Annus horribilis. Casi todos los autónomos facturará menos en 2020

Y unos 300.000 autónomos prevén cerrar su negocio este año, según una encuesta sobre el colectivo.

autónomos coronavirus facturación

Unos 300.000 trabajadores autónomos prevén cerrar su negocio este año y el 92,2% afirma que su facturación disminuirá este 2020. Estos resultados son los que se han obtenido en una encuesta realizada por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

En ella, la Federación ha encuestado a 3.077 autónomos entre los días 15 y 16 de mayo. De momento, aquellos que han participado en esta encuesta, solo un 5,8% señala que su actividad funciona al 100%. Del resto, el 59,1% dice que su negocio está funcionando al 30%, mientras que el 39,7% señala que no han podido iniciar su actividad porque ésta aún no está permitida.

La situación provocada por el coronavirus afectará, a su vez, a las previsiones de facturación de los autónomos, solo el 1% de ellos cree que cerrará el año con una facturación superior a la de 2019 aunque ésta no superará el 20% de las ganancias, mientras que el 3,2% piensa que su facturación será similar a la del ejercicio anterior.

Un 60% menos de facturación

De los que han podido continuar con su actividad, el 69,5%, ha registrado un descenso de su facturación de más de 60%, mientras que el 37,1% reconoce que sus pérdidas han sido del 100%. Tan solo el 1,8% de autónomos asegura que su facturación ha aumentado, aunque solo un 20%, como se refleja en el 52,8% de los encuestados.

En cuanto a los Expedientes de Regulación de Empleo Temporal, el 52% de los autónomos afirma haber realizado un ERTE y hasta ahora solo el 7,4% de ellos ha podido incorporar ya a toda la plantilla; el 25% mantiene el 100% de la plantilla y un 16,6% se ha visto obligado a despedir y reducir la plantilla.

Adaptar los negocios

Entre los obstáculos que encuentran los autónomos a la hora de retomar con garantías su actividad destaca la morosidad. Así, el 40,5% de los autónomos afirma padecerla, frente a un 54,4% que señala no verse afectado por la morosidad pública y privada dentro de la crisis de la Covid-19.

Además de eso, adaptar los negocios para poder abrir durante la crisis sanitaria ha sido otro de los problemas de los autónomos. El 44% afirma que ha sido complejo adaptar su actividad a las normas que se han impuesto frente a un 46,4% que considera que no ha sido un proceso complejo. En ese sentido, la inversión del 57,9% de los autónomos no ha superado los 500 euros.

Medidas para paliar la situación

Sobre las medidas puestas en marcha para ayudarles a retomar su actividad, la mayoría suspende las ayudas establecidas por las administraciones públicas. En concreto, el 69,2% de los autónomos suspende las medidas puestas en marcha por el Gobierno central y el 69,7%, las medidas autonómicas.

Aparte, el 83% se muestra a favor de que se amplíe la prestación por cese de actividad hasta después de verano.

Un 35% de los trabajadores por cuenta propia ha solicitado también financiación al Instituto de Crédito Oficial (ICO) aunque solo se la han concedido al 51%.

Normas
Entra en El País para participar