Textil

El plan de cierre de tiendas reducirá la red de Inditex en España a niveles de 2004

Entonces suponía el 60% del total; en dos años será menor al 20%

Inditex tiendas Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Inditex desveló el miércoles pasado la actualización de su plan de optimización de sus tiendas físicas. Un proceso que comenzó en 2012, que aceleró en 2017 y que, entre este año y el que viene, intensificará para ponerle el final definitivo tras casi 10 años. Esta última etapa estará marcada por el cierre de entre 1.000 y 1.200 establecimientos a nivel global, contando 2020 y 2021, y la apertura de 150 tiendas en cada uno de estos años, según anunció su presidente, Pablo Isla. Por tanto, el saldo anual será el cierre neto de entre 350 y 450 puntos físicos, que irá ligado a un impulso del canal online para que suponga el 25% de las ventas en 2022.

Como desglosó la compañía, España sera el país que, de manera individual, más sentirá esta estrategia. En el mercado doméstico se cerrarán entre 250 y 300 establecimientos en estos dos años, aunque sin afectación al empleo. De esta forma, Inditex hará un viaje al pasado de manera exprés: al concluir el ejercicio 2021, que lo hará el 31 de enero de 2022, el gigante textil tendrá en España una presencia semejante a la que alcanzó en el ejercicio 2004, aunque entonces la estrategia era la contraria: la red crecía a dobles dígitos de forma constante desde el ejercicio 1998. En los seis siguientes, Inditex prácticamente triplicó el número de tiendas en España y estas representaban el 60% del total.

Según la previsión de Inditex, el mercado nacional pasará de los 1.580 puntos de venta que tenía en enero de este año a una horquilla de entre 1.280 y 1.330. Su peso respecto al global caerá al 20%. El cálculo no tiene en cuenta posibles aperturas. El grupo no desglosó cómo repartirá esas 150 tiendas nuevas que abrirá al año, pero la tendencia que se puede observar desde 2016 invita a pensar que España no será el mercado que más acapare. Ese ejercicio marcó el punto de inflexión definitivo para el tamaño de la red de Inditex en el país, con un cierre neto de 39 locales. Sumados los tres ejercicios siguientes, la contracción neta ha sido de 246 establecimientos.

Al tiempo se han abierto grandes tiendas como la de Bilbao, inaugurada en 2018, con 4.000 metros cuadrados de superficie comercial. Un ejemplo que es utilizado frecuentemente por Pablo Isla para resumir la estrategia con la gestión de su superficie comercial. También lo hizo en su conferencia con analistas del miércoles.

“En Bilbao contábamos con cuatro tiendas pequeñas y las concentramos en una muy relevante que en cuanto a espacio estaba ligeramente por encima de la suma de esas cuatro juntas. En ventas, está por encima. En gestión del inventario, hemos gestionado la operativa con mucho menos stock de lo que pasaba en las otras”, analizó Isla, resumiendo que estas nuevas tiendas son “muy rentables”.

Otros ejemplos de inauguraciones en España son los del Zara del paseo de Gracia de Barcelona, con otros 4.000 metros cuadrados de superficie. Esta se reabrió en septiembre pasado, pero este otoño incorporará la sección de caballeros, lo que hará extender su superficie hasta los 5.500 metros.

13 cierres desde febrero

Ese proceso de cierres también continuó en el primer trimestre del año. Según los datos actualizados ayer por Inditex, a 30 de abril contaba con 1.567 puntos de venta en España, lo que supone una reducción de 13 unidades respecto al 31 de enero de este mismo año, cuando cerró el ejercicio 2020.

Según lo anunciado el miércoles por Isla, la optimización a nivel global “se centrará principalmente en tiendas pequeñas, sobre todo entre los conceptos más jóvenes”, algo que también se intuye en la evolución de esos últimos tres meses: Bershka tuvo cuatro cierres netos y Pull & Bear tres, al igual que Stradivarius. Zara [sumada Zara Kids] también tuvo la misma cifra, mientras que Massimo Dutti y Zara Home se mantuvieron estables, mientras que Uterqüe, la enseña especializada en prendas de mayor valor, ganó una unidad.

Esa evolución de los últimos tres meses es parecida a la que se ha observado desde la finalización del ejercicio 2011, cuanto se alcanzó el número máximo de tiendas abiertas en España con 1.932. Desde entonces y hasta el 31 de enero de este año se ha acometido el cierre neto de 350 puntos de venta. De estos, el 45% han correspondido a Bershka y Pull & Bear. En el primer caso 80 cierres y en el segundo 77. Zara solo se ha contraído en 30 unidades en ese periodo, lo que refuerza la idea de que el buque insignia seguirá siendo básico en la estrategia a pie de calle de Inditex en España y también en el resto del mundo.

En este sentido, los principales proyectos de nuevas tiendas tienen a Zara como protagonista. Son los casos de la nuevas tiendas de Edimburgo (Escocia), Riad (Arabia Saudí), Bogotá (Colombia) o en la calle Wangfujing de Pekín, que será la más grande de China y la “más tecnológicamente avanzada”, según Isla. Esta contará con 3.500 metros cuadrados.

CC OO pide abrir un diálogo para tratar la optimización

Diálogo. La representación del sindicato CC OO en Inditex ha solicitado a la compañía abrir una mesa de diálogo a nivel estatal para tratar el anunciado cierre de entre 250 y 300 tiendas en España entre este año y el próximo. Según lo comunicado ayer por la textil, las plantillas de los países donde se acometa esta optimización de la red “permanecerán estables y, al igual que a lo largo del periodo 2012-2020, se ofrecerán nuevos puestos a todos los trabajadores de los establecimientos absorbidos, para cubrir las nuevas necesidades generadas por la integración online y los envíos individualizados a clientes.

Normas
Entra en El País para participar