Londres y Bruselas lamentan la falta de progreso y la UE avisa de que se acerca “el momento de la verdad”

La cuarta ronda de la negociación del Brexit termina sin grandes avances, aunque con "buen tono"

Brexit negociacion
El negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier.

El negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier, tras una nueva ronda de acercamientos con el Reino Unido, ha vuelto a lamentar este viernes la falta de progresos significativos. La Unión Europea y Reino Unido, que han celebrado esta semana la cuarta ronda de contactos, debaten los términos y condiciones de su futura relación. Sin embargo, a siete meses de que expire el plazo para encontrar un acuerdo que toca demasiados ámbitos, (seguridad, defensa, competencia, comercio, pesca, movilidad de personas...) Londres y Bruselas siguen sin dar su brazo a torcer. "Seguimos lejos de los objetivos marcados", ha señalado Barnier, que acusa a Reino Unido de desviarse de los compromisos adquiridos en la declaración política firmada por los dos bloques. En la próxima ronda de negociaciones, que tendrá lugar a finales de junio o primeros de julio, "estaremos en el momento de la verdad", ha advertido. Barnier ha recordado que esta situación no se puede prolongar eternamente, y que el 31 de octubre debería haber ya un pacto para que pudiese ratificarse antes del fin de año.

El mes de febrero comenzó con el Reino Unido formalmente fuera de la UE. Sin embargo, los británicos todavía siguen ligados económicamente a Europa en lo que es una suerte de terreno transitorio que verá su fin el 31 de diciembre de este año, cuando, siempre que no haya prórroga, se consume finalmente el divorcio. Hasta entonces, Londres y Bruselas tienen que negociar cómo será la relación comercial y económica entre ambos socios una vez eche a andar el año 2021. Pueden pedir una prórroga para prolongar las conversaciones durante uno o dos ejercicios, pero el plazo para esta moratoria termina precisamente con el mes de julio. Por ahora, el Gobierno de Boris Johnson se muestra contrario a esta prórroga. A finales del mes de junio, no obstante, habrá una reunión entre Johnson y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que podría allanar el camino.

El negociador principal de Reino Unido, David Frost, ha confirmado a su vez que el progreso en esta nueva ronda ha sido limitado, sobre todo en lo relativo al acuerdo de libre comercio. El "tono" de las conversaciones, ha subrayado, ha sido sin embargo positivo. “El progreso sigue siendo limitado, pero nuestras conversaciones han sido positivas. Las negociaciones continuarán y nosotros seguimos esperando un buen resultado". Ambas partes, por lo tanto, reconocen que tienen que intensificar las conversaciones e intentar encontrar un punto en común cuanto antes.

El mayor conflicto entre ambos bloques sigue siendo la falta de acuerdo a nivel de pesca y de lo que se conoce como evel-playing field, o campo de juego nivelado. Un acuerdo en este último apartado evitaría que Reino Unido se convirtiese en un lugar más atractivo (en el ámbito fiscal o en los estándares medioambientales, por ejemplo) para el sector empresarial en detrimento de Europa, con una competencia desleal. En lo relativo a la pesca, Europa quiere que los barcos comunitarios puedan seguir faenando en aguas británicas, y pide a Londres un acuerdo equilibrado. La flota española, pero sobre todo la francesa, se verían seriamente dañadas si en este punto no hay consenso.

El acuerdo comercial entre ambas capitales es otro de los puntos más calientes del debate. Bruselas acusa a Londres de querer beneficiarse de las ventajas del mercado único sin permanecer dentro de él, mientras que Reino Unido recalca que la Unión le está exigiendo ciertos estándares, cláusulas y obligaciones que no están presentes en los acuerdos comerciales con otros bloques o terceros países extracomunitarios.

Hay más puntos en conflicto en todas estas negociaciones. También se debaten aspectos como la defensa y la seguridad, la gobernanza del acuerdo (Bruselas quiere un marco y Londres no ve con malos ojos la redacción de varios packs), la movilidad de personas o la difícil casuística de la frontera con Irlanda del Norte.

Normas
Entra en El País para participar