Juego

S&P alerta de un posible impago de Codere y rebaja su nota a CCC-

La compañia de juego necesita liquidez y una refinanciación para su deuda que vence en 2021

S&P alerta de un posible impago de Codere y rebaja su nota a CCC-

Standard & Poor's da un nuevo mazazo a la compañía de juegos Codere, a la que le ha rebajado el rating un escalón, hasta CCC-  con perspectiva negativa, desde CCC. Este nivel supone un terreno de riesgos sustanciales de impago. "Existe peligro creciente de que Codere desencadene un evento específico de impago en los próximos seis meses, considerando la presión sobre la liquidez y los covenants", sentencia el informe. Las acciones de la operadora de juego caen más del 6% este miércoles.

Sus bonos se están negociando siempre muy por debajo de la par, y la posibilidad de reestructurar o refinanciar las acciones sobre la a medio plazo, en particular en relación con los vencimientos a plazo de 2021 del grupo, está encima del tapete.

Un impago de más alto espectro podría surgir de la falta de pago de intereses o de una crisis de liquidez, pero la agencia observa puntos positivos. El grupo pagó su último cupón de mayo de 2020 dentro del período de gracia y entiende que está en las etapas avanzadas lograr facilidades de liquidez adicionales.

El grupo de juego retrasó el pago del cupón que debía abonar el 30 de abril como parte de su emisión de bonos de 500 millones de euros y 300 millones de dólares. Finalmente, el abono, de 28 millones de euros, se realizó dentro del periodo de gracia previsto por un mes.

Codere busca alternativas para alcanzar la liquidez necesaria que blinde el futuro del grupo de juego español aún en plena pandemia coronavírica. Una de ellas es negociar con sus actuales accionistas –una pléyade de hedge funds, así como los fundadores, los Martínez Sampedro– una solución, o bien a través de una ampliación de capital o bien con un préstamo participativo, según indican fuentes próximas a la operación.

Codere ha retomado en las últimas semanas el intento por refinanciar su pasivo que ya había explorado el año pasado, de la mano de Bank of America. Un proceso que se bloqueó al encontrar Codere inconsistencias por 18 millones en sus cuentas en Latinoamérica.

La compañía se dio entonces de plazo hasta marzo para refinanciar sus 775 millones en bonos, que vencen en 2021. El pasado 27 de abril anunció que retrasaba un mes el pago del cupón de sus bonos, un periodo de gracia para evitar el concurso de acreedores en el que la empresa afirmó que trataba de recabar 100 millones de financiación. En este caso, Credit Suisse pilota la operación. Una portavoz de la compañía indica, eso sí, que la firma cuenta con la caja suficiente para abonar el interés de su pasivo cotizado.

Normas
Entra en El País para participar