Maroto asegura que el Gobierno presentará en los "próximos días" el plan de ayudas a la automoción

Las patronales del sector reclaman 400 millones de euros para impulsar la demanda y que no se descrimine ninguna tecnología

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, durante la sesión del control al Gobierno en el Senado, este martes
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, durante la sesión del control al Gobierno en el Senado, este martes EFE

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha anunciado este martes que se presentará en los "próximos días" el plan de reactivación para la industria de la automoción en el que está trabajando el Gobierno junto al sector.

Maroto, en respuesta a una pregunta durante la sesión de control al Gobierno en el Senado, en la que ha comenzado expresando el apoyo del Ejecutivo a los trabajadores de Nissan en Barcelona y a sus familias, ha reiterado que el automóvil es un sector estratégico en la agenda del Gobierno.

Así, ha expuesto las líneas del plan que va a aprobar el Gobierno para el sector de la automoción, que ha recordado que se ha visto golpeado por la caída de la demanda por el Covid-19, con fábricas y concesionarios cerrados.

La renovación del parque mediante la venta de coches menos contaminantes, el impulso a la I+D+i, un cambio de la fiscalidad, el fortalecimiento de la liquidez de las empresas y medidas de ámbito laboral serán los principales ejes del plan, como ya avanzó el domingo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y como reclama el propio sector.

Asimismo, contemplará un "plan integral de apoyo a la industria" y aspectos como la armonización de las distintas medidas sobre movilidad, el hidrógeno 'verde', la cadena de valor de las baterías para coches eléctricos y el uso de las tecnologías de la información para la "nueva movilidad".

Las patronales Anfac (fabricantes), Faconauto (concesionarios), Ganvam (distribución) y Sernauto (proveedores) reclaman 400 millones de euros para levantar la demanda y que no se discrimine ningún tipo de tecnología. Las ventas de coches mejoraron en mayo respecto a abril como era lógico, al ser el primer mes de confinamiento completo y tras hundirse un 96,5%, pero aún así el mercado automovilístico continúa bajo mínimos.

Maroto también ha afirmado que el sector de la automoción se va a beneficiar del plan de recuperación de la Unión Europea (UE) y ha aprovechado para pedir a los partidos políticos un Pacto por la Industria, en el que se reconozca la importancia del automóvil en la industria del país.

Maroto defendió en la reunión informal de responsables de Industria y Mercado Interior de la UE del 15 de mayo un plan específico de recuperación para el sector de la automoción, que genera un volumen de negocio que supone el 7% del PIB del continente y da trabajo a casi 14 millones de personas de manera directa e indirecta.

"Frente común"

Sobre Nissan ha apuntado que se debe hacer un "frente común" para defender los puestos de trabajo y ha explicado que en esa línea se inscribe la reunión que mantendrá esta tarde con la consellera de Empresa, Àngels Chacón, y representantes del Ayuntamiento de Barcelona.

También ha agradecido la carta que grupos parlamentarios y partidos políticos con representación en el Congreso han enviado al presidente de Nissan, Makoto Uchida, en el que manifiestan su "respaldo cerrado" a la continuidad de la actividad de la compañía japonesa en Barcelona.

"Queremos sumar esfuerzos en una lucha que es de todos", ha dicho Maroto, subrayando que este cierre no se ha decidido de un día para otro, sino que es una decisión que viene de lejos y achacable a los problemas estructurales de Nissan en Europa.

Ha recordado que, desde 2017, Nissan ha ido reduciendo su producción en Europa y sus ventas han sido menores a las previstas. También ha indicado que en los dos últimos años el Gobierno ha hecho todo lo posible para garantizar la producción y empleos de la multinacional nipona en la Ciudad Condal.

Normas
Entra en El País para participar