Eurobank presenta un plan de 750 millones para rescatar al turismo en Grecia

La entidad financiera aportará liquidez, financiará proyectos y aplazará hipotecas

Turistas en una playa en Grecia
Turistas en una playa en Grecia

 Grecia toma ventaja en la carrera entre los destinos turísticos del sur para captar turismo aleman este verano. El ministro alemán de Exteriores, Heiko Mass, dejó claro el lunes, en una reunión con sus homólogos de España, Italia, Malta, Chipre, Grecia, Bulgaria o Eslovenia, que el gobierno alemán eliminará el próximo 15 de junio la recomendación a sus ciudadanos para viajar al extranjero, que no da por perdido el verano y que sería importante que no existieran barreras a la movilidad, como la cuarentena aprobada por España al turismo durante la vigencia del estado de alarma. Entre esos países, España e Italia parten con desventaja, al ser los países europeos más afectados por la pandemia, mientras que Grecia, Chipre o Malta cuentan con varios factores a favor, como la escasa incidencia del virus, lo que les ha permitido ya reabrir sus playas, y la posibilidad de controlar de forma más precisa la entrada de turistas por sus fronteras al ser archipiélagos

Eurobank, el tercer banco griego por préstamos concedidos, ha dado un paso adelante esta mañana para garantizar que Grecia estará lista para captar el mayor volumen de turismo este verano. El consejero delegado de la entidad, Fokion Karavias, ha presentado esta mañana un paquete de rescate de 750 millones de euros que servirá para aportar liquidez y garantizar la viabilidad del turismo en Grecia, que genera el 20% del empleo y que se ha visto fuertemente dañado por la crisis del coronavirus. "Eurobank es el banco del turismo en Grecia y no estamos aquí solo en los días soleados. Apoyar al sector hotelero, el corazón de la industria turística, es muy importante para la economía nacional", apuntó en declaraciones recogidas por Reuters durante la presentación de las ayudas

De los fondos, 300 millones se destinarán a financiar proyectos empresariales ya en marcha, 250 millones para aportar liquidez y otros 200 millones para moratorias en el pago del principal de las hipotecas hasta final de año. Preguntado por el hecho de que este plan pudiera generar una nueva ola de impagos, Karavias se mostró optimista con respecto a lo que sucederá en el segundo trimestre. "Estoy seguro que el problema será menor y más manejable que en la crisis de la deuda de 2012", recalcó.

 

Normas
Entra en El País para participar