Globalia y Barceló posponen la fusión de sus agencias de viajes hasta 2021

El desplome del negocio por la crisis del coronavirus obligará a recalcular el valor de cada una de las empresas

Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia
Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia

Tras varios meses de espera, Globalia y Barcelo obtuvieron el pasado 8 de mayo el visto bueno de la Comisión Nacional de los Mercados y Valores (CNMV) para integrar sus estructuras y convertirse en la mayor agencia de viajes de España, tanto por facturación (2.800 millones de euros) como por puntos de ventas (1.500). Solo un mes después, las compañías han optado por posponer la integración, tal y como ha adelantado El Confidencial, ante la erosión que la crisis del coronavirus ha generado en sus negocios y la necesidad de volver a valorar los negocios y los activos una vez digerida la peor parte de la crisis. Fuentes cercanas a la operación hablan del otoño como plazo para retomar esas conversaciones, aunque podría alargarse hasta 2021 ante la incertidumbre sobre cuánto tiempo se prolongarán las restricciones al tráfico aéreo.

En el acuerdo de integración se establecía que la nueva sociedad resultante estaría participada al 50% por Globalia y Barceló, pero que sería esta última la que se encargaría de dirigir el nuevo gigante de las agencias de viaje en España. La parálisis del sector desde principios de marzo obligará a recalcular el valor de las compañías ante el efecto devastador que va a tener en sus cuentas como en su plantilla. Los resultados de las cotizadas ligadas al turismo, correspondientes al primer trimestre, ya han exhibido el impacto negativo con solo un mes de afectación: el beneficio de Amadeus se redujo un 58%, NH perdió 57 millones en ese mismo período y Meliá acumuló 80 millones de pérdidas. Las tres compañías suspendieron el reparto del dividendo correspondiente a los resultados de 2019.

AMADEUS 58,98 0,24%
EDREAMS ODIGEO 3,82 3,66%

Tanto Globalia como Barceló se habían comprometido a no cerrar ningún punto de venta tras la integración de ambas estructuras. Algo que parece poco probable en un escenario de paralización completa de la venta de viajes y que solo podría verse mitigado parcialmente si las agencias de viajes son incluidas dentro de los sectores más afectados por el coronavirus y pueden ampliar sus expedientes más allá del 30 de junio. La primera propuesta del Ejecutivo es alargarlos hasta el 30 de septiembre, mientras que el planteamiento de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) es alargarlos hasta final de año, como poco, ya que cuenta con que no habrá negocio hasta marzo de 2021.

El cierre del tráfico aéreo, la expansión de la enfermedad, el establecimiento de cuarentenas al turismo extranjero y las restricciones a la movilidad del turismo doméstico han provocado un frenazo sin precedentes en la venta de viajes. Y el movimiento más drástico para mitigar el impacto de esta crisis lo tomó Viajes El Corte Inglés, la que iba a ser la gran rival de la nueva sociedad formada por Globalia y Barceló y que tradicionalmente había ocupado el primer puesto por facturación. La división de viajes de El Corte Inglés presentó a finales de marzo un ERTE por fuerza mayor ligado al coronavirus para 1.900 empleados, que volverán a sus puestos de trabajo el 22 de junio si no se lograr una prórroga. En abril hizo lo mismo con un expediente por causas productivas, que afectó a 4.500 trabajadores. De esos últimos quedan en la actualidad menos de 4.000 trabajadores con el empleo suspendido.

El impacto no solo se ha cebado con las agencias con puntos de venta físicos, sino también con las que prestan sus servicios en exclusiva a través del online. Es el caso de Edreams, que presentó en marzo un ERTE por fuerza mayor que afecta a 985 empleados, el 90% de su plantilla en todo el mundo, cuya jornada y salario se han visto reducidos un 40%.

Al menos 100 establecimientos en peligro

Integración. Cuando se anunció la fusión en noviembre de 2019, los sindicatos calcularon que al menos 100 puntos de ventas de Globalia (el 16% del total) estaban en peligro si finalmente se producía la fusión con Ávoris. Muchas de las agencias de ambos competidores estaban situadas prácticamente puerta con puerta, especialmente en el caso de las ciudades medianas y pequeñas, con lo que una integración entre ambos grupos provocaría el cierre inmediato de esas 100 agencias..

Ajuste. Entre 2014 y 2018, la red de agencias de Globalia, fundamentalmente Halcón Viajes y Viajes Ecuador, se redujo desde las 953 a 837. Halcón Viajes perdió 62 puntos de venta y Viajes Ecuador cerró otros 59.

Normas
Entra en El País para participar