Compañías

El Corte Inglés ampliará a cinco años su crédito anticovid con aval ICO

Los bancos acreedores han conseguido la garantía del Estado, aunque el tipo de interés se encarece, del 1,25% a algo menos del 2,5%

Un centro de El Corte Inglés.
Un centro de El Corte Inglés.

El Corte Inglés y sus 14 bancos acreedores están a punto de cerrar la transformación de su crédito de 1.311 millones de euros firmado el pasado 1 de abril en financiación con aval del Instituto de Crédito Oficial (ICO). El negativo escenario que se presenta para los próximos meses derivado de la crisis sanitaria del coronavirus hace más necesario recortar gastos donde se pueda sin aplicar medidas traumáticas o ampliar los plazos de financiación para hacerlos más llevaderos.

En este escenario, hace unas semanas la empresa planteó a sus bancos acreedores la posibilidad de modificar las condiciones de este crédito, que tenía por objetivo contar con liquidez inmediata para hacer frente los pagos más perentorios a proveedores, nóminas y cubrir las contingencias derivadas de la crisis del coronavirus, que trajo consigo el cierre de la mayor parte de las tiendas y centros comerciales del grupo.

Ahora, tanto el ICO como el propio El Corte Inglés, como los bancos han rediseñado el préstamo de 1.311 millones de euros, y las nuevas condiciones cuentan ya prácticamente con la aprobación de todas las partes. De hecho, solo faltaría la luz verde de los comités de algunos bancos, según explican fuentes conocedoras de esta línea de financiación.

La nueva estructura de financiación ha sufrido ciertas variaciones. Así, el plazo de amortización pasa de 12 meses como se había fijado hasta ahora con las 14 entidades financieras con las que se había firmado el préstamo a un periodo de cinco años. Además, el crédito cuenta con el aval del Estado. Estos préstamos con garantía pública fueron creados, precisamente, para paliar en lo posible los efectos económicos del Covid-19.

El tipo de interés también se ha modificado, aunque en este caso se ha encarecido al haberse extendido el plazo. Pasa así de un tipo de interés del 1,25% a algo menos del 2,5%, pero al alargarse el plazo el pago anual es más bajo y por lo tanto más llevadero .

Eso sí, solo contará con aval del ICO la financiación correspondiente a los bancos españoles. La banca extranjera está excluida de esta garantía pública.

La nueva línea de financiación tiene el formato de una revolving credit facility (RCF), lo que permite ir haciendo uso de los fondos disponibles a medida que la empresa lo necesite, sin tener que llegar a disponer de todos ellos.

La lista de bancos acreedores está encabezada por Santander, BBVA, CaixaBank y BNP Paribas como entidades financieras coordinadoras y las que mayor aportación realizaron, entre 200 y 215 millones cada uno. El resto de los participantes, Saba­dell, Bankia, Crédit Agricole, Société Générale, Goldman Sachs, Kutxabank, Commerzbank, Ibercaja, Liberbank y Cecabank, aportaron menos de 100 millones de euros cada uno.

Los créditos ICO cuentan con el aval del Estado entre un 80% para pymes y autónomos, un 70% para grandes empresas y un 60% para renovaciones.

Cuando El Corte Inglés firmó el 1 de abril su crédito antivirus aún no eran operativos los créditos con aval del ICO, pese a que la línea de 100.000 millones de euros estaba aprobada por el Gobierno, pero no fue hasta el 6 de abril cuando la banca comenzó su concesión, tras resolver algunos problemas técnicos.

 

El traumático estado de alarma

Aperturas. La compañía ya ha vuelto a abrir todos sus centros, aunque en abril tuvo que aprobar un ERTE para 23.000 empleados dado que solo tenía operativas las áreas de alimentación y los supermercados.

Estado de alarma. El Corte Inglés, como los bancos, tampoco esperaban que el estado de alarma durase tanto y la crisis fuera a ser tan traumática. Lo mismo ha sucedido con el resto de las empresas y grandes almacenes, que esperan poder recuperar en estos meses una parte de las pérdidas sufridas durante el confinamiento.

Normas
Entra en El País para participar