Sánchez anuncia un plan de estímulo para la automoción de 3.750 millones

El programa, que se presentará este lunes, contempla ayudas a la compra de eléctricos y un cambio en la fiscalidad

Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparece en rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa este domingo 14 de junio. Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció este domingo planes de impulso a la automoción y el turismo, dos sectores que consideró estratégicos para la recuperación de la economía española, así como una serie de recomendaciones para la vuelta de los niños a las aulas a partir de septiembre. Las clases quedaron suspendidas durante el estado de alarma sanitaria, que finalizará el próximo domingo con la reapertura de las fronteras con la UE excepto con Portugal.

Para la industria automovilística, que se ha visto sacudida en las últimas semanas por el cierre de la factoría de Nissan en Barcelona, anunció que mañana se presentará un plan de impulso de 3.750 millones de euros, que contemplará financiación para inversiones, la renovación del parque automotor, incentivos a la compra de vehículos eléctricos y ayudas especiales para las familias con menos recursos, a fin de que "nadie se quede atrás en este proceso".

El plan, que se dará a conocer mañana lunes en un encuentro en el Palacio de la Moncloa con representantes del sector, contemplará también ayudas a la inversión en I+D y a la formación profesional, y un cambio en la fiscalidad "que dote de mayor competitidad" a la industria española.

Sánchez destacó que la automoción aporta una décima parte del PIB y una quinta parte de las exportaciones y genera casi 2 millones de empleos, 650.000 de ellos directos. "Tenemos que ofrecerle un plan integral que dé respuesta a sus necesidades y le acompañe en la transición a una movilidad sostenible y conectada, coherente con nuestros ambiciosos objetivos de mitigación del cambio climático", afirmó.

Reapertura de fronteras y turismo

El mandatario confirmó también que, tal y como se lo comunicó esta mañana a los presidentes autonómicos, el próximo domingo 21 de junio se levantarán los controles de las fronteras con los países de la UE con los que haya reciprocidad, excepto con Portugal. En el caso del vecino ibérico, la medida se pospondrá hasta el 1 de julio, al igual que con el resto de países fuera de la zona Schengen.

El presidente se congratuló de anunciar esta medida un 14 de junio como el de hace 35 años, cuando varios países europeos firmaron el Acuerdo de Schengen, que suprimió los controles en las fronteras interiores y "que marcó el camino hacia la integración" europea.

"La medida supone que a partir del 21 de junio desaparecerá la obligación de cuarentena para viajeros que entren en nuestro país, excepto con las fronteras terrestres con Portugal, que se pospondrá hasta el 30 de junio", precisó.

La reapertura de la frontera con Portugal se celebrará el 1 de julio con un acto "muy especial y emotivo" en una ciudad española y portuguesa, al que asistirán el presidente portugués Marcelo Rebelo de Sousa, el primer ministro António Costa y el rey Felipe VI.

El Gobierno presentará el jueves un plan de impulso al turismo, del que Sánchez no avanzó detalles

En cuanto a los países ubicados fuera de la zona Schengen, aclaró que las restricciones se mantendrán hasta el 30 de junio, conforme a lo consensuado con sus homólogos comunitarios. A partir de ese día, las fronteras se abrirán para una lista de países "seguros" que elabora la Comisión Europea en base a criterios epidemiológicos, garantías de seguridad sanitaria en el trayecto y reciprocidad.

Ante la "inminente reapertura" de las fronteras, Sánchez anunció que el Gobierno presentará el jueves un plan de impulso del turismo que ha sido diseñado con representantes del sector y en coordinación con las comunidades autónomas, pero del que no avanzó detalles. Únicamente remarcó que el objetivo de este plan es que España pueda recuperarse como segundo país del mundo en visitantes y gasto turístico con la "máxima seguridad sanitaria" posible.

"Si la automoción es estratégica para el país, no lo es menos el turismo, uno de los más afectados por las restricciones a la movilidad que tantas vidas han salvado", afirmó. Recordó que este sector contribuye con más del 12% del PIB y del empleo nacional, por lo que su recuperación es clave para la economía, como ya lo fue en 2008. "Hemos de aprovechar la crisis para transformar las grandes fortalezas de nuestra oferta turística", dijo.

En ese sentido, señaló que la llegada esta semana de 10.900 turistas alemanes a las islas Baleares constituye un "proyecto piloto" que "servirá de mucho para aprender en los próximos meses".

Sánchez anunció estas medidas en una rueda de prensa ofrecida en el Palacio de la Moncloa al término de la decimocuarta y última conferencia de presidentes por vía telemática que se celebra con el estado de alarma, que concluirá el próximo 21 de junio.

Vuelta a las aulas en septiembre

Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa este domingo 14 de junio. Europa Press

El jefe del Gobierno abordó también la organización de la vuelta a las aulas que, señaló, se efectuará en coordinación con las comunidades autónomas. "Los ministerios de Sanidad y Educación han elaborado un documento marco que ha sido presentado la semana pasada y discutido con los consejeros de Educación de las comunidades", informó. Este documento, explicó, establece recomendaciones para las autoridades competentes, "que son las comunidades autónomas", reiteró.

El objetivo de estas recomendaciones, añadió, es que las clases se reanuden en septiembre en un entorno "seguro y saludable", limitando los contactos, ventilando los espacios, reforzando la higiene y tomando medidas para gestionar los casos de contagios.

En ese sentido, precisó que los centros de estudios deberán contar con un plan de inicio de curso y un plan de contingencia que guíe su actuación en caso de presentarse un contagio. Además, deberán nombrar una persona de referencia y un equipo integrado por representantes de los maestros y padres de familia que garantice el cumplimiento de las medidas sanitarias.

Los colegios deberán contar con un plan de contigencia que guíe su actuación en caso de presentarse un contagio

De infantil a cuarto de primaria, las clases deberán impartirse en grupos estables de 15 alumnos, aunque podrán llegar a 20. Para el resto de cursos, las aulas deberán reorganizarse para que entre cada alumno se respete una distancia mínima de metro y medio. La mascarilla, además, será obligatoria en las aulas a partir de quinto de primaria y recomendable para los de primero a cuarto. En infantil no será obligatorio, aunque deberán priorizarse las actividades en espacios al aire libre.

"Somos conscientes de la dificultad para adaptar los centros a la nueva situación, pero es necesario trabajar en ello", manifestó. Por eso, recordó que su administración ha asignado a las comunidades autónomas un fondo no reembolsable de 16.000 millones de euros, de los cuales 9.000 millones podrán destinarse a sanidad y 2.000 millones a educación.

Comisión de evaluación parlamentaria

Al inicio de su comparencia, Sánchez alertó a la población de que el decaimiento de las medidas de contención del brote no debe hacerle pasar por alto que "la amenaza del virus sigue al acecho", si bien toca volver a poner en marcha al país "con total rotundidad".

"La pandemia no ha terminado, basta con volver la vista a América del Norte y del Sur para comprobarlo", advirtió. Recordó que el pasado 13 de marzo, cuando anunció el estado de alarma, en todo el mundo se reportaban 10.000 casos diarios y 500 muertes diarias. "Ayer se reportaron 150.000 nuevos casos y 5.000 fallecidos en un día, lo que significa que el virus es 15 veces más veloz en el mundo que hace tres meses", sostuvo.

Dado que la amenaza de un rebrote continúa latente, informó que se constituirá una comisión parlamentaria de evaluación de la situación sanitaria, "que impulsaremos cuando termine el estado de alarma el 21 de junio".

Sánchez pidió a los partidos políticos que apoyen la aprobación en el Consejo Europeo del Fondo de reconstrucción y recuperación europea Nueva Generación UE propuesto por la Comisión, que está dotado con 750.000 millones de euros, de los cuales 550.000 se repartirán entre los países socios como transferencias directas y 250.000 millones como préstamos, pero que todavía no se ha puesto en marcha por la reticencia de algunos Estados.

En ese sentido, pidió a los partidos "responsabilidad, altura de ideas y, sobre todo, patriotismo" para que el fondo se ponga en marcha lo antes posible.

El mandatario reiteró que se rendirá un homenaje de Estado a los 27.000 españoles que han fallecido por coronavirus, después del 12 de julio, una vez celebradas las elecciones autonómicas en Galicia y País Vasco.

Finalizó su intervención con un proverbio oriental: "Cuando soplan vientos fuertes, algunas personas construyen muros; otras construyen molinos. Nadie esperaba este vendaval, pero ha llegado y nos ha sacudido. Ante él solo caben dos respuestas posibles: o ser muro o ser molino", dijo para reiterar su pedido de unidad frente a la tarea de reconstruir la economía y el empleo.

Normas
Entra en El País para participar