19 ha sido durante mucho tiempo una de las principales expectativas de los inversores. El experto considera que por primera vez desde marzo la rotación de carteras desde los activos más defensivos a los más cíclico está siendo realista. “El mercado está empezando a pensar seriamente en una economía mundial que funcione con normalidad y en cómo posicionarse para ese retorno a la normalidad tan bien recibido”, añade.

El optimismo tuvo su réplica en el mercado estadounidense. El Dow Jones y el S&P 500, que llegaron a alcanzar sus máximos históricos, subieron un 2,95% y un 1,17%, respectivamente. Por el contrario, el Nasdaq cayó un 1,53%. Además de los avances científicos para frenar la expansión de la pandemia, en el caso de la Bolsa estadounidense cobró un mayor protagonismo el resultado de las elecciones celebradas la semana pasada. Después de un escrutinio muy reñido el sábado se confirmó la victoria de Jode Biden. El 20 de enero el candidato demócrata se convertirá oficialmente en el próximo inquilino de la Casa Blanca. Se despeja así una de las incógnitas que más volatilidad había generado al mercado en las últimas semanas y destierra el peor de los escenarios que pasaba por una judicialización del recuento, un proceso que ya en el 2000 provocó que las acciones americanas perdieron un 8% en el mes que el tribunal supremo tardó en dilucidar el resultado de las elecciones.

“El discurso de victoria conciliadora de Joe Biden ha reconfortado a los inversores dada su reacción positiva ante el fracaso de los demócratas (por ahora) para tomar el control del Senado, manteniendo así bajo control los aspectos más radicales de la plataforma de los demócratas sobre la regulación y los impuestos. El mercado se centra ahora en las posibilidades de un rápido empuje fiscal”, señala Gille Moëc, economista jefe de AXA IM. No obstante, aunque algunas de las propuestas más agresivas del programa demócrata como la subida de impuestos se ven obstaculizadas por la falta de control en el Senado, el Nasdaq, el índice que mejor se ha comportado en los meses de pandemia llegando acumular una subida del 33,6% en el año, registró ayer un peor desempeño. La mayor regulación que propone Biden para evitas abusos de mercado es vista con buenos ojos por los gigantes de internet, algo que quedó ayer patente en la Bolsa.

Normas
Entra en El País para participar