El Gobierno impulsa un fondo de 10.000 millones para rescatar empresas viables

El Ejecutivo cita a patronal y sindicatos y prevé aprobar un nuevo paquete económico en un consejo de ministros extraordinario

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, preside la reunión del Consejo de Ministros.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, preside la reunión del Consejo de Ministros.

El Gobierno ultima un nuevo paquete de medidas económicas para la etapa de nueva normalidad iniciada tras el proceso de contención de la pandemia del coronavirus impulsada durante el estado de alarma que prevé impulsar mañana en un Consejo de Ministros extraordinario, según confirman fuentes oficiales a este diario.

El Ejecutivo, que busca el respaldo de patronal y sindicatos a este nuevo plan, ha citado a los agentes sociales en La Moncloa para ofrecer una nueva foto de grupo que avale el aval del diálgoo social a las nuevas medidas.

Según recoge Efe, que cita fuentes cercanas al Ejecutivo, el Gobierno dará luz verde a la creación de un fondo de 10.000 millones para rescatar empresas con problemas de solvencia a raíz de la crisis del Covid, pero que sean viables. También se dará luz verde a una nueva línea de avales de hasta 40.000 millones para impulsar la inversión empresarial.

El fondo de rescate dependerá de la SEPI y permitirá que el Estado entre de forma transitoria en el capital de empresas privadas viables que presenten problemas de solvencia generados por la tras el Covid 19, informa Efe. Los 10.000 millones de euros con los que estará dotado servirán para apoyar a las compañías mediante la compra de acciones, deuda o cualquier otro instrumento convertible en capital, pero siempre que las propias empresas lo soliciten antes y como opción de último recurso.

En el caso de la línea de avales del ICO, de hasta 40.000 millones, se lanzará con el objetivo de impulsarla inversión empresarial y como vía para contribuir a la recuperaciónde la economía y el empleo.

La idea, avanzan fuentes conocedoras del encuentro, es sellar un acuerdo por la reactivación de la economía y el empleo. "Se va a acordar una serie de cuestiones y compromisos a desarrollar posteriormente entre el Gobierno y los agentes sociales en el ámbito del diálogo social, supone el compromiso de recuperar las mesas de diálogo social que estaban ya activadas e iniciadas antes de la crisis y recuperar la agenda que se inició entonces", ha avanzado a este diario Carlos Gutiérrez, Secretario General de Juventud y Nuevas realidades del trabajo.

"Se tratarán, además de las cuestiones que ya veníamos tratando, nuevos desafíos que llegan con la pandemia que tienen que ver con la reindustrialización, con el paquete de 50.000 millones a desarrollar, con el fortalecimiento de nuestro marco laboral entre otras cuestiones", añade Gutiérrez.

Subida fiscal

En paralelo, el presidente del Gobierno ha manifestado en una entrevista a La Sexta que considera “inevitable” acometer una reforma fiscal que eleve impuestos a rentas altas y grandes empresas.

El Ejecutivo, ha dicho, tiene intención de ir acortando la brecha de seis puntos en ingresos tributarios que mantiene con la UE a fin de obtener la financiación suficiente para salvaguardar un estado del bienestar “robusto”.

Sánchez, que ha considerado que la figura del impuesto a los ricos que ha venido defendiendo Unidas Podemos un “no deja de ser un fetiche”, sí ha sostenido que “las costuras fiscales han saltado” con el incremento del gasto que ha supuesto afrontar la pandemia.

Aunque no ha aclarado si entre sus planes entra subir el IVA, como ha propuesto el Banco de España, el planteamiento de Sánchez casa con el plan presupuestario que PSOE y Podemos ya pactaron para 2019, que incluía fijar un tipo mínimo para grandes empresas del 15% en sociedades. El presidente ha dicho que muchas grandes corporaciones pagan menos del 10% de un impuesto con un tipo nominal de partida del 25%.

Más allá, los partidos que forman ahora Gobierno también apostaron por incrementar en hasta cuatro puntos el tipo marginal que opera sobre los mayores tramos de IRPF.

Momento clave

El movimiento llega en un momento clave, en el que el Congreso de los Diputados ultima las conclusiones de la Comisión de Reconstrucción del país y la vicepresidenta económica del Ejecutivo, Nadia Calviño, da ya por iniciada la recuperación tras el batacazo histórico del PIB en los dos primeros trimestre del año.

Sin embargo, los datos de empleo conocidos este jueves (un alza del paro de 5.107 personas, en el pero junio desde 2008) siguen siendo preocupantes y está por ver hasta que punto se reactiva la actividad turística este verano tras la reapertura de las fronteras de la UE y con una quincena de terceros países.

El Plan Renove

En paralelo a las nuevas medidas que ultima el Gobierno, el Consejo de Ministros prevé impulsar finalmente el anunciado Plan Renove de apoyo a la adquisición de vehículos nuevos, ya sean eléctricos, diésel o gasolina, a cambio de la entrega de uno más antiguo. Está dotado con 250 millones de euros.

La aprobación de estas ayudas fue avanzada el lunes, recuerda Europa Press, por el secretario general de Industria y de la Pyme, Raül Blanco, durante la Mesa de Automoción, que estuvo acompañado de los principales actores autonómicos del sector.

Características de las ayudas

Este programa establece un límite de precio para los turismos de 35.000 euros (45.000 euros en el caso de personas con movilidad reducida o vehículos con etiqueta Cero) y será obligatorio el achatarramiento de un coche de al menos diez años. El vehículo a adquirir deberá contar con la etiqueta energética A o B y unas emisiones inferiores a 120 gramos de CO2 por kilómetro (155 gramos para los comerciales ligeros).

Las ayudas variarán en función de las emisiones del vehículo, priorizando los más eficientes, y habrá una cantidad extra por la entrega de un modelo de más de 20 años, para beneficiarios con movilidad reducida o personas dependientes de hogares con ingresos mensuales inferiores a 1.500 euros.

Los clientes particulares podrán optar a un descuento de 4.000 euros por la compra de un vehículo con etiqueta Cero y de hasta 800 euros por uno de combustión, aunque la rebaja puede elevarse a 5.000 y 1.600, respectivamente, si se tiene en cuenta la aportación del sector.

Aunque todavía no se ha publicado su desarrollo normativo, todos los usuarios que compren un coche ahora y cumplan los requisitos exigidos podrán optar a las ayudas. El Gobierno anunció el 16 de junio la movilización de 615 millones de los 3.750 con los que está dotado el Plan de impulso de la cadena de valor de la industria de la automoción, que tiene como objetivo amortiguar el impacto del Covid-19 sobre el sector.

Normas
Entra en El País para participar