Distribución

Mercadona, Carrefour y Dia pierden cuota hasta agosto en favor de Lidl y los regionales

Por primera vez las tres principales cadenas de supermercados en España ceden terreno

Mercadona, Carrefour y Dia pierden cuota hasta agosto en favor de Lidl y los regionales
Europa Press

La pandemia del coronavirus ha provocado cosas que parecían imposibles. En el campo de la distribución alimentaria, que Mercadona pierda casi un punto de cuota de mercado en los ocho primeros meses del año, pero también que sus principales competidores, Carrefour y Dia, pierdan terreno y que por primera vez las tres primeras cadenas de supermercado retrocedan al mismo tiempo.

Así lo ponen de relieve los datos presentados por Kantar este jueves, y que muestran no solo cómo el confinamiento estricto de marzo y abril ha alterado las correlaciones de poder entre operadores, sino también los cambios de hábitos de los consumidores. En el primer apartado Mercadona continúa siendo líder incontestable del sector, con una cuota acumulada en el año del 24,8%, ocho décimas menos que a las mismas alturas del año pasado. El confinamiento jugó en contra de la compañía que preside Juan Roig, un periodo en el que las limitaciones a la movilidad favorecieron los formatos de proximidad. Mercadona, aunque líder incontestable, tiene una red de tiendas menos capilar que algunos de sus competidores, que sí salieron más favorecidos durante la crisis. "Mercadona perdió tres millones de clientes durante el confinamiento y los ha ido recuperando después, pero el gasto de estos ha caído un 0,7%", ha explicado el responsable de gran consumo de Kantar, Florencio García. Este ha descrito que Mercadona es más sensible a la pérdida de cuota, en tanto que sus cestas son históricamente más cuantiosas y cualquier cambio a la baja implica una caída de su peso sobre el total.

Carrefour también cerró los primeros ocho meses del año cediendo terreno. Su cuota era del 8,2%, medio punto menos, aunque con una tendencia distinta a la de Mercadona. Su combinación de formatos de proximidad e hipermercados, y su potente canal online, le han permitido una recuperación más rápida: en el confinamiento su cuota bajó al 7,3%, según García por las dificultades para ir a los hipermercados, para empezar a subir en la desescalada. Precisamente el formato híper, por su mayor tamaño, ha jugado a su favor una vez concluido el estado de alarma. Con la suma de los súper de Supersol, adquiridos en agosto, alcanzaría una cuota del 8,5%. "Esta operación le permitirá ganar 1,5 puntos en Andalucía y medio punto en Madrid", ha valorado el portavoz de Kantar.

Dia se mantiene en la tercera posición en el acumulado del año, aunque los crecimientos que experimentó durante el confinamiento, creciendo desde una cuota del 6% previa a la crisis hasta un 6,6% durante la misma gracias a su capilaridad, poco a poco han ido desvaneciéndose hasta volver a un 6%, siete décimas menos que hace un año. Aún así, Florencio García reconoce que su situación es diferente a la de entonces. "En los últimos meses ha frenado bastante las campañas promocionales porque generaban dudas sobre sus beneficios. Han inaugurado un nuevo modelo de Tienda y están recuperando la imagen de Dia como enseña española. En realidad este es su mejor año de los últimos tres: pierde cuota pero porque ha perdido metros cuadrados, y tiene que seguir soltando lastre", ha analizado el experto de Kantar. "El futuro pinta mejor que hace un año. En seis meses han hecho lo que tenían planeado para año y medio".

Los regionales y el online, los ganadores

Lo que pierden las grandes cadenas se reparten entre distintos operadores, pero son los súper regionales los que han aprovechado mejor las circunstancias. Su cuota hasta agosto crece hasta el 14,6%, los que mayor incremento han experimentado respecto al año pasado, ocho décimas. "Han aprovechado su capilaridad, y en la desescalada y nueva normalidad han logrado mantener los clientes. Ese es su reto: fidelizar a los clientes que han empezado a comprar allí", explicó García.Si se suma Eroski, con un importante sentido de regionalidad, la cuota de estos formatos supera el 18%.

Lidl también crece, tres décimas hasta un 5,6% de cuota. La cadena alemana ha logrado recuperar el terreno que perdió en el confinamiento, cuando llegó a caer hasta el 4,6% por los mismos factores que Mercadona. En la nueva normalidad ha alcanzado su record, un 6,1%. Su rival alemana, Aldi, también crece y hasta agosto contaba con una cuota del 1,3%. Auchan, por su parte, se mantiene estable en el entorno del 3,5%.

Pero el mayor fenómeno en cuanto a hacer la compra ha sido el crecimiento del online. Su cuota alcanza un rércord del 2,5% pese a las dificultades de los operadores para responder a la demanda. En la semana 17 del año llegó a un 3,6%. "Todos los operadores reconocen que no pudieron aprovechar bien el momento por la alta demanda. No estaban preparados. Mercadona tuvo que parar, Dia habilitó locales como almacenes, que será una tendencia que crecerá... Pero todos saben que esto va a seguir creciendo", considera Florencio García.

Normas
Entra en El País para participar