El Círculo de Empresarios propone un plan de inversiones centrado en modernizar la economía

A través de un informe, aboga por apoyar la tecnología, la innovación y el emprendimiento, a la vez que reclama que la deuda pública apoye la inversión en lugar del gasto

El presidente del Círculo de Empresarios, John de Zulueta (centro), el director general de Boston Consulting Group para España y Portugal, Rafael Rilo (i), y el secretario de la Junta Directiva de APIE, Jorge Zuloaga (d).
El presidente del Círculo de Empresarios, John de Zulueta (centro), el director general de Boston Consulting Group para España y Portugal, Rafael Rilo (i), y el secretario de la Junta Directiva de APIE, Jorge Zuloaga (d).

El Círculo de Empresarios ha presentado este miércoles el informe Transformación del modelo productivo español en el que se recogen 14 prioridades para la transformación económica española tras la crisis provocada por el Covid-19. Una de las propuestas que refleja el estudio es la inversión en tecnología y en digitalización ante la necesidad de reforzar el tejido productivo del país y, con ello, su competitividad.

Así lo recoge el documento, elaborado con la colaboración de la consultora Boston Consulting Group (BCG), a través del que se aboga también por el impulso de la innovación, la sostenibilidad o el emprendimiento para redirigir la economía hacia un modelo más “sólido, competitivo y sostenible”. El presidente del Círculo de Empresarios, John de Zulueta, ha asegurado en la presentación del estudio que España tiene esa “oportunidad” tras la pandemia.

Todo ello conforma un plan de inversiones y reformas con el ánimo de modernizar la economía y de garantizar la resiliencia de la misma ante futuras crisis, para lo que los empresarios abogan por sanear el endeudamiento, pero no a través de subidas de impuestos sino de políticas de consolidación fiscal, utilizando la deuda para financiar la inversión pública, en lugar de los gastos corrientes.

En este sentido, el Círculo apuesta por que el refuerzo de los ingresos públicos debe hacerse a través de la lucha contra el fraude fiscal, dotando a la Administración Tributaria de formación en las herramientas digitales para luchar contra ello. Asimismo, Zulueta, preguntado sobre cuáles son los gastos superfluos que el Estado podría recortar para ayudar a reducir el déficit y la deuda a largo plazo, ha dicho que existe "una bolsa de casi 60.000 millones que estudiar a fondo", como consecuencia de algunas subvenciones de las que no se tiene conocimiento de si dan resultados y de deducciones de tributos como el IRPF. "Hay mucho dinero que no está controlado. Estamos convencidos de que se puede gastar menos y mejor", ha apuntado.

Además, el presidente del Círculo de Empresarios ha señalado que es importante tener una hoja de ruta clara para afrontar el proceso, dudando de la capacidad del Gobierno para llevarlo a cabo puesto que, a su juicio, está "muy dividido". Así, ha lamentado que ya "150.000 empresas han caído" y que llegado el otoño lo harán "bastantes más".

El director general de BCG España y Portugal, Rafael Rilo, explicó en la presentación de las propuestas que la tecnología es fundamental, puesto que España "todavía" destina un porcentaje muy bajo en I+D y “solo un 18% de las pymes están preparadas para desarrollar el comercio electrónico, un 16% tienen acceso a la nube y un 11% tiene acceso a herramientas de inteligencia artificial”. En este sentido, afirmó que la industria se tiene que reorientar a un modelo más tecnológico, con mayor valor añadido, al igual que el turismo o las actividades de distribución y logística.

Así, los empresarios apuestan por establecer modelos de colaboración público-privada y con ello por la creación de una agencia de innovación independiente, además de la facilitación de avales y créditos que permitan acometer la renovación tecnológica a las pymes con dificultad de acceso a financiación. También, el Círculo señala la necesidad de elaborar un marco normativo que favorezca el emprendimiento, incluyendo la reforma de la Ley de Segunda Oportunidad, la revisión de las obligaciones financieras de los autónomos o el refuerzo de los beneficios fiscales a empresas con inversión en innovación.

Con respecto a la transformación del sector turístico, apuesta por disminuir las tasas aéreas y portuarias para todos los operadores que abran rutas internacionales con España, así como lanzar campañas que promocionen al país como lugar de residencia atractivo para teletrabajadores.

Para las actividades de distribución y logística, la transformación se ve necesaria para capitalizar los cambios en los hábitos del consumidor, a través de la actualización de la normativa de comercio online en materia de protección de consumidores, plataformas digitales, fiscalidad o medios de pago o de liberalizar la regulación comercial en flexibilidad laboral y horarios de apertura para incrementar la competitividad de los comercios. Asimismo, sobre las cadenas de suministro, los empresarios piden lograr la capacidad productiva de “de reserva” de bienes esenciales para una respuesta rápida en caso de necesidad.

Así, con el objetivo de preparar al modelo productivo español de cara al futuro, el Círculo de Empresarios apuesta potenciar las capacidades en sanidad para poder hacer frente a otras crisis como la del Covid-19, reforzar el sistema educativo, aumentar la resiliencia de las cadenas de suministro de forma transversal, crear un entorno de negocios que favorezca la actividad económica y atraiga capital extranjero, e impulsar y consolidar modelos de colaboración público-privada. Además, propone armonizar la normativa mercantil y administrativa en todo el territorio nacional para “garantizar la seguridad jurídica” y mejorar la eficiencia de las administraciones públicas a todos los niveles.

Normas
Entra en El País para participar