El turismo náutico se nacionaliza con la crisis

Un 70% de la demanda de embarcaciones corresponde a españoles, 23 puntos más que el año pasado

Viajero náutico pulsa en la foto

Los turistas españoles se están lanzando este verano al mar más que nunca. Esta es la principal conclusión que arroja un estudio de Click&Boat, una plataforma de alquiler de barcos que cuenta con una flota de más de 45.000 embarcaciones que este año, ante la ausencia de clientes marítimos extranjeros, ha observado un repunte sin precedentes en el mercado nacional. Esto se traduce, por ahora, en que en los últimos meses el 70% de los que han alquilado una embarcación a través de la plataforma son españoles, lo que representa un aumento de 23 puntos con respecto a 2019.

Según los datos de la plataforma, el perfil del viajero que está eligiendo las costas e islas españolas para disfrutar del turismo náutico este verano es un hombre de entre 40 y 55 años que, acompañado por su familia o amigos, quiere disfrutar del mar sin restricciones, descubriendo lugares únicos y poco conocidos. De poder adquisitivo medio y medio-alto, viaja principalmente entre los meses de julio y agosto y reserva predominantemente lanchas motoras y veleros para moverse por las costas españolas.

Para Cristina Valenciano, responsable de marketing de la empresa en España, las principales motivaciones del turista náutico español en condiciones normales son disfrutar de las playas más bonitas del país, relajarse y vivir una experiencia original a bordo. A ello se añade, analiza, el hecho de que, ante el temor a los rebrotes, este tipo de viajes ofrecen una alternativa clara a otras formas de ocio y turismo que tienden a masificarse.

Así, el turismo náutico español se concentra en las Islas Baleares (Menorca, Ibiza y Mallorca, en este orden), así como en la Costa Brava. Durante los dos últimos meses, además, se ha sumado la Costa Blanca, que por su cercanía con el Archipiélago Balear es elegida por muchos usuarios como punto de partida para sus travesías hacia las islas.

Un negocio al alza

“Desde el mes de abril, y coincidiendo con las diferentes fases de la desescalada, las reservas de embarcaciones para viajar por las islas y costas españolas han experimentado una tendencia ascendente. De hecho, de abril a mayo, las reservas se multiplicaron por cinco; y de mayo a junio se multiplicaron por nueve”, añade Alice Bokobza, responsables de ventas de Click&Boat. Dentro de esta tendencia, reinan las lanchas motoras, que reservan el 55% de los usuarios; seguidas de los veleros (30%), las lanchas semirrígidas o RIB (10%) y los catamaranes (5%). “Se trata de embarcaciones en las que pueden navegar un número limitado de personas, en general grupos familiares o de amigos, que están buscando alternativas de distanciamiento social para disfrutar del mar sin limitaciones”, indica la portavoz de la compañía en España. Además, la mayoría de las reservas se hacen para una semana o un día (25% del total, en ambos casos). Se está dando, además, una tendencia a alargar los alquileres de embarcaciones, con incrementos tanto en la tipología de jornada completa como para estancias más largas, de hasta ocho días, siendo en este caso muy relevante el papel de los patrones como guías expertos y conocedores de la costa en la que amarran sus embarcaciones.

Por otra parte, navegar permite a los viajeros disfrutar de otras actividades, como el kayak, el esnórquel o la pesca, o incluso disponer de un catering personalizado con servicio de cócteles o bebidas para disfrutar del mar lejos de la costa y en grupos reducidos de personas, un aspecto que, según la compañía, los turistas aprecian más que nunca este año.

La industria repunta tras el confinamiento

En España. Una de las dudas que más inquietaban a la industria al comienzo del verano es si el esperable repunte de clientes nacionales sería suficiente para paliar la ausencia de extranjeros. “En julio de 2020, Click&Boat registró un crecimiento del 50% de España como destino para el turismo náutico, lo que sitúa al país como uno de los líderes europeos de este sector”, explica al respecto Edouard Gorioux, consejero delegado de la empresa.

En Europa. No solo hay buenas noticias para la industria en España. “Desde finales de mayo, hemos experimentado un crecimiento muy fuerte en términos de solicitudes y reservas, especialmente en España y Francia. El turismo náutico definitivamente se recupera”, analiza Gorioux.

Normas
Entra en El País para participar