Tecnología

Uber despide a más del 30% de su plantilla en España por la crisis del Covid

La compañía recorta en 30 personas su equipo, que sumaba algo menos de un centenar de personas, tras alcanzar un acuerdo con los trabajadores

 Juan Galiardo, director general de Uber España.
Juan Galiardo, director general de Uber España.

Uber ha despedido a más del 30% de su plantilla en España. La compañía ha recortado en 30 personas su equipo en el país, donde hasta ahora sumaba algo menos de un centenar de empleados. El dato ha sido confirmado desde la compañía, que explica a Cincodías que esta semana han llegado a un acuerdo con los representantes de los trabajadores sobre el expediente de regulación de empleo que presentaron hace un mes y medio "obligados por la situación excepcional que hemos vivido en los últimos meses".

Aunque la compañía no detalla dónde han afectado más los ajustes, fuentes conocedoras del proceso explican que el impacto ha sido especialmente importante entre los profesionales de los centros de atención a conductores y clientes que la firma tiene en España, situados en Barcelona y Sevilla. En concreto, este último se cierra, aunque Uber seguirá ofreciendo atención desde Andalucía a sus clientes en esa comunidad, donde están presentes en cinco ciudades.

"Ha sido una decisión muy difícil y queremos agradecer a los representantes de los trabajadores su colaboración y comprensión y a todos los trabajadores afectados su compromiso y profesionalidad", ha señalado a este periódico un portavoz de la compañía, que añade que "desde esta misma semana, estamos trabajando para ayudar a todos los empleados afectados a encontrar nuevas oportunidades profesionales".

Los recortes en España se producen después de que la multinacional estadounidense desvelara el pasado 6 de mayo que iba a despedir a 3.700 trabajadores en todo el mundo, es decir, al 14% de su plantilla, y que iba a cerrar de forma permanente 180 centros de atención a los usuarios (conductores y repartidores). Poco después la compañía anunciaba el despido de otros 3.000 empleados más y el cierre de 45 oficinas en todo el mundo, elevando el recorte a más de un 25% de su plantilla a nivel mundial.

La multinacional justificó la decisión por el impacto que ha tenido la crisis desatada por la pandemia del coronavirus en su negocio, ya que con el confinamiento se ha producido un desplome de los desplazamientos de las personas. Uber reconoció que necesitaba reducir sus costes ante este nuevo escenario y que era una cuestión de supervivencia. "Para poder llegar a la otra orilla", aseguró Dara Khosrowshahi, su máximo ejecutivo. La firma anunció en mayo un incremento del 190% en sus pérdidas trimestrales hasta 2.936 millones, aunque sus ingresos habían subido un 14%, hasta 3.500 millones. La incertidumbre actual también llevó  a Uber a retirar sus proyecciones de negocio para 2020, poniendo en cuestión su objetivo de alcanzar la rentabilidad este año.

En una entrevista reciente con el director general de Uber España, Juan Galiardo, el directivo ya avanzó a Cincodías que sabían que los recortes iban a afectar a España, aunque en aquel momento aseguró desconocer el resultado final, puesto que se abría un proceso de consultas. Dicho proceso es el que concluyó el pasado miércoles.

Galiardo aseguró entonces que el impacto del Covid-19 ha sido global y no ha hecho distinciones por países. "Las restricciones a la movilidad por la pandemia han tenido un impacto muy significativo en el sector del transporte en general, y también en el del coche con conductor (VTC y taxis), donde en España las asociaciones hablan de caídas del 80%-90% del negocio", indicó.

Con este ajuste de personal, la compañía busca, según apuntó el propio Galiardo, ajustar su dimensión a la nueva realidad del negocio. Uber tiene en Madrid su oficina principal y desde ella dan servicio a las tres líneas de negocio (coche con conductor, micromovilidad y Uber Eats) para toda la región sur de Europa (España, Portugal, Italia y Croacia). También tienen centros de atención a conductores y clientes en varios puntos del país. En España, su servicio de VTC está disponible en Madrid, Sevilla, Málaga, Granada, A Coruña y Bilbao. La compañía empezó a integrar hace unos meses el taxi a su plataforma.

Normas
Entra en El País para participar