El BCE señala que los ERTE frenaron la pérdida de ingresos de los hogares

Las familias de la zona euro redujeron sus ingresos un 7%, pero la caída hubiese sido del 22% sin los expedientes temporales de empleo

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (i), conversa con los secretarios generales, de UGT, Pepe Álvarez (c), y de CCOO, Unai Sordo (d), durante una reunión celebrada en el Palacio de la Moncloa.
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (i), conversa con los secretarios generales, de UGT, Pepe Álvarez (c), y de CCOO, Unai Sordo (d), durante una reunión celebrada en el Palacio de la Moncloa. Efe

La crisis del Covid-19 se hubiese ensañado con las finanzas familiares con una fuerza inusitada de no haber sido por los esquemas temporales de protección de empleo, como los ERTE españoles. El supervisor europeo indica en un análisis que estos están "amortiguando significativamente" el impacto de la pandemia en los ingresos de los hogares de la zona euro. El bocado a los ingresos ha sido del 7%, pero se hubiese profundizado hasta el 22% de no haber sido por esta red de salvaguarda del empleo.

El documento pertenece a la próxima edición del boletín económico del instituto emisor y alerta de que pueden existir "diferencias significativas" entre individuos y países. "Estos esquemas no solo ayudan a los hogares a preservar sus ingresos, también ayudan a las empresas a preservar su flujo de caja. Como resultado, menos empleos deberían estar en riesgo hasta que llegue la recuperación económica", puntualiza el informe, realizado por los economistas del BCE António Dias da Silva, Maarten Dossche, Ferdinand Dreher, Claudia Frono y Gerrit Koester.

En este sentido, el supervisor de la eurozona ha asegurado que existe una "sustancial evidencia" de que estos esquemas "disminuyen considerablemente" las pérdidas de empleo en la zona euro en comparación con otros países que no tienen instaurados sistemas similares o estos son escasos, como pasa en Estados Unidos.

El análisis del BCE también recopila, según diferentes fuentes, el número de trabajadores afectados por este tipo de mecanismos similares a los ERTE. En primer lugar se sitúa Francia, con 12 millones de trabajadores afectados (el 47% del total), seguida de Alemania, con 10 millones (el 24% del total); Italia, con 8,5 millones (el 44% del total); España, con 3,9 millones (el 23% del total) y Países Bajos, con 1,7 millones (el 21% del total).

Mientras que en Alemania y España las prestaciones se pagan directamente a los empleados, en los Países Bajos, Francia e Italia los empleadores reciben un subsidio para financiar sus pagos a los empleados. En los distintos países esos planes pueden reflejarse en las estadísticas de distintas maneras, según la clasificación decidida por Eurostat.

"Si las prestaciones se pagan directamente a los empleados y se registran como transferencias sociales, mientras que los sueldos y salarios disminuyen en relación con el número de horas trabajadas, estos planes pueden mostrar un fuerte descenso en la compensación por empleado", valora el banco central. En cambio, en los países en que "un plan se basa en un subsidio pagado a los empleadores, que siguen pagando los salarios completos por un número reducido de horas trabajadas, los planes pueden implicar una mayor compensación por hora".

Normas
Entra en El País para participar