Infraestructuras

ACS negocia la venta de su constructora industrial Cobra a la francesa Vinci

El grupo español pondría el foco en construcción y gestión de infraestructuras

El presidente de ACS, Florentino Pérez.
El presidente de ACS, Florentino Pérez.

Nunca en las múltiples presentaciones de ACS ante analistas e inversores, tampoco en las comparecencias públicas de sus ejecutivos, se había aprovechado para poner en el escaparate el principal brazo industrial del grupo, la filial Cobra, una empresa de más de 4.000 millones de facturación. Se trataba de un activo prácticamente intransferible; de una de las joyas de la corona, que diferencia a ACS como una de las grandes en servicios a utilities. Pero fuentes de toda solvencia aseguran que ha llegado el momento de escuchar ofertas por esta firma integrada en el grupo en 1989.

La compañía que preside Florentino Pérez está en negociaciones con uno de los gigantes europeos del sector de las infraestructuras, que las mismas fuentes identifican como la francesa Vinci.

Los contactos son iniciales y se trata, de momento, de reconocer el interés de la parte gala por Cobra y saber de la disponibilidad de ACS para un cambio de manos. Aunque una operación de este calado no estuviera prevista en el arranque del año por Florentino Pérez y su equipo más cercano, parece que existe predisposición a hacer caja en un momento crítico para la economía por la pandemia del coronavirus. ACS también viene de resentirse seriamente en sus resultados por la actividad de Cimic en Oriente Medio, a través de la filial BICC. La provisión de primeros de año fue de 400 millones.

Un gigante con experiencia en energía

La francesa Vinci, una de las firmas de infraestructuras más diversificadas del mundo, daría un salto significativo en construcción industrial con la toma de Cobra. El conglomerado cuenta ya con experiencia previa en la ejecución de infraestructuras energéticas.

La compañía destaca especialmente en el campo de las concesiones, tanto de carreteras como de aeropuertos, y su presencia suele ser recurrente en los mayores concursos de obra pública del mundo.

Al cierre del primer semestre Vinci registraba unas pérdidas netas atribuidas de 294 millones de euros, frente a las ganancias de 1.359 millones que contabilizó durante el mismo periodo del ejercicio anterior.

De cristalizar estos primeros contactos, el traspaso de la constructora industrial de ACS sería una de las mayores operaciones del año en Europa. La división de Servicios Industriales está enfocada al desarrollo, construcción, mantenimiento y operación de infraestructuras energéticas, industriales y de movilidad. También tiene actividad en el negocio del agua e infraestructuras ambientales. Sus dos grandes cabeceras son Cobra y Dragados Industrial, destacando la primera de ellas con su presencia en 60 países y el calado de los contratos ejecutados.

Una división rentable

Servicios Industriales proporcionó 6.530 millones en ventas a ACS el año pasado, para un ebitda de 693 millones y un beneficio neto de 600 millones de euros. La cartera roza los 10.000 millones de euros. De estas cifras, Cobra aporta 4.200 millones en ingresos, el 66% fuera de España, y cuenta con una reserva de contratos de 6.147 millones, el 82% en el exterior.

Con el traspaso del 100% de Cobra, ACS aún mantendría presencia en el terreno de la construcción industrial a través de la citada Dragados Industrial, además de contar con filiales menores.

Entre los activos de Cobra figura una cartera de renovables de 2.700 megavatios (MW) para ser construidos en los próximos años y más de 6.000 MW en promoción. Se ha tratado en los últimos tiempos de uno de los agentes más activos del sector de las energías verdes, probando suerte con éxito en la eólica marina.

Cobra también tiene importantes referencias en la instalación de superestructuras ferroviarias, como fue la del AVE La Meca-Medina, y trabaja de forma estrecha con el sector del petróleo y gas.

Una desinversión de este calado se entendería como un giro estratégico para focalizar la actividad de ACS en la construcción y explotación de infraestructuras, donde cuenta con referencias como Dragados, Hochtief, Iridium y un 50% en Abertis.

Normas
Entra en El País para participar