Infraestructuras

OHL pierde 7,3 millones en el primer trimestre y revisa cada obra para determinar el impacto del virus

El grupo mejora su ebitda un 49%, hasta los 13,6 millones

El consejero delegado de OHL, José Antonio Fernández Gallar, con el presidente del grupo, Juan Villar-Mir de Fuentes.
El consejero delegado de OHL, José Antonio Fernández Gallar, con el presidente del grupo, Juan Villar-Mir de Fuentes.

El grupo OHL ha iniciado 2020 prácticamente igual que el ejercicio 2019, con pérdidas por 7,3 millonesfrente a los 7,7 millones en rojo declarados hace un año. Las ventas bajan un 4%, hasta los 655 millones de euros, y el ebitda escala un considerable 49%, hasta los 13,6 millones. El margen sobre los ingresos, aún de un bajo 2,1%, también mejora el ratio del 1,4% presentado en el primer trimestre del pasado ejercicio.

La empresa ha reiterado que solo se contratan obras con márgenes superiores al 8% con el objetivo de llevar el ratio de ebitda sobre ventas a una horquilla del 4% al 5%. Un efecto que debería lograrse con mayores ingresos, a la vuelta de unos dos años.

Precisamente es en el ebitda donde la compañía aprecia síntomas de mejoría desde su profunda crisis. Este es el quinto trimestre consecutivo con ebitda positivo para OHL. El ebit, de 0,8 millones, también entra en terrenos positivos. Respecto a las ventas, un 74,6% proceden del exterior, frente a una cuota del 68% presentada hace 12 meses.

La empresa ha amortizado los 73 millones de saldo vivo del bono emitido en 2012. Con ello baja la deuda bruta y mejora su ratio de apalancamiento

El área de construcción tira claramente de la facturación, con 537 millones (un 4,2% menos), y también del ebitda, aportando 14,4 millones (un 2,1% al alza). Su margen, del 2,7%, sube ligeramente. Baja un 14% la cifra de negocio de la división industrial, que llega a los 46 millones, mientras Servicios mejora ligeramente sus cifras de marzo de 2019 y suma 69 millones de facturación.

El efecto de la pandemia

OHL asegura no haber sufrido por el momento un impacto significativo de la pandemia en su actividad, pero espera cierto deterioro de los negocios a lo largo del año ante la grave afectación a la economía: "La caída de actividad, principalmente en construcción en España, ha sido compensada gracias a la diversificación geográfica, la mejora de la actividad de construcción en USA, LATAM y el incremento en la actividad de servicios", apunta en el informe remitido a la CNMV. No obstante, "las estimaciones para valorar el impacto que esta pandemia sin duda tendrá en las principales magnitudes económicas del grupo en el ejercicio, resultan difíciles de cuantificar en estos momentos".

Pese a la incertidumbre ha optado por no hacer provisiones por el momento y aprovechar la revisión de cada obra, que está llevando a cabo en este momento (realiza tres revisiones en profundidad al año), para medir el impacto.

Como medidas de adaptación a las condiciones del mercado, la empresa que preside Juan Villar-Mir tiene pactado un ERTE por un plazo de tres meses que afecta principalmente a la división de construcción en España, y que podrá alcanzar a más de 1300 trabajadores. Mientras dure este ajuste también se ha acordado una reducción del salario en la alta dirección del 50%, del 30% para el resto de directivos y gerentes y del 20% para el consejo de administración.

140 millones de refuerzo

A 31 de marzo la posición de liquidez cae un 30% respecto al cierre de 2019, pasando de 789 millones a 550 millones. Una situación que OHL ha enmendado el pasado 30 de abril con la firma de un crédito de 140 millones, avalado por el ICO, con sus seis bancos de referencia.

La deuda neta, por su parte, pasa de una posición neta de tesorería de 55 millones, a 31 de diciembre, a una cifra negativa de 135 millones. La empresa viene de amortizar los 73 millones de saldo vivo del bono emitido en 2012, cuyo vencimiento estaba establecido en el pasado mes de marzo. Con ello baja la deuda bruta y mejora su ratio de apalancamiento.

La cartera total marca 5.250,6 millones, con un retroceso que roza el 4%. Europa tiene un peso del 41,9% en la reserva de contratos, EE.UU representa un 37,7%, y Latinoamérica un 18,6%. La contratación en el periodo ha alcanzado los 624,9 millones de euros, siendo un 89% en obra directa y un 84% con clientes públicos.

Normas
Entra en El País para participar