Savia gana músculo con el Covid-19 por el auge de las teleconsultas médicas

La plataforma digital de servicios de salud de Mapfre suma 50.000 usuarios en el confinamiento

Pedro Díaz, Savia, Mapfre
Pedro Díaz Yuste, CEO de la plataforma digital de salud Savia, 'spin-off' de Mapfre.

“Las consultas médicas en remoto han llegado para quedarse”, afirma Pedro Díaz Yuste, consejero delegado de la plataforma digital de servicios de salud Savia, una spin-off de Mapfre con poco más de un año en el mercado que quiere conquistar a los 30 millones de españoles sin seguro de salud privado. Pero, si bien es cierto que el coronavirus ha acelerado la telemedicina en España, el directivo admite que este negocio está aún en fase de pruebas y que hay que ver cómo se consolida tras la vuelta a la nueva normalidad.

Desde el estado de alarma, la compañía ofrece acceso gratuito. De ahí que la plataforma haya ganado 50.000 usuarios durante la cuarentena, hasta un total de 150.000. “Tras la decisión de Mapfre de ofrecer Savia gratis, la cantidad de usuarios y de tráfico se ha disparado. Multiplicamos por cuatro el volumen de uso y estamos cerca de los 100.000, es decir, videoconsultas, chats..., solo en el confinamiento”, detalla en una videollamada.

La ‘spin-off ’ tiene en su cartera 250 empresas

Además, 250 firmas usan ya este servicio, después de que lanzara en febrero, antes de que se extendiera el virus, su línea para empresas a un coste mínimo de 5 euros por empleado. “Son medidas que pueden contribuir a mejorar el absentismo y favorecen la satisfacción del empleado en estos momentos difíciles donde queremos que nos quieran”, comenta. La referencia en telemedicina es EE UU.

En Savia, con 28 empleados y una facturación sin divulgar, conviven dos modelos de negocio para particulares y empresas. Uno freemium, que permite el acceso gratuito a los servicios básicos, con la opción de contratar el paquete prémium por 10 euros al mes, con acceso completo. Aunque el particular puede mantener la versión sin coste y pagar puntualmente por una videoconsulta, explica Díaz Yuste.

Esta plataforma en ningún caso viene a quitar autoridad al médico ni busca sustituirlo por una máquina, solo viene a ayudar a los profesionales

Pedro Díaz Yuste, consejero delegado de Savia

Y el otro es el de pago por uso a través de su marketplace. Por ejemplo, los usuarios pueden comprar una consulta presencial de pediatría en el Hospital HM Montepríncipe o una resonancia magnética de rodilla en la Clínica Cemtro. Una vez allí, solo hay que mostrar el resguardo de la transacción en la app de Savia, “sin papel, con el teléfono”. También ofrece receta electrónica, tendencia en el sector, bajo prescripción médica.

Las especialidades más demandadas son medicina general y pediatría. Pero, al inicio de la pandemia, crecieron las consultas sobre el Covid-19 y las de psicología por el aislamiento, y ahora, a medida que avanza la desescalada, suben las de pediatría, apunta el directivo. Savia cuenta con 200 especialistas de 11 áreas distintas. Para atender el alza de actividad, ha tenido que incorporar a más profesionales: unos 100 del seguro de salud de Mapfre y que hoy ofrecen sus servicios de forma altruista en Savia.

“Esta plataforma en ningún caso viene a quitar autoridad al médico, tampoco a sustituirlo por una máquina, esta tecnología simplemente viene a ayudar a los profesionales”, resalta el CEO.

Datos relevantes

Inversión. En la presentación de Savia, en febrero de 2019, Mapfre anunció una inversión de 24 millones de euros en dos años y el deseo de llegar a 500.000 usuarios en 2023.

Perfil. Destacan los jóvenes digitales que quieren mantener una vida saludable y las familias jóvenes, mamás que consultan pediatras o ginecólogos, dice Pedro Díaz, CEO de la compañía 100% de Map­fre. Respecto a las empresas, la usan desde pymes con cinco empleados hasta grandes con decenas de miles de trabajadores.

Centros. La firma trabaja con los hospitales HM, Quirónsalud, San Rafael, Teknon y Viamed, entre otros.

Lanzamientos. Savia quiere lanzar dos productos pos-Covid a petición de sus usuarios. Uno para bajar de peso, con planes de nutrición y seguimiento de especialistas, y otro para runners, con estudios de la pisada y programa de entrenamiento.

Normas
Entra en El País para participar