Infraestructuras

ACS gana en EE UU la nueva terminal del aeropuerto de San Diego por 1.926 millones

Las filiales Turner y Flatiron construirán la infraestructura en dos fases, hasta 2027

El presidente de ACS, Florentino Pérez, junto al CEO de la compañía, Marcelino Fernández Verdes.
El presidente de ACS, Florentino Pérez, junto al CEO de la compañía, Marcelino Fernández Verdes.

Nuevo macrocontrato para el grupo ACS en Estados Unidos, donde se ha adjudicado la remodelación de la terminal 1 del aeropuerto de San Diego (California) por 1.926 millones de euros.

La compañía que preside Florentino Pérez ejecutará el encargo a través de la filiales locales Turner y Flatiron, tratándose esta de una de las mayores obras aeroportuaria en su cartera de contratos y entre los tres mayores proyectos adjudicados en América en este 2020 marcado por la pandemia.

La remodelación pasa por reemplazar la terminal 1, con 53 años de servicio. La nueva contará con 30 puertas, desde las 19 actuales.

El aeropuerto californiano atendió a 25 millones de pasajeros en 2019, lo que supone su récord de tráfico tras un alza del 4%. La remodelación de la infraestructura pasa ahora por reemplazar la terminal 1, con 53 años de servicio. La nueva instalación contará con 30 puertas, desde las 19 actuales. También se incluirán nuevos filtros de seguridad y una mayor zona comercial.

La terminal, de 11.500 metros cuadrados, será ejecutada en dos etapas. Durante la primera fase, cuya apertura está programada para el primer trimestre de 2025, se construirán 19 nuevas puertas. La siguiente fase, programada para entrar en servicio a principios de 2027, contará con 11 nuevas puertas adicionales. Cuando se complete el contrato, el aeropuerto tendrá un total de 62 puertas.

El contrato responde a la modalidad Progressive Design Build, por la que se tratan de reducir los riesgos de desviaciones en el coste. La adjudicación también contempla mejoras en el lado aire, incluidas nuevas calles para reducir los tiempos de rodaje de las aeronaves, y, con ello, las emisiones de gases de efecto invernadero. El proyecto va acompañado de un sistema subterráneo de suministro de combustible que reducirá la necesidad de que los camiones sirvan a los aviones.

El aeropuerto de San Diego ofrece 70 destinos a América, Europa y Asia. Su inauguración se produjo en 1928 y se mantiene bajo titularidad de la Autoridad Regional de Aeropuertos del Condado de San Diego (SDCRAA por sus siglas en inglés) desde 2003.

La filial Flatiron está inmersa en otros proyectos millonarios como es el de la remodelación de la carretera US 50, en California, pore unos 330 millones de euros. También participa junto a Turnes en la ampliación del aeropuerto de Denver, con un presupuesto de obra superior a los 700 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar