El Banco de Inglaterra avisa a los bancos que deben estar listos para un Brexit sin acuerdo

Reino Unido y la UE afrontan este mes una fase fundamental para avanzar o no en las negociaciones de su relación

Banco de Inglaterra Brexit
El gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey.

Los bancos deberían estar preparados para la posibilidad de un Brexit sin acuerdo, según ha avisado el Banco de Inglaterra este miércoles. Aunque Reino Unido abandonó la UE el pasado mes de enero, en la actualidad está dentro de un periodo de transición que debería finalizar el próximo 31 de diciembre, con un acuerdo entre ambas partes, que esta semana celebran la cuarta ronda de conversaciones.

"Es fundamental para el mandato del Banco de Inglaterra remitir una advertencia a todo el sistema financiero británico sobre los riesgos que podría tener que afrontar", explica el organismo en un comunicado. Su gobernador, Andrew Bailey, mantuvo un encuentro el martes con los princiales bancos del país y les subrayó la necesidad de tener preparados sus planes para un Brexit sin acuerdo, según ha publicado este miércoles Sky News.

"Como ya hemos dicho previamente, la posibilidad de que las negociaciones entre Reino Unido y la Unión Europea sobre una futura relación comercial no lleguen a un acuerdo es uno de los potenciales escenarios para los que los bancos británicos tienen que prepararse en los próximos meses", afirmó el Banco de Inglaterra.

Por el momento, Barclays y RBS han preferido no hacer comentarios al respecto.

Gran Bretaña quiere lograr un compromiso vinculante por parte de la UE sobre el acceso al mercado financiero para evitar que la industria financiera del país quede aislada del bloque, un mercado fundamental para los servicios financieros británicos. Pero Bruselas ha explicado que  los bancos, las aseguradoras y los administradores de activos británicos tendrán un acceso limitado a este mercado, al igual que Estados Unidos, Japón y Singapur.

Recta final de las negociaciones

A finales de este mes, la Unión Europea intentará convencer aBoris Johnson de la necesidad de llegar a un acuerdo y evitar así que el Reino Unido se separe del bloque sin un trato comercial.

Las negociaciones están por el momento estancadas y las últimas conversaciones finalizaron el viernes sin llegar a ningún unto concreto, por lo que la UE pone sus esperanzas en el encuentro a finales de junio entre el premier británico con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. Los representantes comunitarios le dirán a Johnson en qué aspectos la UE podría hacer algunas concesiones, aunque estarán sujetas a que Reino UNido actúe de la misma forma. Si esto sale adelante, se podría llegar a un acuerdo entre ambas partes en la segunda mitad del año.

Pero no hay ninguna garantíua de que Johnson acepte la propuesta. De hecho, el portavoz del primer ministro británico, James Slack, rechazó el martes estas propuestas, que calificó de "una ilusión de la UE". El Gobierno británico ya ha amenazado con abandonar las negociaciones este mes si no se avanza de forma adecuada.

En el caso de que ambas partes no lleguen a un punto común a final de año, la relación de Reino Unido con la UE pasaría a estar regida por las normas establecidas por la Organización Internacional de Comercio, lo que podría suponer la imposición de aranceles.

Normas
Entra en El País para participar