Vuelve la normalidad comercial a las telecos: el Gobierno reabre las portabilidades

Las telecos deberán mantener el servicio al usuario mientras dure el estado de alarma aunque no pague

Euskaltel celebra la decisión del consejo de ministros

Vuelve la normalidad comercial a las telecos: el Gobierno reabre las portabilidades
Europa Press

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy la propuesta del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital de eliminar las restricciones a las portabilidades en el sector de las telecos, aplicadas con la declaración del estado de alarma, para hacer frente al contagio del coronavirus Covid-19.

La ministra portavoz, María Jesús Montero, ha indicado en la rueda de prensa posterior a la reunión del consejo de ministros que se han puesto fin a las limitaciones a las portabilidades. No obstante, ha indicado que los operadores no podrán cortar el servicio a los clientes, al considerarse esencial, hasta el final del estado de alarma, aunque no pague la cuota correspondiente.

Montero ha destacado que las telecomunicaciones han sido un sector crucial durante el confinamiento de los últimos meses.

En un comunicado posterior, el Ministerio ha precisado que, una vez que todo el territorio nacional está ya en Fase 1 o Fase 2, la eliminación de las restricciones a la portabilidad permitirá que el mercado de las telecomunicaciones recupere su dinamismo y plena operatividad y, al mismo tiempo, se restablezca la capacidad de la ciudadanía de elegir los servicios que mejor se adapten a sus necesidades.

"Una vez entre en vigor el Real Decreto-ley aprobado hoy, quedará derogado el artículo 20 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo y solo permanece la obligación extraordinaria para los operadores de no interrumpir las comunicaciones electrónicas, al tratarse de servicios esenciales, hasta que se dé por finalizado el estado de alarma, incluso en el caso de abonados que no hubieran procedido al pago", señala.

En este sentido, el Departamento de Nadia Calviño ha indicado que las medidas aprobadas  incluyen un procedimiento que facilita a los abonados satisfacer las facturas pendientes de un modo flexible. De esta manera, los operadores estarán obligados a ofrecer un fraccionamiento y aplazamiento de la deuda en la que hayan podido incurrir sus abonados desde la fecha de inicio del estado de alarma y hasta el 30 de junio de 2020.

"El plazo para realizar los pagos fraccionados será de seis meses, salvo que el abonado haya acordado libremente con el operador un plazo diferente y no se podrán devengar intereses de demora ni se exigirán garantías para el fraccionamiento y aplazamiento", ha explicado.

Eso sí, el Gobierno ha establecido limitar las portabilidades para los clientes que no paguen la deuda contraída con un operador. Con este movimiento, parece querer compensar a las operadoras, a las que no se les ha permitido cortar el servicio a usuarios morosos durante el estado de alarma. Según fuentes del sector, sería injusto permitir a los clientes que no paguen el darse de baja y marcharse a otra compañía.

 

Clave para el mercado

En términos generales, las portabilidades son claves para la actividad comercial en el sector, tanto en telefonía móvil como banda ancha fija. Habitualmente, se registran entre 600.000 y 700.000 cambios de operador en el móvil, y entre 100.000 y 200.000 cambios en el fijo.

Para el cliente es fundamental la posibilidad de acogerse a la portabilidad, porque permiten cambiar de operador manteniendo el número.

La limitación de las portabilidades, modulada en los distintos reales decretos del estado de alarma, se implantó para evitar riesgos para la salud de los instaladores que tienen que ir a casa de los clientes a efectuar las tareas técnicas. Así, tras un bloqueo total en los primeros días del estado de alarma, el Gobierno permitió las portabilidades móviles pero limitó las de banda ancha fija, si obligaban a los técnicos a desplazarse a casa de los usuarios.

Con el fin de las limitaciones a las portabilidades vuelve a la normalidad en las actividad comercial en el sector, que puede vivir ahora una guerra de tarifas, tras más de dos meses de bloqueo al cambio de operador.

Compañías

En este escenario, algunas de las operadoras ya se han empezado a pronunciar. José Miguel García, máximo responsable de Virgin telco, nueva marca de Euskaltel para el conjunto del mercado español, ha indicado que su compañía celebra la decisión que ha tomado el onsejo de ministros de eliminar las restricciones a las portabilidades, medida necesaria en su momento.

En un comunicado, la teleco señala que esta medida es un paso vital en el avance social y económico del país dado que la flexibilidad y la calidad son absolutamente claves en todos los ámbitos empresariales para restablecer lo más rápido posible la economía española. "Virgin telco nace con este objetivo: el usuario elige solo lo que quiere y ahorra en lo que no usa. Cada cliente puede decidir acerca de qué servicio le encaja mejor en cada momento. Las telecomunicaciones son esenciales para la competitividad del país y desde Virgin telco trabajaremos sin cesar para aportar a la reconstrucción del bienestar español", ha afirmado.

Normas
Entra en El País para participar