Noticia patrocinada

Activos refugio tras el Covid

Admiral Markets señala el oro, la plata y los sectores tecnología, ciberseguridad y farmacia como inversiones defensivas frente a la incertidumbre generada por la crisis sanitaria

Oro, plata, petróleo
Getty Images

La nueva realidad impuesta en el mundo tras la pandemia del coronavirus obliga también a invertir de otra forma. Es un momento difícil, complicado, en el que la incertidumbre domina los mercados. Aun así, es posible encontrar oportunidades y, sobre todo, opciones para salvaguardar el capital. El análisis técnico ha pasado a ser una herramienta fundamental en este escenario. Se trata de un método que sirve para anticipar o pronosticar la dirección que tomarán las cotizaciones, basándose en el comportamiento histórico del activo; a los traders les ayuda a tomar decisiones.

“El análisis técnico es importante para el medio plazo, ya que nos da información sobre soportes, indicadores de sobreventa, niveles posibles de salida… Es una forma de acotar el riesgo de la inversión”, explica Juan Enrique Cadiñanos, consejero delegado de Admiral Markets.

En general, los mercados van a seguir muy expectantes la actualidad del día a día: rebrotes de coronavirus, posible nuevo confinamiento, medidas adicionales de los bancos centrales, negociación del Brexit e incluso las próximas elecciones a la presidencia de Estados Unidos.

El análisis técnico nos ayuda a acotar el riesgo de la inversión

Juan Enrique Cadiñanos, consejero delegado de Admiral Markets

La volatilidad se ha impuesto en las Bolsas como fiel reflejo de la incertidumbre. La oscilación en el Ibex ha escalado por encima del 30%, siendo la más alta desde 2012, en plena crisis financiera, según datos de Bolsas y Mercados Españoles (BME). En el resto de los mercados europeos se mueve por el mismo nivel y en el Dow Jones, incluso es más alta (36%). En cuanto a rentabilidades, la plaza española se encuentra entre las peores, acumulando fuertes pérdidas.

“Es un momento para buscar refugio y no intentar ser un cazatesoros haciendo caso de rumores o chivatazos que aparecen por internet y que la mayoría son falsos”, alerta Cadiñanos, que aconseja buscar asesoramiento ante cualquier duda.

Para Admiral Markets, los activos refugio del momento son el oro y la plata y los sectores de tecnología, ciberseguridad y el farmacéutico. En cuanto a compañías, señalan a Netflix, Amazon, Facebook, Alibaba y las españolas Cellnex, PharmaMar y Prosegur, entre otras. “Tecnología y ciberseguridad van a tener mucho protagonismo a nivel general, lo difícil va a ser dar con la mejor de las compañías. En cuanto al sector farmacéutico, sin duda van a triunfar aquellas que tengan que ver con el Covid, como puede ser el hecho de encontrar una vacuna o un tratamiento”, explica Juan Enrique Cadiñanos.

La cotización de los metales está siguiendo una fuerte evolución alcista y está en el foco de grandes y pequeños inversores. Los particulares tienen acceso a este tipo de inversión a través de diferentes productos financieros, desde los más sencillos como son los fondos de inversión o ETF a los más complejos, como los CFD.

En el caso del oro, la cotización está sobre los 2.000 dólares la onza, máximo histórico, mientras que la plata se encuentra en el nivel más alto desde marzo de 2013, en los 26,9 dólares. Desde que se decretara el estado de alarma en España el pasado 14 de marzo los precios se han revalorizado un 30% y 108%, respectivamente, frente a la fuerte penalización que han sufrido la renta variable y la mayoría de las compañías cotizadas. Tanto el oro como la plata son activos refugio por excelencia y en épocas de crisis como la actual han supuesto una opción rentable y beneficiosa para muchos inversores.

Lingotes de oro
Getty Images

A pesar de la importante escalada registrada, el consenso del mercado apuesta por una continuidad del rally. Bank of America es de las firmas más optimistas y espera que el precio del oro alcance los 3.000 dólares y la plata, los 35 dólares, y no descarta que esta última incluso llegue a los 50 dólares en el medio plazo. Estos precios suponen un potencial de revalorización del 54% y 18%, respectivamente, sobre el nivel actual.

En el caso del oro, el banco de inversión sostiene que la subida está alimentada, y seguirá haciéndolo, por el mantenimiento de unos tipos de interés en mínimos históricos. En el caso de la plata, la recuperación de la demanda industrial y la tendencia a favor de las fuentes de energía alternativas, en las que está apoyado el fondo de recuperación europeo, opinan que serán un importante revulsivo.

Desde Natixis Investment Managers señalan que la debilidad del dólar también está actuando como catalizador para el oro, “ya que los inversores vuelven a buscar un activo en el que retener su poder adquisitivo”. “Hay muchas razones para la debilidad del dólar –preocupación por el Covid, las elecciones en EE UU, los tipos de interés reales, los diferenciales de crecimiento, la respuesta fiscal y monetaria...–, pero cualquiera que sea la razón, es sólo otro catalizador para que el oro suba. El metal precioso cotiza en dólares y a medida que la moneda estadounidense se deprecia, el oro se vuelve más barato de comprar”, explican desde la firma.

Con respecto a la plata, Deutsche Bank no descarta que llegue a protagonizar un rally más pronunciado que el oro al tener un componente industrial más alto. A juicio de sus analistas, puede jugar un papel relevante en la transición energética al servir para diferentes usos, como es la fabricación de vehículos eléctricos o paneles solares, por ejemplo.

La formación, la mejor arma en inversión

Formación inversores Bolsa Covid
Getty Images

La inversión no es un juego y como tal debe ser tratada con todas las medidas de protección que se ajusten a cada perfil de riesgo. La formación es un primer paso. En caso de no tenerla, sería imprescindible la búsqueda de asesoramiento experto.

Santiago Barrenechea, presidente de la Fundación PwC, afirma en el informe ¿Por qué educar en economía familiar y empresarial? que “la reciente recesión que han atravesado la mayoría de los países miembros de la UE ha aflorado la vulnerabilidad de muchos colectivos que es posible que hubieran estado menos expuestos de haber contado con una mejor educación económico-financiera”.

En su opinión, “la formación financiera se debe ver como una herramienta básica para el progreso y crecimiento inclusivo y económico de los países tanto a nivel individual como empresarial”.

Admiral Markets es uno de los brókeres con mayor oferta formativa en mercados. Imparte diferentes cursos gratuitos, algunos son online o webinarios, a los que se puede acceder con independencia del nivel que se tenga; los hay desde los más simples a los más complejos.

“Para nosotros la formación es básica”, comenta Juan Enrique Cadiñanos. “Es fácil de entender. Yo no me pongo a operar con un bisturí a un paciente que, por ejemplo, ha sufrido un accidente de moto porque no sé; pues con el trading ocurre lo mismo”, advierte. Para el consejero delegado de Admiral Markets se trata “de aprender a invertir y no de apostar”.

Normas
Entra en El País para participar