Ford gana 1.289 millones hasta septiembre y anticipa un resultado positivo para el cierre de año

El fabricante estadounidense anticipa una cifra positiva para el conjunto del ejercicio

El presidente y consejero delegado de Ford, Jim Farley.
El presidente y consejero delegado de Ford, Jim Farley. Reuters

Ford obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.509 millones de dólares (1.289 millones de euros) en los nueve primeros meses del año, lo que se traduce en un descenso del 12,2% en la comparativa interanual, según datos publicados por la empresa.

El presidente y consejero delegado de la empresa, Jim Farley, ha destacado que la evolución de la compañía en el tercer trimestre mejoró gracias a la recuperación del mercado y a la estrategia llevada a cabo por Ford orientada a maximizar los modelos de más rentabilidad.

Así, el directivo ha señalado que existe una oportunidad de mercado en este momento en el que la empresa está volviendo a crecer, para lo que tendrá que continuar ofreciendo productos y servicios que los clientes demanden.

La cifra de negocio de la compañía del óvalo entre enero y septiembre se situó en 91.192 millones de dólares (77.941 millones de euros), un 21,5% menos, mientras los ingresos de la división de Automoción bajaron un 22,6%, hasta 82.669 millones de dólares (70.657 millones de euros).

De su lado, registró un resultado operativo negativo de 1.966 millones de dólares (1.680 millones de euros), en comparación con las ganancias de 1.031 millones de dólares (881 millones de euros) de un año antes.

En el tercer trimestre del ejercicio, la empresa con sede en Michigan (Estados Unidos) se anotó un beneficio neto atribuido de 2.385 millones de dólares (2.038 millones de euros), lo que supone una fuerte mejora del 461% respecto al mismo periodo de 2019.

Entre julio y septiembre, los ingresos de la corporación se situaron en 37.501 millones de dólares (32.052 millones de euros), un 1,3% más, al tiempo que su beneficio operativo fue de 2.351 millones de dólares (2.009 millones de euros), en comparación con los 'números rojos' de 261 millones de dólares (223 millones de euros) del año previo.

Para el último trimestre del año, Ford contempla que su resultado operativo ajustado se sitúe entre el break even y una cifra negativa de 500 millones de dólares (427 millones de euros), aunque anticipa una cifra positiva para el conjunto de 2020.

Aliazan con Volvo para cumplir objetivos de emisiones

La empresa norteamericana se ha aliado con Volvo Cars para cumplir con los objetivos de emisiones de dióxido de carbono (CO2) marcados por la Comisión Europea (CE).

El fabricante sueco ha anunciado que logrará la imposición de Bruselas y, por tanto, ha firmado un acuerdo de agrupación con Ford para compartir su excedente. Invertirá en nuevos proyectos de tecnologías 'verdes' los ingresos resultantes de la, que está potencialmente abierta a otros fabricantes.

"Para Volvo Car, el futuro es eléctrico y estamos transformando nuestra empresa mediante acciones concretas. Me complace ver que estamos superando nuestros objetivos de reducción de CO2. Demuestra que nuestra estrategia es la adecuada para nuestro negocio y para el planeta", ha asegurado el consejero delegado de Volvo, Hakan Samuelsson.

Todo ello gracias a que las ventas de modelos híbridos enchufables de Volvo aumentasen hasta suponer una cuarta parte de sus matriculaciones en Europa durante los tres primeros trimestres de este año.

Por su parte, Polestar inició la comercialización de su modelo Polestar 2 100% eléctrico a principios de este año.

La nueva normativa de emisiones europea para vehículos ligeros establece que la media de los automóviles vendidos en Europa por cada fabricante no genere más de 95 gramos de CO2 por kilómetro recorrido si quieren evitar multas que podrían elevarse a miles de millones de euros.

Los productores de automóviles tendrán hasta tres años para adaptarse a esta nueva norma. Así, en el periodo 2020-2022, un coche que contamine menos de 50 gramos de CO2 por kilómetro (eléctricos e híbridos enchufables) se computará como dos ventas este año, como 1,67 vehículos en el segundo año y como 1,33 automóviles en el tercero. No será contado como un solo vehículo hasta 2023.

El superar los límites marcados supondría exponerse al pago de multas millonarias ya que, por cada gramo y vehículo vendido que se pase de estas cifras las compañías tendrán que abonar 95 euros.

Normas
Entra en El País para participar