Infraestructuras

Aena pierde 170 millones a junio y prevé incumplir las condiciones de su deuda a final de año

Negociará con el BEI, ICO, Unicaja y FMS en busca de una dispensa para evitar la ejecución de 6.000 millones

Un pasajero camina ayer lunes (27 de julio) por la terminal T1 casi vacía en el Aeropuerto de Madrid-Barajas.rn
Un pasajero camina ayer lunes (27 de julio) por la terminal T1 casi vacía en el Aeropuerto de Madrid-Barajas.

El peor trimestre que se recuerda en la historia de la aviación ha metido al gestor aeroportuario Aena en terreno de pérdidas al cierre del primer semestre. La compañía que preside Maurici Lucena ha declarado 170 millones en rojo, frente a los 559 millones que ganaba a junio de 2019.

Las malas perspectivas para el año hacen Aena haya activado la alarma sobre su deuda. La pública cree que a 31 de diciembre incumplirá los covenants de 6.067 millones en créditos firmados con el BEI, ICO, Unicaja y FMS. Por ello, tiene previsto "iniciar conversaciones con las entidades financieras para la obtención de una dispensa temporal (waiver) del cumplimiento de las ratios".

Los contratos con esas entidades obligan al cumplimiento de un ratio de deuda financiera neta frente a Ebitda menor o igual a 7,0 veces; el ebitda frente a los gastos financieros ha de ser mayor o igual a 3,0 veces. Esas condiciones son revisadas cada mes de junio y en diciembre teniendo en cuenta los datos de ebitda y gastos financieros de los últimos 12 meses y la deuda financiera neta a cierre del periodo. Aena afirma que a 30 de junio las ratios financieras "se encuentran dentro del rango permitido, si bien se prevé que a 31 de diciembre 2020 se incumplan".

Más deuda corriente por Luton

Aena ha expresado en sus cuentas del primer semestre que el aeropuerto de Luton no cumple con los límites de la ratio de deuda neta/ebitda incluida como condición en sus contratos de financiación. En aplicación de la moprma contable  NIC1,la compañía ha reclasificado como deuda corriente un total de 425,3 millones de euros. Sin embargo, el operador espera obtener "una dispensa temporal (waiver) de las entidades financieras en los próximos días" para evitar la amortización de esa deuda.

Concluida la primera mitad del ejercicio, los ingresos de Aena caen a 1.112 millones, un 47% menos que en el periodo comparable del pasado ejercicio. El ebitda, de 211 millones, se hunde un 82%, y el flujo de caja acumulado en el semestre es de 301 millones, en comparación con los 1.116 millones a junio del año pasado.

El tráfico no ha hecho más que entrar en parálisis desde que se decretara la pandemia el pasado marzo. A 30 de junio la red española de aeropuertos ha atendido a 43,5 millones de viajeros, frente a los 128 millones de la primera mitad de 2019.

El gestor aeroportuario ha esbozado esta tarde previsiones para lo que resta de ejercicio pese a la complejidad del escenario. La empresa se apoya en estimaciones de Eurocontrol, IATA, OACI y ACI, que prevén un descenso en el número de pasajeros en Europa que se situaría entre el 45% y el 70%. Para España, Aena utiliza un rango de caída del tráfico de pasajeros para el conjunto de 2020 del 57% al 67% (Iata apunta un 59%), coincidiendo con esas mismas instituciones.

La propia asociación de aerolíneas IATA señaló el 13 de mayo que el tráfico mundial no se recuperará al menos hasta 2023. Y en Europa esa reactivación sería aún más lenta y no llegaría al menos hasta 2024 debido a la debilidad económica. A efectos de su test de deterioro, Aena espera que el tráfico en 2021 esté entre un 25% y un 50% por debajo del volumen atendido en 2019. La compañía ha afirmado que no prevé que la demanda se estabilice antes del trienio que va de 2024 a 2027.

Test de deterioro e inversiones

Aena cree que el impacto del Covid-19 en la actividad no merece ajustar la valoración de su red en España. Tampoco pierde valor el aeropuerto londinense de Luton a la vista de que el contrato de concesión contempla el reequilibrio, pero la compañía reconoce un impacto de 47,7 millones por el aeropuerto de la Región de Murcia (AIRM) y de otros 73 millones por la concesión de Grupo Aeroportuario Nordeste de Brasil. En ambos casos están por negociarse medidas de reequilibrio de los contratos de concesión y estas no han posido ser contempladas por el momento en las cuentas.

Los activos en Colombia (SACSA y Aerocali) lastran el resultado en otros 3,5 millones, con lo que los deterioros suponen unas pérdidas netas al cierre del semestre de 123 millones. Al respecto, Aena ha aclarado que esa cifra no tiene impacto en la caja.

Ante la gravedad de la situación, el plan de ahorro de costes implementado ha conseguido 157 millones en el segundo trimestre, desde una estimación de reducción de salida de caja mensual de 43 millones de euros. La paralización de las inversiones también ha aportado un ahorro de 175 millones desde el 31 de marzo.

El capítulo inversor fue liberado en junio, ante lo que parecía una franca recuperación del tráfico, y el presupuesto inversor en este 2020 es de 352 millones, de los que ya han sido ejecutados 107 millones de euros.

El contexto cambia prácticamente cada día. La aplicación de cuarentenas en Reino Unido a los viajeros procedentes de España ha hecho que alimentadores del turismo como TUI y Jet2 hayan cortado conexiones entre este país y las islas británicas. Aguantan Ryanair, Easyjet y British Airways, el trío que ya denuncio la política de prevención de Boris Johnson el pasado mes de junio.

Caída en picado

El gestor aeroportuario venía de ganar dinero en el primer trimestre, con un beneficio a 31 de marzo de 23,1 millones. En ese momento aún era baja la afectación del tráfico por el coronavirus, pese a lo que el resultado se desplomó ya un 83%.

Además de la crisis sanitaria, la compañía también ve afectados sus ingresos por la reducción de las tarifas aeroportuarias en un 1,44% desde el 1 de marzo o por aplazamientos en el cobro de algunas de las tarifas. Respecto al proceso de consultas para la fijación de la tarifa aeronáutica para 2021, la ronda de negociaciones con las aerolíneas se ha retrasado hasta el próximo 1 de octubre en busca de mayor visibilidad.

En cuanto a pasajeros, al cierre del primer trimestre, con 42 millones, el retroceso era del 20,4%. Entonces la generación de caja alcanzando los 486 millones entre enero y finales del mes de marzo (583 millones en el primer trimestre de 2019).

Ante la fuerte incertidumbre reinante, el consejo de Aena decidió la cancelación del dividendo de 1.137 millones previsto con cargo al resultado de 2019. Se trataba, según argumentó la empresa dependiente del Ministerio de Transportes de "fortalecer la solvencia de la Sociedad en las actuales circunstancias que no permiten evaluar el impacto futuro de la crisis sanitaria del COVID‐19 en la economía de los mercados en los que la Sociedad opera".

Al mismo tiempo, la dirección financiera ha trabajado en la firma de nuevos acuerdos de financiación, alcanzado los 2.325 millones en nuevos créditos. La disponibilidad de caja y facilidades crediticias a 30 de junio de 2020 es de 2.894 millones de euros, a los que se añade la posibilidad de realizar emisiones a través del programa de EuroCommercial Paper(ECP) de hasta 900 millones de euros de los que, al final del primer semestre, se encuentran disponibles 525 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar