Horas bajas del dólar

El euro recupera más de un 10% desde mínimos y marca máximos desde 2018

El acuerdo para el fondo de recuperación de la UE apuntala la remontada

El euro recupera más de un 10% desde mínimos y marca máximos desde 2018 pulsa en la foto

Julio fue decisivo para apuntalar el rally del euro desde los mínimos de marzo, cuando la crisis de la pandemia estalló en Europa. La divisa europea avanzó un 4,84% frente al dólar y sumó su tercer mes consecutivo al alza. Pero las proezas no quedaron ahí. En julio firmó su mejor balance mensual desde septiembre de 2010, cuando se anotó un 7,52%. La firma del acuerdo de los líderes de los 27 países de la UE para la creación del fondo de recuperación ha jugado un papel decisivo en este comportamiento. Gracias a este hito, el euro ha retornado a niveles de septiembre de 2018.

Paso a paso, la moneda única ha ido recuperándose. Hace cinco meses, se desfondó hasta los 1,0691 dólares, mínimos desde marzo de 2017. Desde entonces, la divisa comunitaria recupera un 10,3% frente al dólar, avance que le permite sumar un 5,3% en lo que va de 2020. A día de hoy, las apuestas por una mayor debilidad del dólar están en su nivel más alto desde 2018, una situación muy diferente a la que preveían las firmas de análisis a comienzos de año.

“Los decididos esfuerzos de los responsables políticos han cogido por sorpresa a los mercados”, explican desde DWS. El acuerdo entre los líderes de la UE ha servido para que los inversores dejen a un lado el temor de ruptura del euro. Tras el pacto, la demanda de activos europeos se ha disparado y, como señalan desde Scope Ratings, la respuesta dada a la crisis del coronavirus se traducirá en un aumento de la oferta de bonos soberanos y supranacionales de alta calidad. Así, la disponibilidad de activos seguros en euros en los próximos años se disparará en casi 2,5 billones, y esto impulsará al euro frente a otras monedas.

Con un euro más caro, el departamento de análisis de ING considera que el BCE continúa teniendo margen para ampliar el programa de compra de deuda frente a la pandemia más allá de junio de 2021. El objetivo es que se recupere la inflación en la zona euro hasta cerca del 2%, nivel aún muy lejano del 0,4% que marcó en julio en tasa interanual.

Más allá de las medidas puestas en marcha para hacer frente a la crisis económica, los analistas señalan como catalizador de las subidas del euro las iniciativas sanitarias para contener la expansión de la pandemia. Aunque ahora los rebrotes en el Viejo Continente han devuelto la inestabilidad a los mercados, en mayo el número de infectados se redujo de manera considerable en Europa, mientras que en Estados Unidos siguió aumentando con fuerza durante junio y julio.

El futuro del billete verde

Aunque el dólar se ha debilitado, desde DWS consideran que es demasiado pronto para darlo por vencido. Más medidas fiscales en la primera economía del mundo ayudarán a contener la caída del billete verde. Afirman que el plan europeo, aunque positivo, ya no da para más.

Las expectativas de otro plan de estímulos estatales en el país que preside Donald Trump se han traducido en un escueta corrección de la divisa europea. Esta, tras superar los 1,19 dólares en la sesión del 6 de agosto, ayer se cambiaba a 1,1794.

La renovada fortaleza del euro se ha convertido en las últimas semanas en un obstáculo para las Bolsas europeas debido al perfil exportador de una parte de las empresas. En un momento en el que el comercio mundial se está viendo golpeado, índices europeos como el Dax alemán y el Cac francés están sufriendo las consecuencias de un euro fuerte.

Cierto es que, hasta ahora, el negocio exterior ha permitido a Bolsas como la alemana capear la crisis: en el año cae un 1,44% frente al 23,6% del Ibex 35. Pero la fortaleza del euro resta competitividad al negocio de las cotizadas y se convierte en un freno para la prolongar la remontada del mercado y volver a ganancias en el año.

Los expertos aconsejan prudencia

  • Rally. Después de la escalada de los últimos meses, desde Bank of America aconsejan prudencia y señalan que, si bien el acuerdo europeo es positivo, los desequilibrios de cada país siguen siendo una amenaza. ”Nos preocupa que el mercado se centre demasiado en el deterioro de la dinámica de la deuda de EE UU y pueda ser complaciente con tendencias similares en el resto del mundo. Aunque el consenso espera que la Fed mantenga las políticas relajadas durante mucho tiempo, es posible que se esté minusvalorando la necesidad de que el BCE las prolongue más”, aseguran.
  • Lira. La lira turca cotiza en mínimos históricos en su cruce frente al euro, que se cambia a 8,6 liras. Las presiones de Tayyip Erdogan para bajar los tipos por debajo del 8,25% actual y los desequilibrios macroeconómicos agravados por la crisis del Covid explican este comportamiento. La caída de la lira pasa factura a cotizadas españolas como BBVA, que en los últimos días ha agravado su caída en el año (-46,7%) y cotiza en torno a mínimos de finales de 1995.
Normas
Entra en El País para participar