El Gobierno subastará 20.000 megavatios en renovables hasta 2025

Las primera pujas se celebrarán en diciembre y la fotovoltaica acaparará la mitad de las subastas

El Gobierno subastará 20.000 megavatios en renovables hasta 2025 Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico tiene previsto convocar una subasta en diciembre para la asignación de régimen económico de energías renovables para un mínimo de 3.100 megavatios (MW). Así lo refleja el calendario a cinco años incluido en la orden ministerial que regulará este nuevo mecanismo de subastas y que va a iniciar su trámite de audiencia pública.

En las subastas que el ministerio quiere realizar este año, al menos 1.000 MW se destinarán a energía eólica; otros 1.000 MW a fotovoltaica, y 80 MW a biomasa, quedando el resto de potencia a subastar sin restricción tecnológica. Respecto al calendario hasta 2025, se fija un objetivo mínimo de 19.440 MW, de los que algo más de la mitad, 10.000 MW, son de fotovoltaica, tecnología que cuenta con un mínimo de 1.800 MW anuales entre 2021 y 2025. Por su parte, la potencia mínima de eólica a subastar en este periodo es de 8.500 MW. En su caso, tras los 1.000 MW de este año, se prevén subastas por un mínimo de 1.500 MW anuales entre 2021 y 2025.

Otras tecnologías

Además, se fija también un mínimo de 500 MW para instalaciones termosolares. Esta tecnología, que no cuenta con asignación para 2020, contará con un mínimo de 100 MW anuales entre 2021 y 2025. En cuarta posición, la potencia mínima asignada a biomasa es de 380 MW. Arranca el periodo con una asignación de 80 MW este año y después su cuota mínima baja hasta los 60 MW anuales entre 2021 y 2025. En último lugar, la orden ministerial también incluye una cuota para otras tecnologías como biogás, hidráulica o maremotriz. En su caso, se prevé una asignación mínima de 60 MW anuales hasta 2025, con metas de 20 MW en 2022, 40 MW en 2024 y 60 MW para concluir el ciclo en 2025.

Una vez aprobada la orden, cada convocatoria se concretará mediante resolución de la Secretaría de Estado de Energía, que se publicará en el Boletín Oficial del Estado y que detallará las reglas de aplicación en cada subasta. Este nuevo régimen económico de energías renovables resulta indispensable para cumplir con los compromisos de descarbonización que España adquirió en el Acuerdo de París y como Estado miembro de la Unión Europea. Estos compromisos ya fueron recogidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030, que prevé la instalación de en torno a 60.000 MW renovables en la próxima década y que incluye, entre sus medidas, el desarrollo de este tipo de subastas.

Frente a las dudas de las eléctricas sobre si la celebración de las subastas es la mejor manera de impulsar las renovables, fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica aseguraron que “representa uno de los mecanismos más relevantes para incrementar y diversificar el mercado de generación en España y para incorporar competencia”. Además remarcaron que los volúmenes asociados a las subastas se complementarán con los que se deriven de otros instrumentos de apoyo a las renovables que puedan establecerse empleando otros esquemas de financiación, justificados por las disponibilidades presupuestarias, la madurez tecnológica, la estructura de costes o cualquier otra característica específica de las tecnologías.

Repotenciación

Los adjudicatarios de esas subastas, que deberán aportar garantías de 60.000 euros por megavatio, dispondrán de un plazo de seis meses para identificar la ubicación de las plantas y de 12 meses para lograr la autorización para construirlas. El plazo de puesta en servicio se fijará en cada subasta y dependerá del tipo de tecnología. La orden, que ahora debe ser revisada por la CNMC, permite también acudir a las subastas para acometer trabajos de repotenciación de instalaciones ya construidas, siempre que tengan una antigüedad mínima de 17 años. Asimismo, permite presentar proyectos híbridos.

Otros aspectos recogidos en la orden son que se permitirá fijar un precio máximo o que no se permite que un único operador obtenga más del 50% de la potencia subastada. Adicionalmente, se exigirá que la demanda supere al menos en un 20% la potencia ofertada y de no ser así se reducirá la potencia adjudicada.

El calendario de la orden ministerial es orientativo, se actualizará anualmente y estará orientado a la consecución de los objetivos de producción renovable establecidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima. El producto para subastar será la potencia instalada y los participantes pujarán ofertando el precio que están dispuestos a cobrar por la energía que genere la instalación. Los mecanismos de apoyo podrán incluir productos diferenciados y dentro de cada uno podrán establecerse reservas mínimas de producto a adjudicar a una o varias tecnologías.

Unef recalca que dará estabilidad al sector

Fotovoltaico. La Unión Española Fotovoltaica (Unef) aplaudió la publicación del programa de subastas de renovables a cinco años, si bien consideró necesario complementar el marco regulatorio con subastas específicas para proyectos de menos de 10 megavatios (MW), reservándose un 20% de la capacidad subastada. Unef, que valoró la rapidez de la publicación, señaló asimismo que sería deseable que el marco regulatorio se complemente con medidas que favorezcan la participación del mayor número de actores y que se reduzcan riesgos, limitando la posibilidad de que se pueda adjudicar más de un 30% de la potencia subastada a una sola empresa. El director general de Unef, José Donoso, dijo que el plan “dará estabilidad y visibilidad al sector y favorecerá el desarrollo industrial y las inversiones en I+D”.

Iberdrola. Fue el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, el que aprovechó la presentación del nuevo plan estratégico de la compañía para cargar contra las subastas de renovables, ya que consideró que el Gobierno no tiene por qué asumir ese compromiso, “cuando hay disposición a hacer inversiones por parte de las empresas”. La Asociación Española de Fabricantes de Bienes de Equipo Eléctricos de Alta y Media Tensión (Afbel) pidió el viernes más inversiones de grandes empresas que arrastren hacia la nueva economía verde.

Normas
Entra en El País para participar