Transporte

El autobús toma posiciones para el plan de reconstrucción con la petición de 6.000 millones

Confebus presenta un plan a Transportes basado en la transformación ecológica, digitalización, empleo y el servicio público

Autobuses de distintas empresas en la Estación Sur de Madrid.
Autobuses de distintas empresas en la Estación Sur de Madrid.

Miembros de la patronal del transporte de pasajeros por carretera Confebus han mantenido un encuentro con la secretaria general de Transportes, María José Rallo, en el que han trasladado el plan del sector del autobús para acceder a los fondos comunitarios de reconstrucción de la economía.

La patronal estima que la pandemia ha lastrado en 1.500 millones los ingresos del sector durante el primer semestre, al tiempo que calcula en 30.000 los puestos de trabajo en riesgo y teme el cierre de numerosas empresas en todo el país. Ante esta situación de emergencia, Confebus ha diseñado un plan con inversiones estimadas en más de 6.000 millones de euros aspirantes a ser financiadas con la citada inyección económica que vendrá de Bruselas.

El colectivo que preside Rafael Barbadillo defiende al transporte en autobús como “columna vertebral de la movilidad sostenible” y servicio esencial estratégico para la sociedad y la economía, uniendo más de 8.000 núcleos urbanos. El Plan de Recuperación y Resiliencia del Sector llevado al Ministerio de Transportes (Mitma) está cimentado sobre cuatro ejes: transformación ecológica, digitalización de las empresas y servicios, y protección del empleo y servicio público.

El transporte en autobús, que emplea a 95.000 trabajadores y factura unos 6.000 millones anuales, trata de entrar de lleno en el plan de reconstrucción de la economía con iniciativas como la implementación de ayudas para la compra de vehículos eléctricos, planes de promoción del uso del transporte público para acudir al trabajo, instalación de infraestructuras de energías renovables en las instalaciones de las empresas o la puesta en marcha de un plan nacional de infraestructuras verdes de transporte por carretera, como son los carriles bus o los carriles de apeamiento. Este primer bloque de medidas ambientales cuenta con medidas presupuestadas en unos 3.500 millones de inversión.

En el terreno de la digitalización la inversión incluida en el plan alcanza los 400 millones e incluye un programa de innovación de la movilidad urbana e interurbana, la digitalización de autobuses e infraestructuras, o la promoción de soluciones 5G para el transporte de viajeros.

Confebus incluye en su plan un tercer bloque, valorado en 137 millones, para la mejora de la empleabilidad, con un programa de formación profesional dual, medidas para el acceso de la mujer al sector, o acciones para la internacionalización del sector.

El cuarto y último eje, con iniciativas a financiar por 2.000 millones, se refiere al refuerzo de los servicios públicos de transporte de viajeros por carretera, especialmente afectados por la crisis del Covid-19. En este caso se busca la compensación a las empresas por el parón económico; líneas de crédito e incentivos fiscales; la mejora de las infraestructuras; el refuerzo de las conexiones entre las redes transeuropeas; la modernización de las estaciones de autobuses, o medidas para recuperar el turismo.

Normas
Entra en El País para participar