La Airef estima que La Rioja lideró el crecimiento del tercer trimestre con un alza del 21,7%

Le siguieron Navarra, con un 20,5%; Aragón, con un 19,8%, y Comunidad Valenciana, con un 19,7%, mientras que el avance más débil fue el de Andalucía, con un 13,2%

 La presidenta de la Airef, Cristina Herrero.
La presidenta de la Airef, Cristina Herrero.

El histórico rebote que protagonizó la economía española en el tercer trimestre del año, cuando se alzó un inédito 16,7% en comparación con la parálisis económica que impuso el confinamiento ante la pandemia del Covid-19 durante la primavera, ha sido fuertemente desigual por regiones.

Así lo estima la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), que al calcular la tasa de crecimiento de cada comunidad autónoma durante el verano concluye que hubo diferencias de casi 10 puntos entre la tasa de avance de unas y otras.

Así, los datos publicados por la institución que preside Cristina Herrero apuntan a que La Rioja lideró el crecimiento del tercer trimestre con un alza del 21,7%. Le siguieron Navarra, con un 20,5%; Aragón, con un 19,8%, y Comunidad Valenciana, con un 19,7%.

En el lado opuesto del ranking, con el incremento más bajo registrado, se sitúa Andalucía, con un avance del 13,2%. Algo por encima se sitúan Extremadura, con un alza del 13,5%; Baleares, con un 13,9%; Murcia, con un 14,4% y Canarias, con un 14,9%.

Entremedias de ambos grupos, más alineadas con la cifra global provisional que hizo público el Instituto Nacional de Estadística (INE) el pasado viernes, se sitúa Cantabria (15,3%); Galicia (15,8%); Castilla y León y Castilla La Mancha (ambas con un avance del 16,3%); Madrid (17,3%); País Vasco (17,5%); Cataluña (17,7%) y Asturias (18%).

El descenso interanual

A partir de ahí, la variación interanual, en la que España aún sigue un 8,7% por debajo de los niveles registrados a cierre de septiembre de 2019, la región que más ha retrocedido es, con diferencia, Baleares, que cae un 21,3%. Le sigue a distancia Canarias, con un descenso del 13,4%.

Por el contrario, el territorio que menos ha sufrido el varapalo del Covid-19 en comparación con sus niveles de hace un año es Extremadura, cuyo descenso es de solo el 4,1%, algo por debajo del 4,3% de Murcia, y el 4,5% de Castilla-La Mancha.

Castilla y León o Cantabria han caído un 5% interanual; Asturias, un 5,4%; País Vasco, un 5,6%; Aragón, un 6,1%; La Rioja, un 6,3%; Madrid, un 8%; Andalucía, un 8,1%; Navarra, un 8,6%; la Comunidad Valenciana un 9,5%; y Cataluña, un 12,6%.

Normas
Entra en El País para participar