Arte y joyería se unen en la última colección de Suarez

Los artistas de Colección SOLO han colaborado con la marca española para una serie especial

Suarez
Uno de los diseños de Sergio Mora.

La marca de joyería Suarez ha colaborado con Colección SOLO para crear Silver Squad, una serie de joyas que combina el saber hacer artesano de la firma española con la creatividad de los artistas residentes del museo. Juan Díaz-Faes, Ryan Heshka y Sergio Mora son los nombres que han dado forma a esta colección unisex con mucho sabor urbano.

Colección SOLO es un proyecto de mecenazgo artístico y de apoyo a la creación contemporánea internacional creado por los empresarios Ana Gervás y David Cantolla. Con numerosas líneas de actuación, el museo tiene su sede en Espacio SOLO, en la Puerta de Alcalá de Madrid, cuya colección se puede visitar gratuitamente con cita previa. Además, la iniciativa cuenta con una plataforma online, Limited by SOLO, donde se pueden adquirir algunos de los trabajos de los artistas que impulsan y, desde este miércoles, las joyas de Silver Squad. La colección se ha realizado en plata de primera ley con 925 milésimas siguiendo el proceso artesanal de fabricación que caracteriza a las joyas de Suarez y que va desde el diseño a la confección y los acabados. La plata de la serie se ha sometido a un proceso de mateado con arena para poder distinguir mejor los detalles e inscripciones, así como contribuir a su estética urbana.

La colección también está disponible en las tiendas –tanto físicas como online– de Suarez y los precios oscilan entre los 100 y los 200 euros para las piezas sin piedras y entre los 200 y los 300 euros para las joyas con piedras. La excepción es una pulsera ideada por Díaz-Faes que solo se oferta bajo demanda y cuesta 650 euros.

El amor –y aquello que uno ama– es el tema en torno al cual se estructura la colaboración. Así, las creaciones de Díaz-Faes están marcadas por una de sus grandes pasiones: el mundo del skateboard. Un ejemplo es el colgante Skateiloviu (115 euros), que representa la figura de un corazón formado a partir de dos tablas de skate. El artista, que ya había producido con anterioridad desde esculturas a camisetas, se estrena de esta manera en el formato joya, aunque, según manifestó en la presentación, espera continuar explorando esta disciplina en el futuro.

Un detalle de la colección de Juan Díaz-Faes.
Un detalle de la colección de Juan Díaz-Faes.

Las piezas de Mora, considerado uno de los 100 mejores ilustradores del mundo por The Ilustrator, evocan los iconos clásicos de los tatuajes marineros. “Los diseños están inspiradas en el legado del mundo del tatuaje, que creo que casa muy bien con el principio de la joyería, ese tener algo que dure para siempre”, expuso el artista al presentar su parte de la colección.

Por su parte, las creaciones de Heshka, concentran su esencia retrofuturista con figuras y elementos iconográficos de su obra. Las femme fatales, los paisajes oníricos y el universo de los vampiros dan forma a unas joyas con un aire muy vintage. Asimismo, el artista canadiense también ha sido el responsable de crear el logotipo de la colección.

Normas
Entra en El País para participar