El Corte Inglés coloca bonos por 600 millones al 3,625% con el apoyo del BCE

La participación del Banco Central permite elevar el importe desde los 400 millones iniciales y rebajar el precio desde el máximo del 4%

El Corte Inglés pulsa en la foto

El Corte Inglés ha acudido este martes al mercado de capitales y ha lanzado una emisión de bonos. Ha colocado 600 millones de euros con vencimiento en marzo de 2024 y un tipo de interés del 3,625%, por debajo del rango orientativo, del 3,75% al 4%. La potente demanda y la entrada en la emisión del BCE con una posición importante ha permitido ampliar el importe inicialmente previsto en 400 millones de euros y reducir el precio.

"La emisión, dirigida a inversores cualificados, ha contado con un fuerte apoyo de la comunidad inversora tanto nacional como internacional. Entre los inversores figura el Banco Central Europeo que ha tomado una participación institucional relevant", señala el grupo de distribución en una nota. El Corte Inglés reforzará su posición de liquidez y también repagará deuda.

La venta ha sido dirigida por Bank of America, coordinador de la operación, y en ella han participado también Santander, BBVA, BNP Paribas, JP Morgan, Goldman Sachs, Unicredit, Commerzbank, Intesa, Credit Agricole, SG, Sabadell y Bankia. Los bonos cotizarán en el mercado de Dublín.

A cierre del mes de agosto, la compañía contaba con una liquidez de cerca de 2.200 millones, después de reforzarla con una línea de financiación de 1.311 millones a 12 meses con 14 bancos firmada en abril. En julio, la empresa dio una vuelta de tuerca a este contrato y logró el aval del ICO para 960 millones, importe cuyo vencimiento se amplió a cinco años. La deuda financiera neta era de 3.266 millones, después de haber llegado a escalar hasta 3.945 al cierre del primer trimestre.

La compañía comunicó los resultados del primer trimestre de su ejercicio fiscal el pasado 18 de septiembre como requisito  para abordar la emisión de bonos. Entre marzo y mayo sufrió una pérdida neta de 510 millones de euros, un periodo coincidente con el confinamiento estricto decretado en España y el cierre de la mayor parte de su negocio, salvo el de alimentación, durante prácticamente dos meses. De ese resultado negativo 388 millones corresponden a provisiones derivadas de la pandemia, por lo que la pérdida real en el periodo sería de 172 millones. Hasta 243 millones corresponden a una provisión de activos fijos y el resto a provisiones de inventario.

La compañía de distribución que preside Marta Álvarez considera suficiente su posición de liquidez, pero ve una "ventana de oportunidad" en el mercado para blindarla con la emisión de bonos. Según avanzó en junio en la presentación de resultados de 2019, El Corte Inglés consideraba suficiente su grado de liquidez para afrontar incluso una segunda ola de la pandemia. Desde la empresa indicaron que buscarán la emisión desde un enfoque de "prudencia financiera".

El Corte Inglés cuenta con la emisión de bonos por 690 millones que realizó a finales de 2018 –en septiembre colocó 600 millones y en diciembre, otros 90–, por los que paga un cupón del 3%, aunque la caída del precio, que se mueve de forma inversa a la rentabilidad, ha provocado que en secundario ofrezcan un 3,14%. La vida residual de este instrumento, que se colocó en principio para cinco años y medio, es ahora de tres años y medio.

El rating de esta emisión, la primera calificada para el grupo de distribución y lanzada ahora hace dos años, contó con una demanda superior a los 1.200 millones de euros, es inferior al venerado grado de inversión. Esta última agencia le asigna Ba1, un escalón por debajo, y perspectiva negativa y Fitch le da  BB+, también un peldaño por debajo, y perspectiva igualmente negativa. Standard & Poor's, en cambio, le mantiene el nivel en BBB-, aunque también avisa de que puede revisárselo a la baja.

En enero de 2015, a través de Hipercor realizó emisiones de bonos sin rating por 600 millones de euros que vencen en 2022 y pagan un cupón anual del 3,875%, y ahora ofrecen un rendimiento  del 2,1%. El gigante de la distribución afronta su vencimiento en enero de 2022.

El Corte Inglés también cuenta con un programa de emisión de pagarés (deuda con un vencimiento mínimo de tres días y máximo de dos años) en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF), que recientemente ha logrado el aval del ICO para emitir con el 70% del importe blindado por el banco público. El máximo del programa es de 1.200 millones y puede emitir hasta 1.000 millones con el escudo gubernamental. De acuerdo al último boletín de la plataforma de financiación de BME, el grupo que preside Marta Álvarez tiene en circulación 226,5 millones con vencimientos entre este mismo martes y diciembre de este año.

Normas
Entra en El País para participar