Sanidad registra 4.507 nuevos positivos, 1.895 en las últimas horas

La Comunidad de Madrid y el País Vasco concentran más de la mitad de los infectados diarios

Aragón no comunica datos por razones técnicas

Calles del centro de Aranda del Duero prácticamente vacías, este viernes.
Calles del centro de Aranda del Duero prácticamente vacías, este viernes. EFE

La pandemia del coronavirus sigue avanzando en España. Este viernes deja 4.507 nuevos positivos, 1.895 de ellos diagnosticados en las últimas 24 horas. La estadística del Ministerio de Sanidad refleja cifras de niveles del confinamiento estricto de finales de abril, y eso sin los datos de Aragón -con la tasa más alta de contagios en las últimas semanas- que no los ha cargado por "problemas técnicos", según el informe del Ministerio.

En la última semana ha repuntado levemente la presión hospitalaria. Sanidad ha comunicado 677 ingresos y 46 de ellos en cuidados intensivos. El número de fallecidos, sin embargo, ha descendido en los últimos siete día hasta los 16. En total, han perdido la vida 28.503 personas y 314.362 se han contagiado con el virus.

Sin los datos de Aragón, la pandemia golpea con más fuerza en la Comunidad de Madrid (567) y el País Vasco (403), donde se han registrado más de la mitad del total diario diagnosticado a nivel nacional. Nekane Murga, la consejera de Salud de Euskadi, ya advertía este jueves que la región se estaba adentrando en una segunda ola del virus. Tras ellos, la Comunidad Valencia y Andalucía, que notifican 158 positivos cada una, Cataluña (113) y Navarra (108).

Madrid, por su parte, preocupa no solo por el aumento de contagios sino también por su baja capacidad de detectar asintomáticos, según explicó el jueves Fernando Simón, el coordinador de la emergencia sanitaria. Según el epidemiólogo, la red de rastreadores de Madrid solo detecta el 15% de asintomáticos, muy por debajo de la media española, que ronda el 60%. El consejero regional de Sanidad ha puesto en duda los datos de Simón y ha afirmado que "el dato de asintomáticos detectados por nuestra red es del 60%, por encima de la media de otras comunidades autónomas". El informe que publica la Consejería de Sanidad, sin embargo, refleja que apenas se han detectado ocho asintomáticos por cada 100 casos en la última semana.

Madrid lidera el auge de casos y la Comunidad aprobó un plan de contingencia para frenar la expansión del coronavirus que incluye la limitación del horario del ocio nocturno a la 1.30 horas. Este viernes, los empresarios del sector han decidido mantener cerrados sus locales durante el fin de semana para protestar contra estas medidas. La patronal defiende que las restricciones son una trampa del Gobierno regional para evitar realizar un rescate económico al sector. 

En Galicia, la Xunta pondrá en marcha medidas restrictivas por el aumento de casos en A Coruña. Este viernes se han detectado 177 positivos y varios brotes, vinculados a un gimnasio y a reuniones familiares. La Consejería ha anunciado medidas de carácter preventivo para toda el área sanitaria que incluye el cierre del ocio nocturno, restricción de visitas a residencias de mayores, limitaciones de aforo al 50% de todas las actividades y la prohibición de las reuniones sociales de más de 10 personas.

También en Aragón, la Comunidad Autónoma que este viernes no ha comunicado sus datos a Sanidad, se refuerzan las medidas sanitaria. La policía comprobará desde el lunes que se cumplen las cuarentenas de las personas contagiadas. El plan comenzará a adoptarse en Zaragoza, una de las regiones más castigadas por el virus de la comunidad. Además, en Castilla y León, los 32.000 habitantes de Aranda del Duero (Burgos) pasarán su primer fin de semana bajo medidas restrictivas propias de la fase 1 de la desescalada que incluye el confinamiento del municipio durante 14 días. Este municipio se une así a Íscar y Pedrajas de San Esteban (Valladolid) que llevan aislados desde hace casi una semana.

Los casos aumentan el mismo día en el que una veintena de los científicos más prestigiosos de España han pedido una auditoría independiente sobre la gestión de la pandemia. Los especialistas advierten en una carta publicada en la revista científica The Lancet que si no se corrigen los fallos, el colapso que sufrió el sistema de salud volverá a repetirse en septiembre. “Es importante que sepamos lo que ha pasado, ahora que la situación no es tan difícil como al principio, sobre todo para poder estar listos frente a una posible segunda oleada en otoño”, argumenta Helena Legido-Quigley, impulsora de la carta y experta en salud pública de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Normas
Entra en El País para participar