Hacienda dispara un 53% el techo de gasto de 2021 hasta los 196.000 millones

El Ejecutivo estima que el déficit saltará al 11,3% este año y se rebajará al 7,7% en 2021

Techo de gasto 54% Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El Gobierno terminó de definir este martes los límites del plan presupuestario que ultima en respuesta a la crisis del coronavirus aprobando un inédito incremento del techo de gasto de más del 53% para 2021, hasta los 196.097 millones de euros, la cuantía más alta de la serie histórica. La cifra incluye una actualización del 7,2% respecto a los 127.609 millones de 2020 y la subida ronda el 30%, avanzado por este diario, una vez sumados los 27.436 millones de euros que se espera ingresar de las ayudas europeas, pero acaba de dispararse por nuevas transferencias anunciadas para apoyar a las comunidades autónomas (13.496 millones) y la Seguridad Social (18.396 millones) en plena pandemia de coronavirus.

“Este año nos encontramos ante un Presupuesto inédito, extraordinario, que busca poner las bases para un cambio de modelo del país, para una España más justa, ecologista y cohesionada”, expuso ayer la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, al presentar la cifra definitiva que había aprobado el Consejo de Ministros.

Montero recordó que el Gobierno ha decidido dejar en suspenso las reglas fiscales de 2020 y 2021, después de que Bruselas diera luz verde a anular los objetivos de déficit también el próximo año, y que pedirá al Parlamento que apoye esta decisión. Derogada la senda fiscal hasta ahora vigente y sin necesidad de debatir una nueva, el Congreso de los Diputados será informado del nuevo techo de gasto pero no tendrá que pronunciarse sobre el mismo.

La ministra confió en que la oposición de luz verde a esta medida, si bien advirtió que “se suspenden las reglas fiscales pero no se suspende la responsabilidad fiscal del Gobierno ni del conjunto de administraciones públicas”. Por ello, aseveró, en 2021 se comenzará a tomar medidas para reconducir las cuentas públicas. “Esta reducción del déficit no se va a hacer con recortes”, matizó, sino que será “compatible con políticas que refuercen el Estado del bienestar y la justicia social”, prometió.

A partir de aquí, el Gobierno prevé que el déficit se dispare del 2,8% del PIB al 11,3% este año y se rebaje al 7,7% el próximo ejercicio. Será la administración central quien cargue con el mayor déficit (5,2%) al asumir 31.800 millones del agujero fiscal de las regiones y la caja de las pensiones vía transferencias.

De hecho, Hacienda ya comunicó el lunes a las autonomías que dispondrán de barra libre de gasto público, fijando una tasa de referencia de déficit del 2,2% que podrán superar sin penalizaciones y que, además, el Estado cubrirá parcialmente asumiendo un 1,1% del PIB.

A su vez, la medida permitirá a los ayuntamientos hacer usos de sus cuantiosos remanentes, que normalmente no pueden utilizar sin aprobar ingresos equivalentes dado el veto legal que pesa sobre su incursión en déficit. Se prevé que los municipios puedan usar así unos 15.000 millones de euros en ahorros acumulados de años de superávit, mientras que Hacienda ultima un fondo de asistencia a los que no cuentan con remanentes. Su tasa de referencia de déficit para 2021, de nuevo solo orientativa, es del 0,1%.

Lo cierto, en todo caso, es que suspendidas las reglas fiscales tampoco la administración central tendrá la obligación de cumplir con su propia referencia. Aún así, Montero aseguró que PSOE y Unidas Podemos están estudiando algunas medidas tributarias progresistas, que incluyen alzas de IRPF a rentas altas, la revisión de la fiscalidad de los planes de pensiones privados, la rebaja de Sociedades para pymes o la subida del IVA a la sanidad y la educación privadas, pero no detalló qué parte de la mejora del déficit de 2021 fía a estos nuevos ingresos y cuál a la mera mejora del PIB.

En todo caso, Montero aseveró que negociará con el resto de fuerzas el plan presupuestario, que prevé presentar durante octubre una vez cuente con los avales para impulsarlo. El enorme aumento del gasto aprobado ayer promete engrasar esas negociaciones.

Normas
Entra en El País para participar