Infraestructuras

OHL no obtiene quórum entre sus bonistas y esperará para disponer del crédito antivirus

Lanza la segunda convocatoria de la reunión con inversores para el 4 de septiembre

José Antonio Fernández Gallar, consejero delegado de OHL.
José Antonio Fernández Gallar, consejero delegado de OHL.

Contratiempo para OHL en plena crisis. El grupo tendrá que esperar un mes para disponer de la totalidad del crédito antivirus por 140 millones firmado el 30 de abril con sus bancos de cabecera, Santander, Bankia, CaixaBank, Sabadell, Credit Agricole y Société Générale, y con aval del ICO. La compañía debe obtener el visto bueno de la asamblea de bonistas para acceder a la inyección de liquidez y la cita, fijada este mediodía, no ha alcanzado el quórum necesario para su celebración en primera convocatoria, según ha informado la empresa a la CNMV.

El respaldo de los tenedores de bonos es clave a la vista de que las condiciones de las dos emisiones con saldo vivo de OHL impiden rebasar ciertas líneas con la deuda sin la dispensa (waiver) buscada. La compañía, que tiene acceso a parte del crédito antes de pasar por la asamblea, ha comunicado ya una segunda convocatoria para el 4 de septiembre, apurando el plazo legal de un mes para su celebración.

La reunión frustrada hoy había sido aplazada en dos ocasiones, desde el 20 de julio, en busca del máximo quórum posible. En el orden del día, OHL pide la renuncia a los derechos de amortización anticipada y la posibilidad de aportar activos en garantía de este crédito, obtenido para cubrir la actividad diaria.

OHL pide la renuncia a los derechos de amortización anticipada y la posibilidad de aportar activos en garantía del crédito

Para la celebración de la asamblea en primera convocatoria, el camino más difícil pero también el más rápido, OHL debía contar con la presencia o representación de dos tercios del saldo vivo de sus emisiones, lo que no ha conseguido. Los acuerdos, por su parte, debían ser respaldados por más del 50% de los votos. Ya en una segunda convocatoria el visto bueno será algo más accesible, al no requerirse quórum mínimo para la celebración de la reunión de bonistas. Fuentes de la compañía ofrecen su confianza en que la votación será favorable a la propuesta de la empresa en septiembre.

Casi 600 millones en bonos

OHL mantiene dos emisiones con un saldo vivo total de 592,9 millones de euros. La primera remesa de bonos, colocados en 2014 por una cifra de 400 millones, paga un 4,750% y tiene 2022 como plazo de amortización. Su saldo vivo es de 323 millones. La segunda es del año 2015, por la que OHL captó 325 millones al 5,5%; expira en 2023 y mantiene un valor nominal de 269,9 millones.

Los bonistas tienen el derecho a la amortización anticipada de sus bonos si OHL incumple las condiciones de las emisiones. Es decir, sin la renuncia a ese derecho no hay préstamo respaldado por el ICO. Con nuevos accionistas de referencia, los hermanos mexicanos Amodio (16% del capital), OHL presenta resultados del primer semestre mañana miércoles. Los bonistas tendrán una nueva oportunidad para conocer los planes de la compañía. Las cuentas, a buen seguro, vendrán afectadas por la crisis del Covid-19, como está siendo denominador común en todas las firmas de infraestructuras cotizadas. Al cierre del primer trimestre, con 7 millones en rojo, la empresa argumentó que aún era pronto para estimar el impacto de la pandemia en su actividad.

La dirección que encabeza José María Fernández Gallar está buscando nuevos ahorros, una estrategia centrada en la recuperación del negocio concesional y en la obtención de resultados positivos en construcción.

Normas
Entra en El País para participar