Las visitas a viviendas para comprar o alquilar ya están permitidas en toda España

Es una de las medidas de relajación que llegan a Madrid, el área metropolitana de Barcelona y la mayoría de Castilla y León

Vista de un escaparate de una inmobiliaria en Madrid.
Vista de un escaparate de una inmobiliaria en Madrid. EFE

Los dos grandes núcleos del mercado residencial español -Madrid y el área metropolitana de Barcelona-, así como la mayoría de localidades de Castilla y León, continúan en la denominada fase 0. No obstante, desde este lunes, en todo el país están permitidas las visitas a viviendas y locales comerciales con clientes que quieren comprar o alquilar, tal y como confirman desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Así, a las zonas que ya se encuentran en fase 1 y fase 2, donde estas actividades están permitidas, se le añaden las áreas que todavía continúan en la primera de las etapas.

Estas actividades solo podrán llevarse a cabo en inmuebles con menos de 400 metros cuadrados que estén deshabitados o vacíos en el momento de la visita. La novedad, que no está recogida en el Boletín Oficial del Estado, forma parte de la batería de medidas de relajación que ha permitido el Gobierno en las zonas que todavía se encuentran en fase 0, y responde a una petición de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad (COAPI) de Madrid y Barcelona.

El Ministerio aclara que, en la fase 0, este colectivo podrá realizar su actividad, “incluyendo la visita de los locales o viviendas que no se encuentren habitados, en coherencia con otras actividades, tales como la ejecución de obras de reforma, que sí tienen expresamente habilitada la actividad en locales o viviendas vacías por orden del Ministerio de Sanidad”. Por tanto, por analogía, es lógico interpretar que la visita a locales o viviendas vacías por estos profesionales estaría permitida, “lógicamente con el mantenimiento de las debidas medidas de seguridad respecto a los demás vecinos del inmueble visitado”.

A su vez, insisten desde la antigua cartera de Fomento, “también se encuentra ya habilitado el desplazamiento de los ciudadanos a establecimientos comerciales con cita previa, actividad que ya se está realizando de forma generalizada por los distintos profesionales en el sector inmobiliario”. Por ello, al igual que están autorizados los desplazamientos con cita previa a estos locales, “se entiende que la visita concertada de estos agentes acompañados de un cliente podría realizarse”.

El Ministerio, no obstante, enfatiza en que tienen que darse algunas condiciones. Por un lado, que la vivienda o local “se encuentre deshabitado, o la visita se realice cuando este se encuentre vacío de sus ocupantes”. Además, el tiempo de permanencia en el inmueble debe ser el mínimo imprescindible para realizar correctamente la gestión.

A su vez, se deben garantizar las adecuadas medidas de seguridad para la prevención del contagio, de protección individual y de distanciamiento, “tanto entre cliente y agente comercial, como con los demás ocupantes de otros locales o viviendas del inmueble, a la entrada o salida de los mismos”. El Ministerio también deja en manos de los respectivos colegios la capacidad de llevar a cabo las recomendaciones oportunas.

En este sentido, los dos colegios ya redactaron una serie de directrices para garantizar la seguridad entrada la fase 1. Así, a la hora de programar visitas, se debe establecer un número máximo de personas, teniendo en cuenta la superficie del inmueble y la distancia mínima posible correspondiente. También se deben espaciar las citas y así evitar cualquier posible aglomeración, y evitar las visitas de puertas abiertas de los inmuebles.

Durante la visita, recalcan los colegios, será obligatorio el uso de mascarillas tanto para los comerciales como para los clientes, y recomiendan el uso de guantes y patucos desechables, tanto para el profesional como para el usuario. También será obligatorio que el comercial lleve un gel desinfectante para manos. El presidente de la Agencia Negociadora del Alquiler, José Ramón Zurdo, explica que se está garantizando la seguridad, con "un número de personas por visita adecuado al espacio, con distancia de seguridad y materiales de desinfección". En la firma de los contratos, por ejemplo, se está impulsando el uso de herramientas biométricas para reducir el contacto con bolígrafos, papeles y contratos. "Una gran parte de este proceso, que tiene que ver con el envío de información, se realiza ya de forma telemática".

A estas normas de los colegios oficiales se les añaden la recomendación de evitar saludos, de garantizar la distancia de al menos dos metros entre personas, de utilizar la escalera frente al ascensor y de no visitar las posibles zonas comunes que tenga el inmueble.

Normas
Entra en El País para participar