Seat, la marca de Volkswagen que más sufrió en el confinamiento

Vendió 63.100 coches entre abril y junio, un 61,2% menos

Confía en una recuperación en la segunda mitad del año

Empleados de Seat en Martorell (Barelona) en el primer día de la vuelta al trabajo tras el parón por el coronavirus (26 de abril).
Empleados de Seat en Martorell (Barelona) en el primer día de la vuelta al trabajo tras el parón por el coronavirus (26 de abril).

Seat fue la marca del grupo Volkswagen que mayor retroceso experimentó en sus ventas durante los meses de confinamiento.

La automovilística española matriculó 63.100 coches en todo el mundo entre abril y junio, lo que supone una caída del 61,2% en comparación con el mismo periodo del ejercicio precedente, según datos publicados por el consorcio alemán.

Tan solo en junio, entregó 34.100 unidades, un 40,5% menos, mientras que en el semestre alcanzó un volumen de ventas de 193.400 vehículos, un 38,5% menos frente a la primera mitad de 2019.

La pandemia de coronavirus ha pausado así el desarrollo positivo de los resultados de enseña de Martorell (Barcelona). De hecho, en el primer trimestre del curso perdió 48 millones, frente a los 89 millones de beneficio que registró entre enero y marzo del año anterior. La española no había experimentado números rojos en un primer trimestre desde 2014.

A principios de mes, el presidente interino de la empresa, Carsten Isensee, advirtió de que el mayor impacto del Covid-19 se reflejará en las cuentas del segundo trimestre, debido al cierre de plantas de producción y concesionarios por las medidas de confinamiento.

No obstante, la firma española se muestra optimista y observa una ligera mejora desde que reanudara su actividad. De hecho, confía en una recuperación, al menos parcial, durante la segunda mitad del año. Seat invertirá 5.000 millones en los próximos cinco años para seguir avanzando en electrificación.

Grupo al completo

El grupo Volkswagen comercializó 1,8 millones de automóviles de todas sus marcas entre abril y junio, un 31,6% menos, y 804.100 unidades solo el mes pasado, un 17,5% menos.

La multinacional alemana, que en 2019 revalidó por tercer año consecutivo el título de mayor fabricante de coches del mundo por delante de Toyota y la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, matriculó 3,9 millones de vehículos en el primer semestre, lo que se traduce en una bajada del 27,4% respecto a la primera mitad de un año antes.

Europa Occidental fue donde el consorcio con sede el Wolfsburgo (Alemania) experimentó una mayor caída hasta junio, del 37,5% y con 1,24 millones de unidades. De su lado, en China, su mercado más importante, registró unas entregas de 1,6 millones de unidades, un 17% menos.

 

Normas
Entra en El País para participar