Telecos

Los fondos colocarán hasta 1.000 millones en bonos para comprar MásMóvil

KKR, Cinven y Providence cierran el préstamo al menor interés; la teleco confirma sus previsiones para 2020 y 2021 pese a la pandemia

Los fondos colocarán hasta 1.000 millones en bonos para comprar MásMóvil

KKR, Cinven y Providence han logrado demanda por 2.400 millones para el préstamo con el que comprarán MásMóvil. Así, los fondos elevaron el importe, inicialmente fijado en 1.500 millones de euros, hasta los 2.000 millones, como publicó ayer CincoDías, y además pagarán el mínimo previsto en el rango, que oscilaba entre el 4,25% y el 4,5%. Los compradores, si todo sale bien, emitirán bonos para completar la financiación con la que se zamparán la teleco. El máximo será de 1.000 millones y la emisión se efectuará una vez cerrada la operación, previsiblemente a partir de octubre. La compañía, además, ha reiterado sus objetivos para 2020 y 2021.

Los participantes en el préstamo a siete años para comprar MásMóvil a 22,5 euros por acción (2.963 millones en total) han sido los principales fondos de deuda de Europa. Eso sí, se ha dado preferencia en el denominado Term Loan B (TLB) –un tipo de crédito en el que participan inversores institucionales con unas cláusulas financieras más laxas que las impuestas por los bancos– a los actuales inversores en MásMóvil.

La compañía ya cuenta con un instrumento similar que formalizó en mayo de 2019 y que renegoció el pasado noviembre. Este pasivo, que será amortizado si triunfa la opa, sumaba a cierre de marzo 1.419 millones. Pero sus inversores, que han acudido en masa al nuevo, cobran ahora notablemente menos: un 2,6%. El préstamo, con todo, se firmará oficialmente cuando esté concluida la opa y, mientras tanto, los inversores irán recibiendo una remuneración –no durante los primeros 45 días a contar desde ayer– que irá subiendo conforme pasen los meses. Esta fórmula se denomina ticking fee. A partir del día 46 percibirán la mitad del 4,25% y desde el día 91, el total.

El préstamo TLB, además, será más barato si la compañía –los fondos han logrado el préstamo pero después lo traspasarán a MásMóvil y refinanciarán su deuda actual de casi 1.900 millones aunque pondrán de su bolsillo, eso sí, unos 2.000 millones de euros de capital– cumple criterios medioambientales, de responsabilidad social y de gobernanza (ESG). Es el primero en Europa con estas características. Se ahorrará cinco puntos básicos si logra las metas fijadas.

BNP Paribas, Barclays, Deutsche Bank y Morgan Stanley, los coordinadores de la financiación, han triunfad. La operación se lanzó sin tener el visto bueno del folleto por parte de la CNMV, que se espera para septiembre. También Santander ha jugado un papel relevante, al ser el banco agente. Estos cinco bancos y varios más, entre ellos BBVA e ING, han firmado también una línea de crédito por 500 millones a seis años al 3%.

Resultados

MásMóvil reiteró ayer sus objetivos financieros de cara a este año y el próximo, aunque en el rango bajo para este ejercicio, debido a la actual y previsible situación macroeconómica de España, tras el impacto generado por el coronavirus. Prevé un resultado bruto de explotación (ebitda) ajustado de entre 570 y 600 millones. De cara al ejercicio 2021, la compañía espera alcanzar un ebitda ajustado de entre 670 y 700 millones, y está cómoda con el rango alto, gracias a los últimos acuerdos alcanzados.

Normas
Entra en El País para participar