Estas son las dos docenas de provincias en las que reabren nuevos negocios el lunes

Madrid, Castilla y León y el grueso de Cataluña no logran pasar a la fase 1 mientras que el avance es parcial en las regiones valenciana, manchega o andaluza

Fase 1 Pulsar para ampliar el gráfico

Algo más de la mitad del territorio español, en el que reside el 51% de la ciudadanía del país, está lista para dar el paso a la fase 1 del plan de desescalada de las medidas de contención desplegadas ante la pandemia del coronavirus Covid-19. Las excepciones, que incluyen a Madrid, Castilla y León, el grueso de Cataluña y Comunidad Valenciana así como varias provincias de Andalucía y Castilla-La Mancha, fueron anunciadas el viernes por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras celebrar una reunión con las distintas comunidades autónomas para valorar si su situación sanitaria permitía avanzar en este esquema de cuatro fases “hacia la nueva normalidad”.

“Al decretarse el estado de alarma teníamos incrementos diarios de nuevos contagios del 35%, hoy estamos por debajo del 0,5%”, celebró Illa, achacando la mejora al “esfuerzo ejemplar de los ciudadanos españoles y al conjunto de trabajadores sanitarios”. “Ha sido posible alcanzar el pico y doblegar la curva. Podemos iniciar la segunda etapa, la desescalada”, dijo, en la que deben primera “la cautela y la prudencia”.

Todos los territorios pasaron la condición sine qua non para avanzar de fase, que es contar con suficientes camas por cada 100.000 habitantes para pacientes agudos o que requieran UCI, o poder contar con ellas en un plazo máximo de cinco días. A partir de ahí, sin embargo, se analizó la tasa de contagio, la evolución de enfermos y fallecidos para dictaminar que buena parte del territorio no está listo para avanzar en la desescalada, bajo el criterio de Sanidad.

Solo Cataluña y Castilla y León habían descartado solicitar el paso de todo su territorio a la fase 1. En su caso, el Gobierno aceptó la propuesta del Govern para que inicien la desescalada solo tres regiones en Tarragona y parte del Pirineo, las zonas menos pobladas. También en el caso de la petición de la Junta de Castilla y León que había pedido mantener en la fase 0 a las grandes ciudades de la región.

El rechazo más sonado a las solicitudes recibidas fue el que Sanidad dio a Madrid, epicentro de la pandemia con casi 70.000 positivos y más de 15.000 muertos, que sí reclamó pasar de fase. Una petición que llevó a dimitir a su directora general de Salud Pública, que consideraba que no se daban las garantías sanitarias para hacerlo.

De otra parte, Sanidad ha decidido dejar fuera del avance a buena parte Castilla-La Mancha, las provincias de Málaga y Granada, en Andalucía, y buena parte de la Comunidad Valenciana.

Según detalló el epidemiólogo al frente de la crisis sanitaria, el doctor Fernando Simón, el lunes pasarán a la fase 1 Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, La Rioja, Navarra, Aragón, Extremadura, Murcia, las islas Baleares y Canarias; y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Además, se da permiso para escalar al siguiente estadio de forma parcial a otros territorios, que incluyen 26 zonas básicas de salud de Castilla y León; tres zonas de Cataluña; 10 áreas sanitarias de la Comunidad Valenciana (una en Castellón, tres de Valencia y seis de Alicante); únicamente Guadalajara y Cuenca de Castilla-La Mancha, así como Almería, Jaén, Sevilla, Córdoba, Cádiz y Huelva, en Andalucía, donde quedan fuera Granada y Málaga.

El Ejecutivo comunicó la decisión tras una reunión con el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en el que han participado el Gobierno y las comunidades autónomas.

Hasta ahora solo El Hierro, La Graciosa, La Gomera y Formentera habían alcanzado la fase 1. A partir del lunes se unirán el resto de territorios mencionados, donde se suavizarán algunas medidas sociales y habrá una reactivación económica que permitirá reuniones de hasta 10 personas en casa o en la calle; reabrir las terrazas de los bares al 50% de capacidad; la apertura de hoteles, excluyendo zonas comunes, comprar sin cita previa en tiendas de hasta 400 metros; acudir a museos o poner el 25% de puestos de los mercados al aire libre.

En la fase 1 de la desescalada se mantienen las franjas horarias por edades, aunque con excepciones en algunas regiones para que los niños puedan salir a la calle en las horas de menos calor, como incluyeron en sus solicitudes varias comunidades autónomas.

Illa avanzó el viernes, en todo caso, que a partir del lunes comenzarán a estudiar las nuevas peticiones de cambio de fase que presente cada territorio a fin de aprobar nuevos avances que se harían efectivos desde el lunes siguiente, el lunes 18 de mayo.

Cuando gran parte del país se prepara para comenzar a relajar las medidas de confinamiento, los indicadores de fallecidos, positivos, hospitalizados e ingresados en UCI han empeorado en las últimas horas. La cifra de nuevos fallecidos por coronavirus aumentaba ligeramente el viernes hasta los 229, son 16 más que el día anterior. La mitad de los decesos los notificaron Madrid y Cataluña (125). En total se acumulan ya 26.299 víctimas mortales con coronavirus y 222.857 infectados.

Normas
Entra en El País para participar