El BCE estudia un ‘Amazon’ de créditos fallidos para la zona euro

El objetivo es evitar la venta de grandes carteras a fondos buitre con fuertes descuentos

El BCE estudia un ‘Amazon’ de créditos fallidos para la zona euro
EFE

El BCE está intentando anticiparse a la oleada de créditos fallidos que va a provocar la crisis del coronavirus. Su apoyo a las fusiones bancarias es una de las vías, con tal de que las entidades puedan fortalecerse ante la pérdida de rentabilidad, y otra de las fórmulas que sopesa es la creación de una suerte de banco malo online, en el que puedan adquirirse créditos morosos de pequeña cuantía, sin que lleguen a venderse a precios de derribo.

Según avanza hoy la agencia Reuters, el BCE está analizando el lanzamiento de una web, inspirada en el modelo de Amazon, en el que puedan adquirirse millones de créditos bancarios dañados por la crisis. El objetivo es evitar lo sucedido en la crisis anterior, cuando un puñado de gigantes de Wall Street se terminaron haciendo con un ingente volumen de carteras de activos tóxicos, aunque a un precio muy bajo, en perjuicio de las entidades vendedoras.

“La idea es abrir el mercado a compradores de pequeñas carteras, al estilo de lo que hacen Amazon o eBay, donde se puede ir echando un vistazo. Eso puede hacer que el mercado se mueva”, ha explicado a Reuters Edward O’Brien, una fuente oficial del BCE involucrada en el diseño del plan. La plataforma de créditos fallidos permitiría compras de carteras por 10 millones de euros, una cantidad que podría atraer a compradores de menor tamaño y con menor capacidad por tanto de imponer descuentos. La idea de este supermercado online de créditos fallidos no es nueva aunque el BCE ya ha abogado en el pasado por unificar este tipo de plataformas, presentes ya en algunos países y de reducido tamaño, para crear un vehículo mayor, más estructurado a nivel europeo y más fácil de consultar por los inversores.

Según datos de Deloitte, más de 450.000 millones de euros en créditos fallidos fueron vendidos entre 2014 y 2019 a Cerberus, Blackstone, Lone Star y Goldman Sachs. La necesidad de las entidades financieras europeas, y muy especialmente de las españolas, de deshacerse de activos tóxicos propició la venta de grandes carteras de crédito con fuertes descuentos. 

El plan aún tiene que ser completado y será sometido a análisis este viernes en una reunión de un grupo de trabajo formado por la Comisión Europea, que está impulsando el debate sobre cómo abordar el problema de los créditos morosos que dejará la crisis, la Autoridad Bancaria Europea y el BCE.

El BCE lleva varios meses sopesando la idea de crear un banco malo de créditos fallidos en la zona euro, aunque frente al lanzamiento de este instrumento también se reconocían las ventajas de la venta de grandes carteras de créditos fallidos, una fórmula muy extendida en España entre los bancos que no trasladaron sus activos tóxicos a Sareb.

El pasado mes de mayo el presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria, ya avanzó que un banco malo “puede ser un instrumento útil en caso de un deterioro significativo y extendido de la calidad de los activos” y apuntó que el BCE estaba analizando la vulnerabilidad del sector bancario en diferentes escenarios.

El lanzamiento de una plataforma online para la venta de créditos fallidos sería un paso adelante en la construcción de la unión bancaria, aún incompleta en la zona euro, y un nuevo impulso al proyecto europeo, después del acuerdo alcanzado en julio para la creación del fondo de reconstrucción dotado con 750.000 millones de euros. 

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar