La vacuna de Janssen se convierte en el primer ensayo clínico en humanos autorizado en España

La Agencia Española de Medicamentos da luz verde a la vacuna; se probará en España (190 personas), Alemania y Bélgica en fase 2

Castilla y León, Valencia, Murcia, Cantabria, Melilla solicitan los rastreadores; Galicia y la Comunidad de Madrid están interesadas

Vacuna Johnson & Johnson
El ministro de Sanidad, Salvador Illa Europa Press

La Agencia Española de Medicamentos ha autorizado el primer ensayo clínico en España de una vacuna del Covid-19, según ha dado a conocer este viernes el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Se trata de la vacuna que desarrolla la compañía Janssen, farmacéutica filial de la estadounidense Johnson and Johnson.

El antídoto contra el Covid-19 se probará en tres países europeos, entre ellos España, que aportará 190 voluntarios sanos. Sumandos a los de Países Bajos y Alemania, en total participarán 550 personas. Tres hospitales españoles formarán parte del ensayo clínico en fase dos (la segunda de las tres que se realizan en humanos): los madrileños de La Paz y la Princesa y el Hospital Marqués de Valdecilla (Santander).

El reclutamiento de voluntarios comenzará "de forma inminente", ha asegurado Illa, o bien hoy o a partir de "la próxima semana". Los voluntarios cubrirán un rango de edad entre los 18 y los 55 años y también participarán mayores de 65 años, ha confirmado Sanidad.

El pasado mes de julio la farmacéutica ya adelantó a este periódico que España formaría parte de una tríada de países europeos en los que ensayaría su vacuna contra el coronavirus. Entonces la compañía había anunciado que Alemania y Holanda también formarían parte de los ensayos.

Antonio Fernández, director de acceso a mercado y asuntos gubernamentales de Janssen, explicaba por teléfono a CincoDías: “Contamos con la potencia que tiene España para hacer este tipo de estudios. Desde un punto de investigación clínica, es un país muy relevante. Además, tenemos el apoyo de la agencia reguladora y las autoridades sanitarias”.

La primera fase del ensayo de Janssen se realizó en Reino Unido y Bélgica, con 1.045 personas. Durante la fase dos se estudiará cómo calibrar la cantidad de dosis para generar la inmunidad, las diferencias entre administrar una o dos dosis, así como el intervalo de tiempo que debería pasar entre dosis."Habrá una fase tres en el ensayo clínico antes de lograr una aprobación para su comercialización", ha agregado Illa.

Esta vacuna es una de las 31 respaldadas por la Organización Mundial de la Salud que se encuentran en ensayos clínicos, según un documento fechado el pasado día 25 por el organismo. EE UU anunció hace dos semanas una línea de financiación a la I+D de 10.000 millones de dólares en ayudas y contratos para un grupo de farmacéuticas que investigan vacunas, entre ellas Janssen (1.500 millones).

Rastreadores militares

Cuatro comunidades autónomas (Castilla y León, Valencia, Murcia, Cantabria) y la ciudad autónoma de Melilla ya han solicitado al Gobierno los rastreadores militares que este puso a su disposición esta semana. La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha destacado que esta mañana el Ejecutivo ha entregado las guías de actuación de los rastreadores a las regiones.

Robles ha desvelado que otras dos autonomías, Galicia y la Comunidad de Madrid, han contactado con el Gobierno para pedir algunos de los 2.000 rastreadores que ha formado durante una semana las Fuerzas Armadas. Horas después, la Comunidad de Madrid ha oficializado su solicitud, que se eleva a 150 rastreadores.

Los efectivos movilizados se incorporarán "sobre el terreno y coordinados con la comunidad autónoma y con Sanidad", ha explicado Robles. La ministra ha insistido en que la figura de los rastreadores militares se caracteriza por la neutralidad que siempre han demostrado los efectivos militares, así como la empatía con la que trabajarán, siempre respetando "la privacidad de las personas" y con "empatía". Asimismo, Defensa precisa que estarán desplazados en las regiones que los soliciten el tiempo que sea necesario.

Robles no ha aclarado el reparto de esos 2.000 efectivos entre los distintos territorios que los demanden. "El número de rastreadores que están pidiendo las comunidades no es vinculante. Se decidirá después de la valoración que se haga de la situación". La ministra ha insistido en los constantes cambios de la situación epidemiológica, un motivo a tener en cuenta para aumentar o disminuir la cifra de rastreadores. "El principio con el que nos movemos es el de la flexibilidad", ha zanjado.

Normas
Entra en El País para participar