Un análisis asegura que el 42% de las pymes despide a causa de los impagos

Los retrasos en los pagos están detrás del cierre de empresas.

impagos pymes despidos empleo

El 42% de las pequeñas y medianas empresas españolas (pymes) asegura que los retrasos en los pagos están detrás de los despidos en su plantilla. Así aparece reflejado en el nuevo Informe Europeo de Pagos de Intrum, que analiza la salud financiera de las empresas de 29 países.

El director general de Intrum en España, Alejandro Zurbano, asegura que es necesario que las pymes tengan unas condiciones de pago razonables y que éstas tengan “más peso en la gestión corporativa y pasen a ser una parte importante de la responsabilidad como empresas”.

Según Zurbano, de esta manera, las organizaciones serán más conscientes de sus flujos de caja y podrán reaccionar ante la caída de la demanda, frenando el cierre de negocios.

Según detalla, el descenso de la oferta por la pandemia de la Covid-19 y el hundimiento de la demanda han provocado retrasos en los pagos, lo que ha generado que se produzcan despidos y el cierre de empresas. Según los Códigos de Cuenta de Cotización de la Seguridad Social, entre marzo y agosto de este año, se han destruido 74.300 empresas en España.

Entre los 3 países con más morosidad

España se sitúa, según el Instituto Nacional de Estadística, entre los 3 países europeos en los que los impagos a pymes están repercutiendo más negativamente en el empleo. Se coloca por tanto en un nivel similar al de Irlanda, con el 42%. Encima de ellas se sitúa Lituania, ya que allí un 44% de las encuestadas señala el retraso en los pagos como factor clave en los despidos de los empleados.

En cuanto a los países donde apenas hay impagos en empresas destacan los Países Bajos y la República Checa. Allí apenas un 4% considera que los impagos implican un aumento de despidos en su negocio. Les siguen los belgas, donde un 9%considera que no hay impagos y Portugal, donde un 19% piensa que tampoco hay impagos.

Existe una directiva europea de lucha contra la morosidad. Esta directiva lo que hace es que recomienda que los plazos de pago para las empresas no excedan los 60 días. Sin embargo, en muchas ocasiones superan los 20 días.

Normas
Entra en El País para participar