Andrés y Jorge Sendagorta, tradición militar e ingeniería a cargo de la nueva Sener

Los hasta ahora vicepresidente y director general del área de ingeniería y construcción liderarán la compañía en pleno proceso de reestructuración

Andrés y Jorge Sendagorta, tradición militar e ingeniería a cargo de la nueva Sener

La ingeniería vasca Sener renueva su cúpula en pleno proceso de reestructuración y, como no podía ser de otra manera, la nave estará comandada por dos miembros de la familia Sendagorta. Como presidente, Andrés Sendagorta McDonell, hasta ahora vicepresidente. Como consejero delegado, Jorge Sendagorta Cudós, hijo del hasta ahora presidente, Jorge Sendagorta, que permanecerá ligado a la sociedad como presidente de honor. De este modo, los dos hermanos fundadores de la compañía quedan representados en la dirección. En realidad, el auténtico fundador fue Enrique Sendagorta, abuelo de Cudós; mientras que José Manuel Sendagorta Aramburu, padre de McDonnell, se incorporó a la dirección de la compañía cuatro años más tarde, en 1960.

Como tampoco podía ser de otra manera, dadas las exigencias de la empresa, que obligan a todos los miembros de la familia a demostrar su valía antes de incorporarse a la compañía, ambos cuentan con una dilatada experiencia. Los inicios profesionales de Andrés Sendagorta se caracterizan por su perfil militar. Nacido en Madrid en 1958, aunque se considera de Bilbao, se graduó en la Escuela Naval Militar de la Armada española como alférez del Navío del Cuerpo General Escala Superior en 1985. Destacó como oficial de guerra antisubmarina, como teniente de navío y piloto naval de reactores de combate con calificación de portaaviones por la Armada de los Estados Unidos y la española, o como piloto de reactores Harrier. Posiciones que le llevaron en 2009 a recibir la Gran Cruz del Mérito Naval, con distintivo blanco, por el rey Juan Carlos I, una condecoración que ya recibió su tío, Enrique Sendagorta.

“Como oficial de la Armada, se me ha dado la oportunidad de asumir responsabilidad desde bastante joven aunque pasando por un periodo de formación exigente”, afirmó en una entrevista para Man On The Moon. Sendagorta McDonell, considera que cuando estás en un escuadrón, lideras personas y en una empresa es lo mismo, aunque la actividad sea diferente. “Profesionalmente no podría haber hecho lo que he hecho si no hubiera sido oficial de la Armada y piloto de combate”, aseguró.

En el ámbito civil, es diplomado en Dirección General por el IESE, miembro del consejo rector del Instituto de Estudios Bursátiles y presidente, desde 2019, de la Asociación de Empresa Familiar de Euskadi (Aefame). Su vinculación profesional con Sener se fraguó, primero, como consejero y diez años después, desde 1999, como vicepresidente del grupo. En 2018, fue nombrado presidente de la fundación de la compañía. En su tiempo libre, disfruta aprendiendo de historia, practicando bicicleta de montaña y deportes relacionados con la mar, afición que, sin duda, le viene de familia. Tiene seis hijos, entre los 26 y los 33 años y nueve nietos. Dicen que, como buen hombre de ascendencia vasca, disfruta de la gastronomía y del buen comer.

La compañía

Actividad. Grupo Sener desarrolla su negocio en cuatro grandes sectores: aeroespacial, infraestructuras, energía y naval. Tiene proyectos en más de 31 países y cuenta con más de 2.400 empleados, 1.600 de ellos en España.

Facturación. En sus últimas cuentas publicadas, correspondientes al ejercicio 2018, el beneficio fue de 21,6 millones de euros, con un descenso del 95% respecto a 2017. Los ingresos del grupo están en el entorno de los 600 millones. Cerca del 80% de su facturación proviene de fuera de España.

Por su parte, Jorge Sendagorta Cudós, de 39 años, es ingeniero superior industrial por la Escuela Técnica Superior de Ingeniería ICAI, y Máster en Ingeniería Mecánica por la Universidad de California. Cuenta también con un máster en Administración de Empresas por el IESE Business School de Madrid. Comenzó su carrera en General Electric, donde estuvo involucrado en proyectos de Lexan y Ultem en Cartagena y en Bergen Op Zoom (Holanda). Más tarde se incorporó a FCC como director de compras y subcontratos de las centrales solares termoeléctricas Guzmán y Villena, y como director de proyecto de esta última.

A Sener llegó en octubre de 2012, dentro del sector de la energía. Fue director de proyecto adjunto en la planta de biomasa para Ence en Mérida, para después dirigir el proyecto de la terminal de gas natural licuado del puerto de Zeebrugge (Bélgica). En 2015, fue nombrado country manager de Sener en México, una de las principales oficinas del grupo en el área de ingeniería. Durante su estancia acometió grandes proyectos como el tren interurbano Ciudad de México – Toluca, la línea 3 del metro de Guadalajara, dos centrales de ciclo combinado, o varias plantas de cogeneración entre otros. Y en 2018, director general del área de ingeniería y construcción. “Me encantó la ciudad de México. Su gente, su clima, su comida, las mil cosas que hacer en la ciudad…”, afirma el CEO. A esa pasión se le une la del deporte, sobre todo practicar pádel, running, el fútbol y el esquí. En su tiempo libre también disfruta de una buena lectura. “Leo de todo, novelas, divulgación, historia… me dejo asesorar por mi padre, por amigos, pero también por Amazon, Goodreads por los premios habituales tipo Pulitzer o Best Book Award”, admite. Jorge es un hombre de mundo. Ha vivido en California, Holanda y México, y dentro de España pasó cuatro años en Cartagena.

De profundas convicciones católicas ambos, quienes conocen a Andrés y Jorge Sendagorta destacan su humildad, sus valores familiares y sus grandes lazos de amistad. Los dos son muy celosos de su intimidad, rasgo que identifica a todos los miembros del clan, al principio por necesidad, al haber estado amenazados por ETA. De raíces en Plentzia, localidad cercana a Getxo, sede de la compañía y lugar donde reside buena parte de la clase empresarial y financiera local, siempre han estado relacionados con las altas esferas. Enrique Sendagorta fue director general de Comercio Exterior en el Ministerio de Comercio (1960-1963) en pleno Plan de Estabilización.

En Sener, deberán enfrentarse en el futuro inmediato al recorte de 110 miembros, como máximo, de su plantilla de 1.600 empleados en España, tal y como anunció el grupo en junio. Pero también a proyectos ilusionantes como la comandancia de su nueva compañía Sener Aeroespacial, que unifica sus negocios de espacio y defensa y que nació en marzo de 2019 con el objetivo de convertirse en un actor relevante en el mercado de defensa. Entre sus proyectos de futuro, figura el avión europeo de combate FCAS, coordinado en España por Indra, la primera planta de gas licuado de Alemania, o su contrato para el Satélite que irá a Júpiter.