Comprar Europcar sería un accidentado viaje de vuelta para VW

Sin sinergias en la operación, el fabricante aspira a un mero 7% de retorno, por debajo de su coste de capital

En la imagen, logo de Volkswagen.
En la imagen, logo de Volkswagen. EFE

Subir la oferta por acciones de empresas de alquiler de coches con problemas se supone que es coto privado de los traders intradía crédulos. Volkswagen no está de acuerdo. El fabricante de automóviles alemán de 71.000 millones de euros está considerando la compra de Europcar Mobility. El jefe, Herbert Diess, puede tener en mente usar los locales de Europcar para ofrecer viajes compartidos. Pero la caída en picado de los alquileres y la alta deuda implican que los rendimientos económicos serán desiguales.

Si Diess hace una oferta, sería un viaje de ida y vuelta de unos 14 años, cuando Volkswagen vendió el negocio al fondo Eurazeo, que cotiza en la Bolsa de París, por unos principescos 3.100 millones de euros en 2006.

A pesar de que Eurazeo sacó a cotizar el negocio a un valor de capital de alrededor de 1.800 millones de euros en 2015, la inversión ha sido un desastre. El elevado apalancamiento y un mercado ultracompetitivo hicieron que las acciones se desplomaran dos tercios incluso antes de que el confinamiento por el Covid-19 golpeara las ventas.

Europcar continúa tambaleándose bajo el peso de 1.400 millones de euros de deuda neta, o más de 4 veces los beneficios anuales antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (ebitda).

Diess tiene razón al pensar que el mercado de alquiler de vehículos acabará recuperándose. Además, la combinación con Europcar permitiría a Volkswagen explotar sus aproximadamente 1.150 ubicaciones en aeropuertos y centros urbanos europeos para ofrecer servicios de movilidad que están creciendo, como los coches compartidos y los alquileres a corto plazo para empresas de VTC como Uber Technologies. También podría impulsar el perfil del próximo coche de batería ID3 de VW, que se enfrentará cara a cara con Tesla, presentando su apuesta de modelo eléctrico a más conductores.

Eurazeo, que posee el 30% de Europcar, está buscando la puerta de salida. Sin embargo, incluso a un precio tan bajo, a Diess le costaría que el acuerdo tuviera sentido desde el punto de vista financiero.

Supongamos que Volkswagen ofreciera a los accionistas 504 millones de euros, un 30% más que el precio de ayer martes. Incluyendo la deuda, eso daría a Europcar un valor empresarial de 1.900 millones de euros.

Sin ninguna sinergia en la operación, los analistas calculan que Europcar obtendrá ganancias antes de intereses e impuestos de 190 millones de euros en 2021, lo que significa que Diess aspira a un mero 7% de retorno, asumiendo una tasa impositiva del 31%. Eso está por debajo del coste de capital probable de Volkwagen. A los accionistas podría convenirles frenar las operaciones de Diess.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías