Covid-19

La OMS advierte de que “el riesgo de volver al confinamiento es muy real”

Insiste en que los países deben gestionar con sumo cuidado la transición y hacerlo con un enfoque por fases

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.
El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió hoy de que "el riesgo de volver al confinamiento es muy real" en los países que actualmente están aliviando sus medidas de distanciamiento social, si no se lleva a cabo una adecuada gestión de la desescalada.

El riesgo existe "sobre todo si los países no consiguen gestionar con sumo cuidado la transición y no lo hacen utilizando un enfoque por fases", advirtió Tedros tras anunciar que se han superado los 3,5 millones de casos de Covid-19 en el mundo mientras las muertes rozan la barrera de las 250.000. Además, desde principios de abril, se notifican una media de 80.000 nuevos contagios.

Aunque el número de infectados en Europa Occidental se está reduciendo, Tedros ha advertido de que se están incrementando en los países de Europa del Este, África, sudeste de Asía, del Mediterráneo Oriental y de las Américas.

La OMS insiste en que durante la fase de desconfinamiento debe garantizarse que los contagios están controlados, que el sistema sanitario puede afrontar la transición, que está minimizado el riesgo de rebrotes y que se han tomado medidas preventivas en escuelas y lugares de trabajo.

No obstante, en una rueda de prensa el director general de la OMS ha comentado que dentro de los propios países la incidencia del coronavirus es diferente en cada región, por lo que ha subrayado la importancia de adoptar medidas personalizadas a cada territorio, señalando que el impacto de la pandemia va "mucho más allá" del número de personas contagiadas y fallecidas.

En este sentido, y tras destacar la importancia de proteger a los profesionales sanitarios, Tedros ha subrayado la importancia de priorizar el diagnóstico del coronavirus y la atención a las personas que están en mayor riesgo de contraerlo, asegurando que no se podrá acabar con la pandemia si no se abordan las desigualdades que está provocando.

Dicho esto, el director general de la OMS ha insistido en que para que los países puedan iniciar una desescalada de las medidas implantadas para frenar el virus deben garantizar que hay una vigilancia "firme" de los casos y que la transmisión está controlada; los sistemas sanitarios deben ser capaces de detectar, aislar, probar, tratar y rastrear todos los contactos de un caso confirmado; y que los riesgos de un posible rebrote se pueden reducir "al mínimo" en hospitales y residencias.

También, prosigue, los países deben asegurarse de que cuentan con medidas preventivas en lugares de trabajo y escuelas; que pueden gestionar los riesgos de importación del virus; y que la ciudadanía está completamente involucrada e informada sobre la lucha contra el Covid-19.

"La pandemia ha puesto de manifiesto la importancia que tiene contar con un sistema sanitario sólido y con cobertura sanitaria universal. Los sistemas sanitarios fuertes y resistentes son la mejor defensa contra brotes y epidemias, así como contra las múltiples amenazas a la salud a las que se enfrentan cada día millones de personas en todo el mundo", ha dicho Tedros.

En este sentido, el director general de la OMS ha destacado la necesidad de que a medida que se trabaja para responder a la pandemia del coronavirus, es necesario aumentar los esfuerzos para prepararse para la próxima.

"Si aprendemos algo del Covid-19 debe ser que invertir en salud ahora va a salvar vidas más tarde. El antídoto para esta pandemia es la unidad nacional y la solidaridad global. Juntos, venceremos a Covid-19", ha zanjado.

La OMS no descarta contagios en la Cumbre del Clima de Madrid

La OMS está "vigilante" y "abierto a la posibilidad" de que el Covid-19 ya estuviera en diciembre en Europa e incluso en fechas "más tempranas", aunque en estos momentos no está investigando "de forma proactiva" si la XXV Cumbre del Clima de Chile que finalmente se celebró en Madrid del 2 al 15 de diciembre pudo ser un punto dispersor del contagio.

A la Cumbre anual de la ONU sobre Cambio Climático que se celebró en IFEMA, escenario meses después del mayor hospital de campaña para atender afectados por coronavirus, asistieron, según datos oficiales, unas 30.000 personas procedentes de 190 países.

La duda sobre la fecha de llegada de los primeros casos del coronavirus a Europa está abierta. De hecho, este domingo la revista científica Science Direct publicó un informe que adelantaba en un mes la cronología del primer caso positivo de COVID-19 detectado en Francia, desde el 24 de enero hasta ahora confirmado al 27 de diciembre. El estudio apunta que a finales de diciembre el virus ya podía estar circulando en el país galo.

Ese contagio sería también anterior al primer caso comunicado por China a la OMS, el 31 de diciembre de 2019. Según lo conocido hasta ahora del SARS-COV-2 el periodo de incubación hasta que se producen los primeros síntomas pueden ser de 1 a 15 días, por lo que el contagio podría haberse producido en torno al 10 o el 12 de diciembre.

Respecto a la posibilidad de que el virus ya circulara durante las fechas de la celebración de la Cumbre del Clima, que tuvo lugar del 2 al 15 de diciembre, han añadido que permanecen "vigilantes y con la mente abierta", sin embargo la OMS "no está investigando de forma proactiva esta cuestión en este momento".

Normas
Entra en El País para participar