Crisis sanitaria

Moody's alerta de que las autonomías perderán 2.000 millones de ingresos pese a las ayudas estatales este año

La agencia de calificación eleva la necesidad de fianciación de los gobiernos autonómicos de 34.000 a 41.000 millones de euros en 2020

Logo de la agencia estadounidense de calificaciones Moody's.
Logo de la agencia estadounidense de calificaciones Moody's.

La pandemia de coronavirus causará una caída de ingresos fiscales sin precedentes para los gobiernos regionales y locales en las cinco economías más grandes de Europa en 2020-21 (Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y Francia). Así lo ha advertido hoy la agencia estadounidense de calificaciones Moody’s, que precisó que esta périda de ingresos tributarios “impulsará un fuerte aumento de la deuda” de estas administraciones.

En terminos generales, los analistas de esta agencia esperan que la caída general de ingresos para los gobiernos regionales y locales de los citados países alcance los 77.000 millones de euros, o lo que es lo mismo, el 6% de los ingresos totales del sector en 2020.

En el caso de España, Moody’s precisa que, tras las trasferencias que hará el Estado por valor de 5.000 millones a las autonomías para compensar esta pérdida de ingresos, los Ejecutivos regionales seguirán dejando de ingresar 2.000 millones de euros este año por el impacto de la pandemia, alrededor del 1% de los ingresos de explotación de las comunidades. La agencia alerta recuerda que, gracias al nuevo fondo no reembolsable de 16.000 millones creado por el Gobierno, a esos 5.000 millones se les sumarán otros 11.000 millones destinados al gasto sanitario y social a fin de mitigar los efectos de la pandemia este año.

Según estas cuentas, Marisol Blazquez, Assistant Vice President en Moody’s Investors Service y coautora de este informe, explicó ayer: “Las mayores transferencias estatales en 2020 mitigan en parte la caída de los ingresos fiscales de las regiones españolas, pero dado el débil crecimiento de los ingresos tendrán que hacer frente a presiones en 2021-22”. Concretamente, especificó que las necesidades de financiación de las comunidades aumentarán de 34.000 millones en 2019 a 41.000 millones este año. El 79% se utilizará para refinanciación; el resto para cubrir déficits anteriores y pagar deuda comercial.

Así, esta agencia augura que las presiones presupuestarias continuarán los próximos dos años. Durante este tiempo, apuntan que el repunte de los impuestos compartidos se verá compensado por la disminución de las transferencias vinculadas a los resultados económicos del año anterior. Dicho esto, creen que “la carga de la deuda aumentará moderadamente en 2020-2021, mientras que la carga de los intereses seguirá siendo manejable, sostenida principalmente por una financiación estatal barata”.

En general, desde Moody’s esperan que la recaudación del IVA y el IRPF sean las más afectadas por las caídas en las finanzas de las cinco grandes economías europes. También caerán los ingresos por vivienda y transporte. Si bien las aportaciones estatales mitigarán en parte estas pérdidas. Y prevén que Alemania recuperará sus ingresos en 2021, mientras que España, Francia e Italia lo harán sólo después de 2022.

Normas
Entra en El País para participar