El nuevo jefe de TikTok tendrá que abrise camino hasta Washington

La red social china necesita a Kevin Mayer, ex de Disney, para manejar las relaciones entre los dos países

Kevin Mayer, nuevo CEO de TikTok, en 2018.
Kevin Mayer, nuevo CEO de TikTok, en 2018. AFP

Kevin Mayer tendrá que aprender algunos movimientos nuevos si quiere triunfar como nuevo consejero delegado de la china TikTok. El ejecutivo saliente de Walt Disney aporta mucho a la fiesta que necesita la red social de vídeos, habitualmente musicales. Era jefe de streaming del gigante del ratón Mickey, y antes, un as de las fusiones. Pero la matriz de TikTok, ByteDance, donde Mayer será además jefe de operaciones, lo necesita también para manejar las tensiones entre Washington y Pekín.

Mayer fue uno de los principales arquitectos de las compras más espléndidas de Disney, desde la de una gran parte de Fox hasta la de Lucasfilm. Luego dirigió Disney+, una iniciativa fundamental para luchar mejor contra Netflix, poniendo en marcha un servicio que ha alcanzado unos impresionantes 50 millones de suscriptores desde su lanzamiento en noviembre.

Mayer estuvo entre los candidatos a suceder a Bob Iger como jefe de la empresa de entretenimiento. Eso no pasó: el consejo de administración eligió al jefe de sus parques temáticos, Bob Chapek. Así que no sorprende mucho que Mayer se buscara otra cosa.

Al ser un ejecutivo establecido en Estados Unidos, ByteDance puede esperar de Mayer que ayude a calmar algunos temores de los legisladores del país en torno a la popularidad de TikTok. Washington ya sospecha de sus empresas de internet locales, como Facebook, Google y Twitter, debido a su capacidad para recoger datos de los usuarios y a la enorme influencia que ejercen. En noviembre, los parlamentarios estadounidenses lanzaron una investigación de seguridad nacional sobre la compra por parte de ByteDance de la predecesora de TikTok, Musical.ly.

Las relaciones Estados Unidos-China se han tensado aún más desde la pandemia. La semana pasada, la Casa Blanca impuso nuevas restricciones a la capacidad de Huawei para acceder a los proveedores estadounidenses, por temor a que Pekín la utilice para espiar. ByteDance y TikTok han logrado desviar las llamadas a comparecer ante los legisladores. Mayer, por su parte, probablemente tenga que abrirse camino hasta Washington.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías