Industria

La Xunta ve "fundamentos claros" de que un ERE en Alcoa no se ajustaría a legalidad

Feijóo insiste en que si se demuestra la "mala fe" de la empresa, el Gobierno tendrá una petición para intervenir la factoría de San Cibrao

El vicepresidente segundo de la Xunta y conselleiro Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, visita la empresa Galmask en Vigo, este miércoles.
El vicepresidente segundo de la Xunta y conselleiro Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, visita la empresa Galmask en Vigo, este miércoles. Ep

El vicepresidente económico de la Xunta de Galicia y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, ve "fundamentos claros" de que si finalmente Alcoa acaba presentando un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) no se ajustaría a la legalidad, y ha advertido a la multinacional de que si no se aviene a la venta de la planta de San Cibrao (Lugo), las administraciones central y gallega "actuarán".

En declaraciones a los medios durante una visita a la empresa Galmask en Vigo, Conde ha dicho confiar en que Alcoa "pueda rectificar" después de haber actuado "de mala fe" y que "entienda que todas las advertencias de la autoridad laboral se corresponden con la realidad del proceso".

Ha abundado en que existe "un comprador todavía interesado, Liberty", y en que también existe la opción de la venta de la factoría de aluminio la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

En el caso de que no se produzca la venta, el conselleiro ha reseñado que "desde el primer día" que finalizó el proceso de consultas, Xunta y Gobierno central vienen trabajando para "identificar todos los procedimientos posibles desde el punto de vista laboral, administrativo y de posibles actuaciones es en el ámbito judicial".

"La Xunta tiene claro que no podemos dar ni un solo paso atrás. Trabajamos coordinados con el Gobierno para actuar y dar una respuesta a los trabajadores. Ese es nuestro objetivo", ha enfatizado.

De su lado, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha remarcado su compromiso con los trabajadores de Alcoa y ha asegurado que si "se acredita la mala fe" de la multinacional para no vender la fábrica con el fin de eliminar un competidor, "entonces el Gobierno de España tendrá una petición formal para intervenir la compañía".

Con rotundidad, Feijóo ha hecho esta afirmación en el pleno del Parlamento, en una sesión de control en la que la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, exigió conocer si el Gobierno gallego "trabaja ya" en la "intervención" de la fábrica de aluminio primario, una reclamación que los nacionalistas llevan meses realizando y que urgen en este momento.

Normas
Entra en El País para participar