El renting toma medidas anticrisis extraordinarias

Las compañías rebajan los precios, fijan moratorias en el pago y extienden los contratos

Renting Septiembre 2020 Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Aunque también tuvieron que hacer malabares para afrontar el confinamiento, el renting está resistiendo la pandemia mejor que otros negocios, como las ventas de coches, el turismo o incluso el carsharing, que ha visto multiplicarse sus pérdidas porque muy pocos quieren compartir hoy nada y menos aún el coche.

Así y todo, Rocío Carrascosa, consejera delegada de Alphabet España, asegura que debió de crearse más de un comité de crisis “para ver cómo parábamos el huracán que se nos venía encima”. Y de hecho, las matriculaciones en renting al mes de septiembre caen un 36,8% respecto al mismo periodo de 2019, así como las inversiones en la compra de vehículos, que bajan casi el 34%, según la Asociación Española de Renting (AER).

La suscripción, el alquiler de coches de segunda mano y la gestión 100% online, principales efectos de la pandemia

Una de las razones de que no se desplomara este negocio es que “la mayoría de los contratos se alargaron”, explica María Martínez, directora del bróker MasQRentig, “pero las compañías también tuvieron que fijar moratorias en el pago e incluso rebajar las cuotas”.

No obstante, Antonio Cruz, subdirector general del área comercial de ALD Automotive, destaca que la clave es la flexibilidad del servicio, que permite devolver el coche sin coste alguno. “Si antes los plazos para cambiar el vehículo eran cortos, ahora más, apenas un año, dependiendo de los picos de producción”, indica.

Los particulares pueden acceder a un vehículo por 6,99 euros al día, sin IVA, con Arval

Las medidas extraordinarias tomadas en Alphabet “fueron pactadas con los clientes que lo necesitaron”, afirma Carrascosa: se paró la facturación para no tener devoluciones, se ampliaron los contratos y se bajó la cuota un 5% (al igual que otras empresas) para no perder clientes.

Además, Alphabet ha fomentado el renting flexible sin coste y ha creado un nuevo servicio “muy americano”, por suscripción (Mobility Flex), para modelos BMW y Mini. La reserva, contratación y pago son digitales, el servicio permite cambiar tres veces de vehículo con la misma cuota para acuerdos de más de 12 meses y se puede contratar desde un mes.

“En marzo y abril tuvimos muchas devoluciones”, afirma Eduardo González de la Rocha, director comercial de Northgate Renting Flexible. “En junio recuperamos casi el total de la cartera y hoy ya estamos en números previos al estado de alarma”, asegura. Una de sus bazas es su renting 100% flexible, que les permite adaptarse al cliente que no quiere ataduras, “máxime ahora con la incertidumbre”.

Con una flota de 55.000 vehículos, el grupo, especializado en vehículos industriales y turismos de trabajo, permite contratar desde un mes hasta cuando desee el cliente sin ningún tipo de penalización. Lo que sí ha hecho esta crisis, advierte De la Rocha, “es reforzar la digitalización de la empresa para hacer todas las gestiones online”, evitando el contacto personal.

Una de las primeras medidas que tomó ADL Automotive para evitar problemas de liquidez fue adelantar 3,3 millones de euros a sus 830 proveedores, sobre todo pymes (talleres, concesionarios, transportistas...) y pagar de forma inmediata todas las facturas pendientes, tanto de mantenimiento de la flota como de gestión.

Además de ampliar plazos y reducir cuotas, la firma lanzó un renting de vehículos usados (ReDrive) por el cual el cliente lo alquila seis meses y luego lo devuelve o lo compra. En este último caso se le devuelve el 50% de las cuotas del renting. En la misma línea actuó MasQRenting: realquila coches de segunda mano procedentes de contratos a largo plazo, con todos los servicios y cuotas más bajas. Aunque el contrato es de hasta 4 años, se puede cancelar en el primero. El renting flexible para particulares de este grupo es a partir de tres meses, sin coste de devolución, y a largo plazo, permite cancelar gratis desde el séptimo mes.

El renting toma medidas anticrisis extraordinarias

Ramón Calvo, consejero delegado de Alquiber, es muy optimista por la flexibilidad de esta fórmula y prevé crecer más de dos dígitos en los próximos tres años. “La compra de coches pasará a segundo plano y esto aumentará la demanda de este servicio, que no requiere inversión”, sostiene. Alquiber, que en breve lanzará una web de venta digital, también aplicó descuentos y suspendió el cobro a los clientes afectados por la crisis “para apoyarlos”.

En la desescalada, Arval puso en marcha un paquete de soluciones integral. Entre ellas, destaca la dirigida a particulares para que puedan acceder a un vehículo nuevo desde 6,99 euros (sin IVA) al día, extensiones para las empresas, el renting de bicis eléctricas y la entrega a domicilio de los vehículos nuevos. Pese a un “abril negro”, Manuel Orejas, director de desarrollo de negocio, estima que la flota puede llegar a crecer en los próximos dos años por la demanda de particulares y pymes.

LeasePlan también ha ofrecido soluciones a los clientes con dificultades de pago, como alargar los contratos 12 meses “para ganar tiempo” hasta que se aclare la incertidumbre. Tras observar la tendencia de mayo y junio, coincide en que el alquiler tiene la oportunidad de crecer, dada la falta de certezas económicas y el miedo a la infección.

Las cifras

Ventas. Más de 145.000 fueron los coches que se matricularon en renting hasta septiembre, un 36,8% menos que en el mismo periodo de 2019. Aun así, sigue ganando peso en las matriculaciones totales, alcanzando el 20,26% del total.

Motores. Los vehículos propulsados por energías alternativas (eléctricos, híbridos, gas) siguen creciendo en renting hasta el 17,7%, frente al 10,5% del año pasado. La penetración en el mercado total del coche eléctrico en renting es del 27,19%.

Canal empresas. El peso del renting en el canal de empresa al mes de septiembre fue del 39,7%, casi cuatro puntos más que el 35,9% de los primeros nueve meses del año pasado.

Normas
Entra en El País para participar