El 26% de la población española tendrá en 2035 más de 65 años

La esperanza de vida para los pensionistas será de 22,5 años en 2069

Dos mujeres, en el barrio de la Trinitat Vella (Barcelona), este sábado.
Dos mujeres, en el barrio de la Trinitat Vella (Barcelona), este sábado. EL PAÍS

Uno de cada cuatro habitantes en España tendrá más de 65 años en 2035. Un envejecimiento de la población que se continuará agravando, según las proyecciones de población para 2020-2070 publicadas este martes por el INE, que apuntan que a mitad de siglo la proporción se eleva a uno de cada tres. De mantenerse las tendencias demográficas actuales, la esperanza de vida para los pensionistas subirá tres años en 2069 y alcanzará los 22,5 años para los hombres y los 26,3 para las mujeres, lo que conllevará un elevado sobrecoste para la Seguridad Social para seguir afrontando la factura de las pensiones.

A pesar de la mayor esperanza de vida, el número de muertes continuará creciendo hasta alcanzar un máximo en 2063. Esta subida se intensificará en 2020, tomando en cuenta la sobremortalidad registrada este año por la covid-19. Se estima un total de 466.583 defunciones, frente a las 415.070 del año 2019. El aumento progresivo e ininterrumpido de la mortalidad, mayor al número de nacimientos, dejará un saldo negativo vegetativo en el país de 112.000 personas en 2020.

Aunque este saldo vegetativo alcanzaría el valor más bajo en torno a 2060, las defunciones en España siempre estarían por encima de los nacimientos. Sin embargo, las llegada a las edades de mayor fecundidad de generaciones cada vez más numerosas podrían cambiar para 2028 la tendencia a la baja de los nacimientos, iniciada en 2009.

El saldo migratorio positivo seguirá compensando el saldo vegetativo negativo durante todo el periodo proyectado y, para 2035, España elevará su población un 2%. Con un aumento de 954.497 habitantes, el número de españoles superará los 48 millones en los próximos 15 años, según el INE, un aumento  que se deberá, exclusivamente, a la migración internacional. Dentro de 50 años, cuando España roce los 50 millones de residentes, al menos tres de cada diez habitantes serán extranjeros.

La disminución en los movimientos migratorios con el exterior por la crisis del coronavirus producirán en 2020 un saldo migratorio positivo muy bajo, que retomará un aumento paulatino para 2021. La tendencia constante a largo plazo resultaría en un aumento neto de la población de 12,2 millones de personas hasta 2069. La pirámide poblacional de España podría oxigenarse con estos flujos de inmigrantes, en su mayoría iberoamericanos y con una edad media de 32 años, según los datos de 2019. 

Según el INE, se muestra un freno al proceso de envejecimiento de la población dentro de 50 años. Las proyecciones sugieren que la estructura de la población en España se rejuvenecerá a partir de 2070, siendo el grupo más representativo el de 55 a 64 años. Sin embargo, la población entre 20 y 64 años, que actualmente supone el 60,8% del total, pasaría a representar el 51,9% del total en 2050. En 2070, se recuperaría en parte, hasta el 54,4%.

Normas
Entra en El País para participar